Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

VERDADES Y RUMORES|Las lecturas y dudas que deja la huida de Leopoldo López

EFRAÍN RINCÓN|Los desafíos de la democracia en América Latina

ANTONIO DE LA CRUZ|Escenario electoral presidencial en Estados Unidos

MARLON JIMÉNEZ|La maldición del “Charro Negro”

JOSÉ PONS ¿Un vía crucis que pronto acabara?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Andamos en una cuenta regresiva, clara, contundente y cuyas características políticas, sociales y económicas, se suman en una conciencia social, por cierto muy alejada a la conciencia del actual estamento político, sea el PSUV y la MUD, para entender que sea una o la otra. La nueva democracia venezolana está muy alejada a estos semilleros. De los cuales, hemos podido padecer, vivir y entender que los más perverso del alma humana está depositada en estos pocos hombres y mujeres que pretenden seguir en el poder político del País.

La floreciente sociedad con conciencia democrática, ajustada a los tiempos posmodernos, producen en todos los factores necesarios respuestas que consoliden la nueva Patria. Los hacedores del conocimiento, los aguerridos y valientes aportan vitalidad y coherencia en los diferentes constructos, sea en el nuevo despertar del Estado Psicosocial Latinoamericano, y propuestas especificas a razón de abordar la crisis ahondada en el hambre y el populismo revolucionario.

Los grupos de resistencia, de profesionales preparados con aval político y no meramente solapados en el estigma de la juventud, estamos haciendo Patria. Grande, respetuosa de los DDHH, con visibilidad y gran pasión del nuevo amanecer venezolano. Donde el ciudadano, las familias y las comunidades, ante su realidad, el Estado otorgara las posibilidades y el apoyo a una vida digna y cuyos valores morales basado en el trabajo, la educación y generación de oportunidades generaran una existencia, como, la debida movilización ascendente de las sociedades.

La participación del coro internacional, los grupos de resistencia, un estamento político interesante que viene labrando nuevos derroteros, propuestas y líderes genuinos van acicalando la necesaria reconversión nacional. Por cierto, hay que resaltar el esfuerzo de Claudio Fermín, Eduardo Fernández y Felipe Mujica, en ese periplo que han calificado con el nombre de “Por Venezuela”. Ofreciendo así un concepto hinchado del “Espíritu de Nación” necesario hoy en día y la convicción de estadista creadora y pertinente. A estos venezolanos, nuestra estimación y respeto.

En el marco de este “vía crucis” la afirmación del Presidente Donald Trump, acerca de la liberación de Leopoldo López, fue sellada en su twitter personal con la frase “inmediatamente” y las declaraciones del Secretario General de la OEA, exigiendo la aplicación de la Carta Democrática; son hechos que permiten vislumbrar el inicio de fin o el ocaso, del actual régimen venezolano; por lo menos eso espera el 80% de los venezolanos que aun viven o subsisten a esta debacle donde se juegan la vida de muchos compatriotas. El país soporta con gallardía, entre buscar más ingresos, comida y medicamentos pasan los días, acumulando el terrible asqueo de la indiferencia de quien hoy por hoy, se ha convertido en el verdugo del pueblo. A ello, deberemos prepararnos, para que no sea el odio que nos motive, sino, la sed de justicia, que tarda, pero siempre llega.

 

@joseponsb|El Estado Psicosocial Latinoamericano

¡SUSCRÍBETE! La información de alto valor estratégico es una inversión para lectores inteligentes…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad