Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

¡CAMPAÑA! Contribuye con el periodismo libre en Venezuela

ANÁLISIS PAÍS|La lucha de la oposición sigue estancada

NOTAS LIBERTARIAS|Salarios de hambre

SIN ANESTESIA|Fuga o negociación

LUIS RAMÍREZ|El mobbing laboral

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

En el ámbito laboral  el “mobbing” o “bullying” o acoso moral al trabajador ha sido conceptualizado por  el prestigioso Psicólogo y Profesor de origen alemán Heinz Leymann como una situación en la que una persona (de forma excepcional un grupo de personas) ejercen violencia psicológica extrema, de forma sistemática y recurrente como media una vez por semana y durante un tiempo prolongado como media unos seis meses sobre otra persona o personas en el lugar de trabajo con la finalidad de destruir las redes de comunicación de la víctima o víctimas, destruir su reputación, perturbar el ejercicio de sus labores y lograr que finalmente que esa persona o personas acaben abandonando el lugar de trabajo, para este autor este se produce entre trabajador que se encuentra en posición de inferioridad, ya sea jerárquicamente o de hecho, respecto del agresor.

Mientras que la Ley Orgánica del Trabajo, Trabajadores y Trabajadoras lo define, como el hostigamiento o conducta abusiva ejercida en forma recurrente o continuada por el patrono o sus representantes, que atente contra la dignidad o la integridad biopsicosocial de un trabajador.

La Ley establece sanciones para quienes haciendo uso de su superioridad jerárquica, abuse y acose de forma constante a un trabajador pues ella reconoce al trabajo como un proceso social que debe estar libre de perturbaciones y el acoso “mobbing” o “bullying degrada las condiciones del ambiente laboral, pues esta conducta patronal afecta la salud integral de trabajadoras y trabajadores, por ello el artículo 166 del L.O.T.T.T establece que “El Estado, los trabajadores y trabajadoras, sus organizaciones sociales, los patronos y patronas, quedan obligados a promover acciones que garanticen la prevención, la investigación, la sanción, así como la difusión, el tratamiento, el seguimiento y el apoyo a las denuncias o reclamos que formule el trabajador o la trabajadora que haya sido objeto de acoso laboral o sexual” por esto se hace necesario que la trabajadora o trabajador afectado denuncie oportunamente si es víctima de acoso pudiendo incluso retirase voluntariamente de su lugar de trabajo a fin de identificar y denunciar al acosador o acosadora para que enfrente las sanciones contempladas en la ley. El Estado venezolano es responsable y en consecuencia debe velar por el bienestar de sus ciudadanos, lo que incluye la protección y el bienestar de su salud mental y el acoso laboral lo afecta, nuestra carta magna lo define en su artículo 2  como democrático y social de Derecho y de Justicia, que resguarda como principio superior el ordenamiento normativo, promoviendo la vida, la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad social y en general, la preeminencia de los derechos humanos, y esto atenta contra ello.

 

@lramirez29|Doctor en Derecho|[email protected]

¡SUSCRÍBETE! La información de alto valor estratégico es una inversión para lectores inteligentes…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad