Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

EDITORIAL|Las pésimas señales que emergen desde la oposición

ENDER ARENAS|El túnel

#CONTRASTES|Darwin Chávez conversa con el rector de la URU, Jesús Esparza Bracho

¡CAMPAÑA! Contribuye con el periodismo libre en Venezuela

¡ALERTA! Carnet de la Patria ¿Nuevo mecanismo de control social y político?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

El pasado 29 de diciembre de 2016 el Presidente de la República, Nicolás Maduro, anunció una nueva tarjeta oficialista: el llamado “Carnet de la Patria”. En su momento explicó que se trataba de la organización del poder popular para el acceso a los Clap y a las misiones sociales.

Muy poca información ha dado el Gobierno sobre las reales intenciones del “Carnet de la Patria”. Sólo el propio primer mandatario nacional fijó las fechas para que la población acudiera a registrarse para recibir su carnet, sin dar mayores detalles sobre su utilidad.

¿Cuál es la verdadera intención del “Carnet de la Patria”?

¿Verdaderamente es para beneficiar al pueblo?

¿O se trata de un nuevo mecanismo de control social y político?

En Área Privada de Verdades y Rumores analizamos la intencionalidad que se esconde detrás del “Carnet de la Patria”.

Falta de información

Un principio básico en política cuando la estrategia es confundir, es dar información muy ambigua y poco precisa con el fin de levantar el interés de las mayorías, a pesar que de pronto no les interese finalmente lo que ha sido anunciado. En este caso aplicó lo mismo.

Maduro ha sido muy poco amplio en las explicaciones sobre los supuestos beneficios de portar el “Carnet de la Patria”. Se limitó a mencionar dos áreas sensibles y tangibles para el ciudadano. Por un lado incluye a los Clap y de inmediato la gente puede entender que sólo aquellos que tengan esa especie de chapa oficial, tendrán derecho a comprar las bolsas con alimentos.

Y por el otro menciona a las misiones sociales que representan dinero para muchos venezolanos que reciben ese subsidio asistencialista de parte del régimen. Poca información, mucha ambigüedad, pero todo llama mucho la atención porque se presume que quien no tenga el “Carnet de la Patria” no recibiría los beneficios del Estado.

Hay mucha confusión. Durante las jornadas de registro realizadas en las Plazas Bolívar de todas las capitales, la falta de información era evidente. Nadie sabía con exactitud para que servirá el “Carnet de la Patria”. Incluso cada quien se tejía su propia hipótesis. Algunos hasta hablaban que con ese carnet accederían a una ayuda para remodelación de viviendas.

El Gobierno sigue jugando con las necesidades del pueblo y con el impacto que la crisis ha tenido en la calidad de vida de las mayorías. En el fondo el supuesto acceso a los programas sociales es la excusa que esconde algo mucho más grande para las aspiraciones oficialistas.

Control y más control

Desde el impacto de la llamada “Lista Tascón”, el Gobierno entendió que si quería alcanzar el objetivo de construir una hegemonía total, debían tener control sobre una parte importante de la sociedad, pero sobre todo de aquella que había venido votando por Chávez.

¿Para qué el control?

De ese control depende mucho el operativo electoral del PSUV, porque a través de la base de datos con nombres, cédulas de identidad, dirección pueden cruzar esa información con el Registro Electoral del CNE y así ubicar, presionar y hasta chantajear al elector.

Pero además ese control les permite saber quiénes son los empleados públicos que se han registrado y de esa manera saber cuál será el trato a darles en los procesos electorales.

¿Pero ya eso no lo habían hecho antes?

Claro que sí. Hemos perdido la cuenta de las ocasiones en las cuales bajo distintos nombres el Gobierno ha organizado censos para levantar la base de datos de sus seguidores y de quienes reciben algún beneficio del Estado venezolano con el fin de mantenerlos ubicados y precisados.

Pero en esta ocasión se trata de una actualización y ampliación de la base de datos que ya ellos manejan. Actualización para saber quiénes siguen en el país, quienes continúan apoyando las iniciativas del oficialismo y hasta quiénes siguen recibiendo beneficios oficialistas. Y ampliación con el fin de registrar los datos de los nuevos votantes y de todo aquel disidente que por necesidad se registró para recibir alimentos y medicinas.

Intervención y exclusión

Es bien sabido que este es un Gobierno que usa los recursos del Estado como si fueran propiedad del PSUV. Por eso apelan al “Carnet de la Patria” con el fin de determinar la cantidad y calidad de los venezolanos que se están beneficiando de los Clap y las misiones.

El propósito es sectorizar la poca disponibilidad de recursos. Eso se engloba en la estrategia que ya explicamos en VyR y que busca privilegiar la atención hacia aquellos venezolanos que pertenecen al voto duro y blando del oficialismo. No hay dinero suficiente y por eso lo dirigirán hacia quienes pueden ser controlados por ellos.

Pero además es un mecanismo de control del malestar social, ya que todo aquel que esté registrado y posea el “Carnet de la Patria” se abstendrá de participar en protestas por la crisis que vive el país. También funciona como refuerzo de la llamada “bóveda del miedo”.

Pero no sólo es un mecanismo de control e intervención, sino que también se trata de una nueva forma de exclusión. Todo aquel que no posea el “Carnet de la Patria” es muy probable que sea excluido de beneficios como comprar bolsas de comida, formar parte de las misiones e incluso ser beneficiario de la Gran Misión Vivienda Venezuela.

Esa base de datos que están conformando con la información personal de todos aquellos venezolanos que cayeron por inocentes con el “Carnet de la Patria”, será una muy útil herramienta política y electoral para el régimen.

Mientras más avance la crisis, mientras más se deteriore la calidad de vida de las mayorías, más dependencia tendrán esas mayorías del Gobierno y el régimen intentará controlarlos con el fin de cumplir con su meta de perpetuarse en el poder.

Todo tiene un fin político y apelan a las necesidades sociales para cumplir con sus objetivos.

 

Darwin Chávez|@VerdadesRumores

 

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad