Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

VERDADES Y RUMORES|Las lecturas y dudas que deja la huida de Leopoldo López

EFRAÍN RINCÓN|Los desafíos de la democracia en América Latina

ANTONIO DE LA CRUZ|Escenario electoral presidencial en Estados Unidos

MARLON JIMÉNEZ|La maldición del “Charro Negro”

JESÚS CASTILLO|Aritmética política

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Se conoce como el uso de la suma, resta, multiplicación y división en las matemáticas, en las ciencias económicas se usa como un método de investigación matemático y estadístico en el análisis económico. A los gobernantes y políticos venezolanos les hace falta estudiar mucho de aritmética, los indicadores de escasez e inflación son bastantes contundentes como para no haber logrado reducirlos, además del alto índice de inseguridad, lo que hace incomprensible las razones reales del porqué el gobierno continua cometiendo los mismos errores que les crea rechazo, baja popularidad y constantes amenazas de inestabilidad.

Por su parte, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) transita por el mismo desconocimiento de la aritmética política debido a que se concentran en ejecutar acciones que no tendrán éxito, como pasó con la agenda del referéndum revocatorio presidencial, la MUD se encuentra diluida, debilitada, dividida en la agenda de acciones para enfrentar al gobierno nacional. Por una parte iniciaron el año 2017 juramentando a una junta directiva de la Asamblea Nacional (AN) que fue destituida de facto por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), el diputado Julio Borges actual presidente de la AN, no es reconocido, y se encuentra encerrado en su laberinto, en donde, presionado por los radicales, comete errores continuos en el manejo del discurso sobre las acciones a tomar y evidencia diferencias con Capriles sobre el tema de retomar la mesa de diálogo y lo que ahora denominan “tomas sorpresas” en las que, la única sorpresa es la improvisación y el poco impacto que han logrado. Es evidente las divisiones presentes entre los partidos Un Nuevo Tiempo y Acción Democrática frente a Voluntad Popular y Primero Justicia en el Estado Zulia en las cuales estos dos bloques opositores protagonizaron dos marchas el pasado 23 de enero de 2017 con presencia de la militancia de sus partidos y muy poca presencia de los ciudadanos representados en la sociedad civil, que aunque mantienen firme un alto rechazo al gobierno nacional no se ven representados por los actuales dirigentes políticos.

Si se usa la aritmética para evaluar las posibilidades de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) anuncie las fechas del año 2017 para la realización de las elecciones para elegir a los gobernadores, legisladores estadales, alcaldes y concejales, se puede presumir que son muy bajas las probabilidades de que ocurra ese anuncio, debido a que representaría para el PSUV y aliados perder las 20 gobernaciones y 275 alcaldías, entidades en las que son gobierno actualmente, porque de haber un evento electoral el voto castigo en contra los candidatos que representen al gobierno nacional será aplastante. Así que no tiene lógica que el gobierno que domina al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Fuerzas Armadas y Poder Electoral convoquen a unas elecciones para entregarle el poder a los candidatos de la MUD, no suena nada lógico a pesar de que el pasado octubre de 2016 la presidenta del CNE anunció primarias, elecciones regionales y elecciones municipales para el primer trimestre, segundo trimestre y finales del año 2017.

En la aritmética usada en la Sala Situacional de Miraflores saben que la única manera de ganar alguna elección y evitar un voto castigo masivo es logrando divisiones dentro de la MUD, abastecer un poco el mercado, activando todos los programas sociales, que el carnet de la patria sirva para algo, que el costo de la vida se estabilice, que los CLAP lleguen a las comunidades, evitar una implosión social en la gran Caracas, reactivación de la mesa de diálogo y que la MUD se siga equivocando. Lograr todo eso junto es una tarea muy difícil, así que el objetivo es evitar medirse electoralmente, y de tener que hacerlo, podrían evitar hacer elecciones en estados fronterizos para minimizar la perdida. La MUD con su desempeño se comporta como el mejor aliado del gobierno. En este particular, cobra fuerza lo dicho por Serafin Someth, al inferir que “Muchos gobernantes se encuentran convencidos que mientras más pobres sean sus gobernados no hay que hacer muchos esfuerzos para mantenerse en el poder”.

 

@castillomolleda|[email protected]

S.H. Jesús Castillo Molleda (Profesor Universitario, Emprendedor, Politólogo, Coach Político, Locutor)

¡SUSCRÍBETE! La información de alto valor estratégico es una inversión para lectores inteligentes…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad