Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

VERDADES Y RUMORES|Las lecturas y dudas que deja la huida de Leopoldo López

EFRAÍN RINCÓN|Los desafíos de la democracia en América Latina

ANTONIO DE LA CRUZ|Escenario electoral presidencial en Estados Unidos

MARLON JIMÉNEZ|La maldición del “Charro Negro”

ANÁLISIS PAÍS|Se profundiza la improvisación, se profundiza la crisis

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Definitivamente el Gobierno no termina de entender el tamaño de la crisis nacional. La última decisión de incrementar la unidad tributaria y su efecto en el aumento del bono de alimentación, es otra improvisación más en el marco del esfuerzo de propaganda que pretende hacer ver que están protegiendo el salario integral del trabajador venezolano, cuando en realidad están acabando aún más con la calidad de vida de los ciudadanos.

El régimen liderado por Nicolás Maduro no logra recuperar la gobernabilidad sobre la economía. La inflación ya es incontrolable en el marco del modelo chavista. Mientras que el mercado cambiario sigue evolucionando al ritmo de Dolar Today. El Gobierno no controla el país y tampoco atina a corregir las distorsiones económicas.

En el País Político, avanza la operación de aniquilación de los partidos políticos, opositores y oficialistas, por parte del Consejo Nacional Electoral. El proceso de renovación de los partidos se convertirá en una misión imposible para la mayoría de las organizaciones, pero además acaba con la posibilidad de realizar elecciones a mediados de este año.

En el País Social, los resultados de la última “Encuesta de Condiciones de Vida de los Venezolanos” (ENCOVI 2016) no podían ser peores. 82% de los hogares venezolanos están en situación de pobreza y 52% se ubican en el grado de pobreza extrema ¿Qué hace el Gobierno ante esa realidad? Mirar hacia otro lado. Su prioridad sólo es política.

PAÍS político

CNE. El Poder Electoral sigue adelante con su operación que busca aniquilar a la mayor parte de los partidos políticos, mediante un imposible proceso de renovación que acabará con las minorías. Tal como se ha comentado esa aberración no solo afecta a los partidos de la MUD, sino también a la mayoría de los aliados del PSUV en el Gran Polo Patriótico. Ya el Partido Comunista renunció a participar, mientras otros como el PPT han levantado su voz de protesta. Ese proceso no sólo está siendo usado para destruir a los partidos, sino que también es el argumento ideal para posponer las elecciones regionales que debieran realizarse en el primer semestre del año, según anunció la propia Tibisay Lucena a finales de 2016.

MUD. La coalición opositora dio a conocer su nueva organización partiendo del proceso de reestructuración. La sociedad civil ahora tiene mayor participación y lo que conocía como el G4, ahora fue ampliado a 9 los partidos que la integran. A priori parece acertada la reestructuración, pero eso tendrá que validarse a través de los resultados. Ahora la MUD debe trabajar para reconectar con el pueblo disidente que está muy molesto por lo que fue su conducta al sentarse en el diálogo y abandonar la agenda de calle, lo que le dio más tiempo al Gobierno para intentar recuperar su fortaleza. Y para ello necesita mostrar y demostrar que de verdad están unidos, pero que además sus propuestas sean convincentes para la mayoría de los venezolanos que desea un cambio. A pesar de los problemas que enfrenta, la MUD sigue teniendo un importante aliado: la crisis que en vez de disminuir, se profundiza.

Sucesión. Y tal como lo analizamos en Verdades y Rumores el proceso de sucesión presidencial se trancó, a raíz de las serias acusaciones y acciones emprendidas por el Gobierno de los Estados Unidos contra el Vicepresidente de la República, Tareck El Aissami, quien prácticamente quedaría descartado para ocupar la Presidencia de la República, mientras no demuestre que los señalamientos hechos contra él son falsos.

OEA. Tomando en cuenta la posición crítica del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, además de los cuestionamientos de varios países como Argentina y Brasil, se puede presumir que se acercaría la activación final de la Carta Democrática contra el Gobierno de Nicolás Maduro, con el propósito de buscar mecanismos que permitan la restitución de la democracia en Venezuela. Recordemos que esos procesos diplomáticos son muy silenciosos y sólo se conocen detalles cuando se convocan a reuniones, en este caso de la OEA, y se toman decisiones.

PAÍS económico

Medidas. Ya es incuestionable la ausencia de gobernabilidad del régimen sobre la economía. De hecho pareciera que no entienden a cabalidad el problema que afecta al país. A esa conclusión puede llegar cualquier venezolano sin mucho conocimiento económico, al ver que el Presidente aprueba un ajuste de la Unidad Tributaria a Bs.  300 y casi que celebra que eso elevará el bono de alimentación a Bs. 108.000 cuando la verdad es que tendrá un impacto brutal en los precios y seguramente el aparato de propaganda oficial querrá hacer ver que eso es una medida de protección del salario integral de los trabajadores, cuando es un error que saldrá costoso. Es tan grande el desbarajuste oficial en relación con la economía que aún el país espera el supuesto “Golpe de Timón” que anunció el Vicepresidente a comienzos de año y tampoco se sabe nada sobre el nuevo sistema cambiario, que según el ministro Ramón Lobo sería explicado por el primer mandatario nacional. Mientras tanto, la inflación desbocada dinamita la capacidad de compra de los venezolanos y Dolar Today sigue siendo el marcador cambiario en el país. Y las consecuencias las paga el venezolano que está pasando por serias calamidades.

Reservas. Los ahorros del país en las cuentas del Banco Central de Venezuela sufrieron una merma de $104 millones al cerrar en $10.478 millones.

Petróleo.  El precio promedio de la cesta petrolera venezolana tuvo un leve repunte de $0,66 al ubicarse en $46,34.

Dólar. La tasa Dicom está a punto de superar la barrera de los 700 bolívares, ya que en la semana anterior cerró en Bs. 697,56 con un incremento de Bs. 6,15.

Indicadores. El BCV sigue escondiendo las cifras del comportamiento de la economía.

PAÍS social

Crisis. Las secuelas de la crisis en la mayoría de los venezolanos son irrefutables. La última “Encuesta de Condiciones de Vida de los Venezolanos” (ENCOVI 2016) arroja resultados muy ilustrativos del daño que está causando el modelo socialista en las mayorías. 82% de los hogares son pobres y 52% se ubican en pobreza extrema. 32,5% de los venezolanos (9.6 millones de ciudadanos) están comiendo apenas dos veces al día o menos, pero además la calidad de lo que ingieren es muy baja. Estas consecuencias de la crisis ya son evidentes con la cantidad de niños y adultos que acuden a los centros hospitalarios con severas señales de desnutrición ¿Y qué hace el Gobierno frente a esto? Nada, pues su prioridad es política.

Inflación. Si el incremento en los precios durante los pocos días que han transcurrido de 2017 había sido significativo, ahora será mucho peor con el nuevo ajuste del bono de alimentación que se origina con el aumento de la Unidad Tributaria. Ningún incremento en el salario integral será efectivo, si el Gobierno no logra controlar el fenómeno inflacionario.

Escasez. El consumidor venezolano no sólo debe lidiar con los altos precios en alimentos, medicamentos y el resto de los bienes de consumo; sino que además la escasez cada día es más pronunciada. Incluso en los productos importados en el marco del Plan de Abastecimiento Complementario hay menos disponibilidad. La escasez se profundizará en la medida que el Gobierno tiene menos divisas para importar y además en la misma proporción que los empresarios privados tengan más problemas para acceder a dólares en el mercado negro.

 

Darwin Chávez|@VerdadesRumores

 

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad