Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

CAIGA QUIEN CAIGA|Leopoldo no lo dirá, pero lo hará

VERDADES Y RUMORES|Las lecturas y dudas que deja la huida de Leopoldo López

EFRAÍN RINCÓN|Los desafíos de la democracia en América Latina

ANTONIO DE LA CRUZ|Escenario electoral presidencial en Estados Unidos

LESTER TOLEDO|El 23 de enero, firmes e irreverentes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Cincuenta y nueve años después de aquel 23 de enero de 1958 en el que fue derrocada la dictadura para darle paso a la democracia en Venezuela; nos encontramos en el mismo escenario: luchando para rescatar la democracia, y ponerle fin a esta mal llamada revolución bolivariana que ha sumido al país en la peor crisis de su historia.

Aquí estamos firmes, indoblegables, inquebrantables, fuertes moral y espiritualmente, indomables frente a un Gobierno que emplea el poderío del Estado contra quienes quieren un mejor país, contra quienes piensan distinto y alzan su voz para denunciar a estos desalmados que han arremetido contra el pueblo sin la más mínima compasión.

El próximo lunes 23 de enero, no será un 23 de enero más para conmemorar la gesta de hace 59 años; sino que será un día histórico en esta lucha por la salida constitucional de Nicolás Maduro y su gobierno. Ese día debemos presentar la ruta concreta para lograr el objetivo, y en Voluntad Popular proponemos tres pasos.

El primero es refrendar, a través de una consulta popular, la declaratoria de abandono de cargo de Maduro, que hizo la Asamblea Nacional el pasado 9 de enero; el segundo paso es dejar claro a la comunidad internacional que Nicolás Maduro Moros ya no es Presidente de Venezuela; el tercer y último paso es activar inmediatamente la presión popular y pacífica de calle para decir: Maduro acata.

La jornada del 23 de enero de 2017 no puede ser un día de catarsis colectiva de cinco u ocho horas; por el contrario, debe ser el inicio de asambleas de calle, concentraciones, movilizaciones que desemboquen en la salida electoral, porque eso es lo que queremos: medirnos, contarnos en las urnas para que no le quede dudas a nadie que la voluntad del pueblo es la demanda de un Cambio Ya.

Nosotros no creemos en atajos; nosotros, como los demócratas que somos, creemos en el libre y soberano derecho que tiene el pueblo a elegir su futuro; por eso siempre hemos planteado la salida electoral. ¿Cuál es el miedo Nicolás?, vamos a contarnos, sal de las faldas de las comadres del Consejo Nacional Electoral.

Hace 59 años el movimiento que derrocó la dictadura de Marcos Pérez Jiménez fue cívico-militar; hoy día el pueblo se encuentra luchando solo, pero unido porque es de esa manera como nos hemos mantenido firmes e indomables a pesar de la represión, persecución, detenciones, terror, psicoterror, amedrentamiento que pone en marcha el Gobierno a través de sus esbirros.

Claro, directo y sin titubeo lo dijo mi hermano Leopoldo López “frente a la dictadura hay que ser irreverentes y desafiantes”; por eso el lunes 23 de enero el pueblo venezolano debe dar muestras contundentes, pacíficas y organizadas del Cambio Ya que urge para salir de esta crisis que está acabando con la gente y con lo poco que estos desalmados han dejado.

Basta ya. Es momento de rescatar a Venezuela; el tiempo y las oportunidades de este Gobierno indolente, indiferente, corrupto, ineficiente, ineficaz, se le acabó. Más que suficiente han sido los 18 años que tienen en el poder.

El lunes tenemos una cita impostergable con la historia y con la democracia en Venezuela; cada uno de los venezolanos tiene la responsabilidad y la tarea de escribir las páginas de la Mejor Venezuela, y el 23 de enero de 2017 comenzamos.

 

@LesterToledo

¡SUSCRÍBETE! La información de alto valor estratégico es una inversión para lectores inteligentes…

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad