Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

SAINETE EN CÁPSULAS|En la búsqueda de un pueblo para la libertad

ANÁLISIS PAÍS|Una nueva fractura afecta a la oposición venezolana

NOTAS LIBERTARIAS|Ley o garrote

SIN ANESTESIA|Jugando con la esperanza

ÁNGEL ESPINA|Amor con hambre no dura

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Todos a lo largo de nuestras vidas hemos escuchados frases o refranes que parecieran regir el desarrollo mismo de las acciones que realizamos; nuestros padres y abuelos, se pasan la vida diciendo: “el que no escucha consejos, no llega a viejo” o “más sabe el diablo por viejo que por diablo”, también nos dicen: “loro viejo no aprende a hablar”, pero cuando se trata de relaciones de pareja (sobre todo a las mujeres) el “consejo” más idóneo, si el novio es un holgazán, vividor, que no le gusta trabajar y vive de marañas es: “amor con hambre no dura”.

En toda relación debe mantenerse el equilibrio para que las cosas funcionen y se lleve la “fiesta en paz”; desafortunadamente en la relación GOBIERNO-PUEBLO, ese equilibrio hoy está más roto que nunca. Hoy no basta con escuchar interminables alocuciones presidenciales responsabilizando a la “oligarquía rancia” o la “derecha maltrecha” o los “pelucones conspiradores” o los “escuálidos apátridas” de los graves problemas que agobian nuestro país.

Estamos transitando por una senda cada día más peligrosa, aunque en realidad quien hoy transita por un camino muy peligroso, por un campo minado, es el GOBIERNO VENEZOLANO; un peligroso camino compuesto de arbitrariedades jurídicas, políticas, policiales y sociales, donde pareciera que sólo importara mantenerse en el poder a cuesta de lo que sea.

Lo más delicado y peligroso de la precaria situación por la que estamos atravesando todos los venezolanos, es la falta de comida, la falta de alimentos para nuestras familias, poniéndose en juego aquella premisa “familia que come unida permanece unida” porque los padres deben distribuir su tiempo entre trabajar y hacer una cola para poder comprar “lo que estén sacando en el supermercado”.

Una situación que ha llevado a todos los hogares de nuestra hermosa VENEZUELA a sortear cual comida del día dejar de hacer, porque hay que guardar algo para el día siguiente, no en vano un reciente estudio de la Universidad de Católica Andrés Bello dice que el 75% de los hogares del país están en pobreza; una situación que mantiene en la desesperación y desesperanza a padres y madres de familia que sufren a diario por no saber que darle de comer a sus hijos.

Es por eso que hoy más que nunca retumba en mi cabeza (seguramente en la de muchos también) esa frase casi apocalíptica “amor con hambre no dura” aunque el GOBIERNO VENEZOLANO no muestre preocupación alguna por solventar la crisis de alimentos (sin mencionar la de medicinas que es igual o peor) no puede mantenerse una relación sólo con esperanzas, cosa que ya la gente no ve en quienes hoy se aferran al poder, porque en casi 4 años han causado más daño y destrucción que en los 14 años anteriores que también fueron nefastos para todos.

@AngelEspinaTV|Periodista|Locutor

¡SUSCRÍBETE! La información de alto valor estratégico es una inversión para lectores inteligentes…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad