Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

VERDADES Y RUMORES|Las lecturas y dudas que deja la huida de Leopoldo López

EFRAÍN RINCÓN|Los desafíos de la democracia en América Latina

ANTONIO DE LA CRUZ|Escenario electoral presidencial en Estados Unidos

MARLON JIMÉNEZ|La maldición del “Charro Negro”

ÁNGEL ESPINA ¿Qué pasa en Venezuela?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Un letargo peligroso se ha adueñado de cada uno de los habitantes de un hermoso país llamado Venezuela, el letargo es un estado de cansancio y de somnolencia profunda y prolongada, especialmente cuando es patológico y se produce a causa de una enfermedad; la enfermedad que ha causado ese estado de cansancio prolongado en los venezolanos recibe el nombre de “Socialismo del Siglo XXI”.

El virus de esta terrible enfermedad que le fue inoculada a la población hace casi 17 años, nos mantiene hoy en una profunda somnolencia acompañada del cansancio de buscar (sin éxito) productos regulados en los abastos y supermercados, alimentos y medicinas que ahora aparecieron con el sello de made in Colombia gracias al gran esfuerzo que ha realizado el líder de ese “Socialismo del Siglo XXI” en el estado Zulia.

¿Cuánto tiempo dura el letargo? ¿Qué tiene que pasar para salir de ese estado de cansancio y somnolencia? ¿La medicina será un proceso electoral que no termina de llegar? ¿Le importa al líder socialista del Zulia que sus pobladores coman desperdicios de comida en los basureros?

Son alguna de las interrogantes que tienen en mente la mayoría de los ciudadanos del estado y que pareciera que no hay quien le brinde respuestas oportunas y convincentes sobre el panorama que nos espera en el corto plazo.

Y es que la escena de ver a más de uno hurgando entre desperdicios de restaurantes y supermercados pareciera no causarles mayor impresión e importancia a los dirigentes y gobernantes  de un estado tan rico en minerales, pero tan pobre en humanidad.

Esta situación que de manera similar se registra en gran cantidad de ciudades del país, lejos de sacar a la gente de su letargo, pareciera que le diera mayor confianza a los creadores y defensores del “Socialismo del Siglo XXI” para mantenerse en la senda de enterrar a Venezuela en esa miseria colectiva a la que han llevado a miles de sus habitantes y la desesperación y desesperanza de otros miles que han optado por dejar su vida, su familia, amigos y hogar en el olvido por buscar en otros horizontes, lo que este sistema lleno de corrupción les robó.

Con gran dolor y una profunda tristeza me pregunto: ¿Qué pasa en Venezuela? ¿Será que no es suficiente el sufrimiento de la madre y el padre que no tienen como alimentar a sus hijos? ¿Seguiremos permitiendo que un Gobernador funja ahora como distribuidor de alimentos, mientras el Gobierno obliga a los empresarios a cerrar sus negocios? ¿Es justo que la harina de maíz que trae “el papá del contrabando en el Zulia”  se venda en Bs.3.500 y la hecha en Venezuela la obliguen a vender en Bs. 639? ¿Qué tiene que pasar en Venezuela para que la gente haga valer su derecho a decidir si quiere o no que las cosas continúen de la misma manera? ¿Nos acostumbramos a sobrevivir mientras que los socialistas se hacen cada vez más y más ricos?

Yo me niego a pensar que este letargo permanecerá por mucho más tiempo, porque al ser humano le puede faltar el agua, la electricidad y hasta el dinero pero con la comida y el hambre del pueblo no se juega y a eso juegan los que “quieren lo mejor para el pueblo”, aunque pareciera que según ellos lo mejor es, morirnos de hambre o huir de nuestra patria a buscar “refugio” en otro lado, como si se tratase de un país en guerra.

 

@AngelEspinaTV|Periodista|Locutor

¡SUSCRÍBETE! La información de alto valor estratégico es una inversión para lectores inteligentes…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad