Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

VERDADES Y RUMORES|Las lecturas y dudas que deja la huida de Leopoldo López

EFRAÍN RINCÓN|Los desafíos de la democracia en América Latina

ANTONIO DE LA CRUZ|Escenario electoral presidencial en Estados Unidos

MARLON JIMÉNEZ|La maldición del “Charro Negro”

ENDER ARENAS|La nota social de la semana

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Mucho antes del inicio de la cuaresma, mucho antes del miércoles de ceniza ha llegado el carnaval a Venezuela. Las fiestas en honor al Dios Baco ha empezado con un desfile en la que se dieron cita lo más encumbrado de la elite política que gobierna al país y lo más granado de la elite militar que acompaña a la elite política en eso de gobernar, si así puede llamarse esto que nos gobierna.

El caso es que ha comenzado con un desfile militar en honor a uno de los personajes que mejor disfraz ha llevado desde hace muchísimo tiempo, se trata de Ezequiel Zamora, un bellaco que al decir de muchos historiadores era un consumado esclavista y un peligroso pedófilo que desfloró a cuanta niñita de diez a doce años se le atravesaba por esas sabanas llenas de morichales  (Henry Ramos dice, aunque mi abuelo de quien recibí mi primera lección de historia utilizaba la palabra “desvirgó”). Pues bien, a Zamora, se le ha disfrazado de héroe y prócer patrio y uno de los autores intelectuales de la pesadilla que sufrimos hoy los venezolanos.

Pero vamos a lo importante, el inicio de estas fiestas carnestolendas, fue presidida por el Sr. Presidente de la Republica Nicolás Maduro Moros que llegó enfundado en un elegante liquiliqui azul cielo de popelina, lo cual  significa una verdadera revolución en esta criolla prenda de vestir que originalmente es de lino o algodón, igualmente los botones que en número de cinco o seis son de hueso o metálico, en el elegante liquiliqui del presidente son acrílicos.

El presidente remataba su atuendo con un jodido sombrero parecido al “volteado” colombiano, que verdaderamente le queda feísimo, pero todos pensamos que había sido un regalo de los habitantes de Cúcuta, que según el Presidente lo aman intensamente y que no podía despreciar.

El presidente llegó acompañado de la Sra. Primera Combatiente, Cilia Flores de Maduro Moros, que igualmente vestía de liquiliqui azul marino elaborado en pongee. No tan elegante como el de su esposo, pues esta prenda es especialmente hecha para hombres, al ser llevada por la Sra. Cilia Flores le daba un aspecto de peón de hacienda llanera, aunque esto lo hacemos con ánimo constructivo para que no vuelva a suceder.

Los otros disfrazados eran miembros del ejército (soldados, sargentos, y oficiales mayores) y otros actores extras que hacían de soldados de la guerra federal vestidos como húsares húngaros, vaya a saber por qué.

La fiesta no ha terminado y ya se anuncia un mega operativo para el día sábado donde miles de venezolanos que están sufriendo de hambre y de nuevas y viejas enfermedades se disfrazarán de militantes chavistas recogiendo su carnet de la patria y es que un paquete de harina, un frasco de aceite y dos kilos de arroz bien vale disfrazarse de chavista.

 

@RojasyArenas

¡SUSCRÍBETE! La información de alto valor estratégico es una inversión para lectores inteligentes…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad