Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

ANÁLISIS PAÍS|La lucha de la oposición sigue estancada

SÍNTESIS DEPORTIVA|Caras nuevas en la convocatoria de la Vinotinto

¡CAMPAÑA! Contribuye con el periodismo libre en Venezuela

EDITORIAL|Las pésimas señales que emergen desde la oposición

PABLO PÉREZ|La incontrolable diáspora

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Una de las peores secuelas de la crisis que vive el país, es la masiva migración de venezolanos hacia otros países, tratando de encontrar la tranquilidad y la estabilidad que ya no consiguen en Venezuela. Eso no es el resultado de ninguna campaña mediática, es la consecuencia de un régimen que ha tratado de desmantelar a la sociedad venezolana.

Y dentro de la enorme diáspora de venezolanos que hoy están dispersos hasta en las zonas menos pensadas, es lamentable ver como la juventud representa la mayoría de quienes han decidido emigrar para buscar un presente y un futuro. La cantidad de jóvenes que hoy se van es impresionante. Muchos ni siquiera terminan sus estudios, porque temen que si esperan demasiado no podrán salir del país.

¿Eso es culpa de los medios?

¿O es culpa de la oposición?

No, es culpa de un Gobierno que dinamitó el tejido social, que dejó que la inseguridad se apoderara de la paz ciudadana, que acabó con la empresa privada, que erosionó la calidad de vida de los venezolanos y que con la locura del supuesto “hombre nuevo” ha querido ideologizar y controlar a todos los venezolanos.

Y crearon a un “hombre nuevo” y que se ejemplifica en una generación de jóvenes que está en vías de perderse, bien sea porque una parte se dedicó al delito, mientras la otra corre el riesgo de ser la víctima de esos delincuentes “nuevos”. De este último grupo los que pueden se van para tener posibilidades de éxito.

Esa es una realidad que por más que pretendan ocultarla, esta ahí visible y clara como una expresión del desmantelamiento de un país, de la fuga de un talento humano ilimitado y de la irracionalidad de quienes pretenden apropiarse eternamente del poder así terminen gobernando sobre las cenizas de lo que fue un país con paz y altas posibilidades de progreso.

No podemos seguir permitiendo que la diáspora de venezolanos siga creciendo. Hay que luchar por esos jóvenes que representan el futuro. Tenemos que trabajar para garantizarles educación y trabajo. Pero eso pasa inexorablemente por un cambio del modelo.

Con el actual Gobierno no hay oportunidades para las nuevas generaciones. Ellos quieren controlarlos, someterlos y resignarlos. No lo van a lograr porque el bravo pueblo venezolano se impondrá a la insensatez y el autoritarismo. No sólo lograremos evitar que más jóvenes de vayan, sino que conseguiremos que quienes se fueron regresen.

 

@PabloPerezOf

¡SUSCRÍBETE! La información de alto valor estratégico es una inversión para lectores inteligentes…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad