Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

ANÁLISIS PAÍS|Una nueva fractura afecta a la oposición venezolana

NOTAS LIBERTARIAS|Ley o garrote

SIN ANESTESIA|Jugando con la esperanza

SÍNTESIS DEPORTIVA|Se complican las eliminatorias para la Vinotinto

EFRAÍN RINCÓN|Trabajo, constancia y humildad

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

En homenaje al Colegio Santa Ángela en su Quincuagésimo Aniversario

El tiempo pasa muy rápido, a veces sin darnos cuenta siquiera. Pero no importa la rapidez con la que transcurre, sino la manera cómo hemos vivido a lo largo de nuestra existencia terrenal. Eso es lo realmente importante.

Estamos celebrando el quincuagésimo aniversario del Colegio Santa Ángela, institución educativa al servicio de los zulianos. Se dice rápido, pero 50 años representan toda una vida de trabajo, constancia y dedicación. Sin estos valores, no hubiese sido posible que el Colegio dejase profundas huellas en la vida y en la memoria de miles de estudiantes y de todo el equipo de trabajo que integra la gran familia Santa Ángela.

Las obras que dejan huellas imperecederas en la vida de los seres humanos, no son producto de la casualidad ni de los buenos deseos. Están sustentadas en la motivación permanente, en la pasión y en una fuerza superior que hace posible que se produzcan abundantes frutos.

La primera fuerza es el trabajo y de eso sabe bastante Adolfina Atencio de Faria, gerente propietaria del Colegio Santa Ángela. Ha trabajado durante toda su vida, cada día sin descanso. Esa voluntad férrea la  transmite a los que forman parte de este gran equipo. La consigna es trabajo y más trabajo, porque sólo de esa manera los anhelos, aspiraciones y deseos pueden convertirse en realidad. El trabajo productivo es un aliado insustituible del bienestar y del progreso personal y de la sociedad en general. Las personas, las familias y las naciones que trabajan arduamente y con pasión tienen el derecho de disfrutar la maravillosa recompensa del progreso y del deber cumplido.

En circunstancias tan difíciles como las que vive el país, es necesario seguir insistiendo en cada uno de los espacios de este colegio, que el trabajo productivo y de calidad es un valor que nos hace seres humanos exitosos, libres y más dignos, porque la flojera es la madre del fracaso y la mediocridad.

La segunda fuerza a la que queremos referirnos es la constancia, entendida como la voluntad inquebrantable y continuada en la determinación de hacer las cosas que nos proponemos; o conocida también como la virtud que nos conduce a llevar a cabo lo necesario para alcanzar las metas que nos hemos propuesto. La constancia se fortalece con el trabajo diario; con la voluntad de lograr nuestras metas y sueños, a pesar de las adversidades. Pues bien, en el camino de estos cincuenta años del Colegio Santa Ángela han habido obstáculos, dificultades y muchas caídas, pero la constancia de Adolfina ha sido un recurso invalorable. Como diría ella “al mal tiempo, buena cara”; por supuesto, esa constancia cimentada en la fe que nos dice que el Señor jamás nos abandona porque Él es misericordioso. La constancia nos permite ver en los problemas muchas oportunidades; nos hace fuertes en las dificultades, convencidos que la perseverancia hacen más livianas las cargas de cada día. Si somos perseverantes, con seguridad alcanzaremos las metas anheladas, sin importar muchas veces el tiempo que nos cueste alcanzarlas.

Finalmente, la tercera fuerza es la humildad. Ésta es una virtud que nos permite reconocer nuestros errores, limitaciones y debilidades y actuar en consecuencia. En tal sentido, la humildad impide que nos convirtamos en seres humanos soberbios, arrogantes e intolerables. En la medida que estemos conscientes de nuestras propias limitaciones, somos conscientes de las limitaciones de los otros, con lo cual nace el respeto por nuestros semejantes. Pero la humildad nos hace también personas agradecidas con Dios y con todas las personas que a nuestro lado nos motivan a seguir adelante.

No tengo dudas que en este largo tránsito de 50 años, se han cometido errores y equivocaciones, a pesar del trabajo asumido con verdadera vocación, constancia y dedicación. Pero al invocar la humildad podemos darnos cuentas de esos errores y asumir solemnemente el compromiso de hacer mejor las cosas, porque el errar es de humanos pero rectificar es de sabios.

La humildad es la clave del respeto y el reconocimiento del otro y, en ese sentido, nace la confianza y la credibilidad en las personas y en las instituciones. El Colegio Santa Ángela es una institución reconocida, con credibilidad, que genera confianza a los padres y representantes que lo seleccionaron para la educación de sus hijos.

La vida de las personas y de las organizaciones debe estar guiada por valores fuertes que señalan claramente lo que está bien y aquello que está mal, de esta manera mantendremos en alto la ética y la moral, virtudes por excelencia en una institución educativa, ya que es allí donde se forman los  ciudadanos, los hombres y mujeres de bien de nuestra sociedad.

Celebremos con júbilo y alegría este medio cupón del Colegio Santa Ángela, extendiendo nuestras felicitaciones y mejores deseos a Adolfina, al personal directivo y administrativo, al cuerpo de profesores y maestros, a los estudiantes que son el corazón de la institución, al personal obrero y a cada uno de los padres y representantes que nos han acompañado durante todo este tiempo. Ha sido una trayectoria cuyo balance es a todas luces positivo; el colegio es una institución al servicio del desarrollo intelectual y del progreso de Maracaibo; es una institución que le ha dado mucho al Zulia y tiene capacidad y voluntad suficientes para seguir sirviendo con calidad a los zulianos, bajo el compromiso del trabajo fecundo, del ejemplo y de la constancia permanente para cumplir a cabalidad con su responsabilidad institucional.

Que el Señor y Santa Ángela bendigan con abundancia al colegio y a cada una de las personas que laboran y se educan dentro de su seno. Que Dios les permita seguir cumpliendo muchos años más en beneficio de la colectividad zuliana. ¡Felicidades infinitas!

 

@EfrainRincon17|Profesor universitario

¡SUSCRÍBETE! La información de alto valor estratégico es una inversión para lectores inteligentes…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad