VERDADES Y RUMORES… Y escogió el peor camino: radicalización y negación | Verdades y Rumores | Diario Digital
7 de Junio de 2018

VERDADES Y RUMORES… Y escogió el peor camino: radicalización y negación

EL PEOR (I). Sólo han transcurrido 18 días de la elección presidencial (jueves 07/06/2018) y ya todo está muy claro, sin mayores sorpresas. Ya podemos tener certeza de la impronta que tendrá el nuevo período de gobierno. De pronto usted alegará que Maduro ha dicho poco de interesante luego de ser reelecto en un proceso carente de legitimidad y tiene toda la razón, lo que pasa es que a veces el silencio dice más que largos discursos. Y Maduro ha guardado un estruendoso silencio sobre temas que son claves para el presente y el futuro de Venezuela. Ese silencio sumado a sus actuaciones en algunos aspectos, demuestran que escogió el peor camino: radicalización y negación con las múltiples consecuencias que eso genera para ellos y para los venezolanos. La lógica indicaba que luego de ganar un proceso viciado y cuestionado, debía iniciar un viraje total para superar los problemas causados por sus actuaciones anteriores ¿Qué podría implicar ese viraje? Reconocimiento de la Asamblea Nacional, renovación parcial del CNE, un verdadero diálogo sin cartas ocultas y sobre todo un plan de ajuste que corrija el hundimiento del país, entre otras acciones. Como he dicho en muchas ocasiones, la lógica de los  revolucionarios es de “rosca al revés” por lo cual están haciendo todo lo que no se recomienda. En vez de dar un viraje, están sosteniendo el timón a pesar que ven el barranco muy cerca. Comencemos con el peor camino en lo político. La radicalización implica actuar contra sus adversarios externos, pero también contra los internos. A nivel interno es quizás el peligro mayor para el “Madurismo” pues las tendencias más radicales han estado maniobrando, hasta ahora sin éxito, para sustituirlo. Ese riesgo está latente porque a pesar que el “Madurismo” tiene la mayor cantidad de cuotas de poder, los votos son del PSUV y el experimento con “Somos Venezuela” fue un costoso fracaso. Todo indica que el “Madurismo” buscará terminar de pasar la aplanadora interna para asumir el control total del PSUV, que es lo único que les falta. Ahora bien sus adversarios no son mochos, ni pendejos, por lo cual se avecina una batalla interna que ya parece estar aumentando en intensidad. Contra sus enemigos externos el guion sigue su marcha a pesar del show de las liberaciones de algunos presos políticos. Eso sencillamente es una acción cosmética que busca lavar un poco la imagen de gobierno nada democrático, pues los excarcelan, pero no los liberan. Contra la oposición viene más persecución y sobre todo un enorme esfuerzo por construir una oposición a la medida del “Madurismo” con la cual montar la pantomima de un supuesto diálogo. Uno de los mayores problemas para el gobierno es el frente internacional en el cual están perdiendo la batalla. Ellos saben muy bien la importancia del escenario internacional, pero también saben que eso no es definitivo para impulsar una transición. Las sanciones internacionales tendrán un efecto positivo en la medida que exista una oposición unida y con una sola estrategia, tal como explicamos la semana pasada, pero esa unión y dirección no se ven a corto y mediano plazo. Sin embargo, las sanciones internacionales tienen efectos devastadores en las finanzas públicas y eso se traduce en mayores dificultades para el pueblo. Por eso soy de los que considera que ese tipo de sanciones tienen un límite práctico y que dejarán de tener sentido en la medida que aumente el sufrimiento de los venezolanos y no exista esa alternativa opositora que haga viable una transición. Lo que si les angustia son las sanciones que van directo a sus patrimonios construidos mediante el saqueo del país. La operación internacional contra los líderes y demás aliados de la “enchufadocracia” está en marcha y poco a poco irán tomando decisiones contra el dinero que tienen distribuido por todo el mundo. Paulatinamente la cúpula revolucionaria se está quedando aislada y perseguida en el mundo. Ya les quedan pocos lugares seguros. Pero ante la fuerte presión internacional vale la pena preguntarse ¿Hasta cuándo aguantará el gobierno? ¿Hasta cuándo esperará la comunidad internacional? Y con su decisión de radicalizarse y negar la realidad, su “costo de salida” se incrementa.

OEA. Las acciones que siguen emprendiéndose en el seno de la OEA son importantes, pero deben ser analizadas en su justo contexto. Si apostamos todo a que con ello vamos a conseguir una salida a la crisis nacional, estamos tomando el camino equivocado que quizás sólo genere mayor decepción. Todo lo que está ocurriendo en el seno de la Organización de Estados Americanos ayuda, pero no es una salida inmediata sobre todo si la oposición sigue perdida en su laberinto ¿La resolución aprobada por 19 naciones que implica? Claramente un mayor aislamiento internacional que será muy costoso para el gobierno más allá de sus gritos de celebración. Poco a poco el régimen se sigue aislando. Es importante que en la correlación final de votos no sólo se detenga a ver cuántos aprobaron la resolución. También es vital que sólo tres países, pequeños por demás, se atreven a respaldar al gobierno. Cada vez son menos quienes se aventuran a retratarse con la revolución, lo que demuestra un desgaste llamativo que le pasará factura al gobierno tarde o temprano. Lo otro llamativo es la cantidad de naciones que se abstuvieron, porque cada vez son más y un país que se abstiene cuando antes apoyaba, está muy cerca de asumir una posición contraria ¿Tendrán los votos necesarios para aplicar la Carta Democrática al gobierno venezolano? Es muy posible que sí porque Estados Unidos sigue haciendo su trabajo de presión y convencimiento de aquellos países que se abstuvieron, con el fin de sumar los votos que son necesarios. El gobierno de Maduro no solo es que carece del reconocimiento de la mayor parte de la comunidad internacional, sino que se está convirtiendo en un auténtico “malquerido”. Si el régimen insiste en el aislamiento, pronto tendrá que retirarse de la ONU y hasta de la Cruz Roja ¿Se puede sobrevivir así? No por mucho tiempo, el problema es el impacto y dolor que eso causa en el pueblo.

¡MILAGRO! La oposición venezolana sigue perdida en su laberinto de diferencias y  ausencia de unidad. No tiene capacidad de decisión y reacción. Hay toda una dispersión de discursos y acciones que no generan el impacto deseado. Aún persiste el divorcio con el ciudadano. No hay esa conexión emocional tan necesaria en una lucha tan desigual como la actual. Con el pasar de los días sigo creyendo en mi tesis inicial: la oposición luego de las elecciones vivirá un período especial que podría durar varios meses. Lamentablemente eso es lo que está ocurriendo. Pareciera que están esperando un milagro que los relance. Creen que un nuevo evento “sobrevenido” los revitalizará. Lo lamentable es que eso impacta negativamente todo el esfuerzo que hace la comunidad internacional porque, tal como explicamos la semana pasada, esos países necesitan una alternativa de poder fuerte y unida para tratar de construir las salidas al conflicto. Ojalá ese milagro llegue pronto.

EL PEOR (II). La decisión más preocupante del “Madurismo” es no hacer nada para resolver los problemas económicos. No hay viraje. No hay cambio del modelo. Más bien van a insistir en la radicalización y la negación. Si asumimos que la ¿nueva? versión del Plan de la Patria es la ruta económica en este nuevo período presidencial, podemos entender que nada cambiará y que más bien van a seguir apostando al modelo que dejó Chávez a pesar de su fracaso. La ruta parece ser la consolidación de la economía comunal, lo que es una clara amenaza para lo que queda del sector privado, además de incrementar la injerencia del gobierno en la economía ¿Qué significa eso? Que van a seguir el camino de los controles y el fracaso. No hay plan de ajuste. No saben cómo resolver la hiperinflación o ¿no quieren atacar el problema? Tampoco buscarán mejorar la producción nacional y abastecer de alimentos a la población. Eso está claro, pero también queda muy claro que esa decisión tiene límites porque para sostenerse en el poder por esa vía necesitan mucho dinero, cosa que no tienen. No hay acceso a financiamiento internacional porque incluso China cortó el financiamiento porque tienen serias dudas sobre la capacidad de pago de Venezuela con el “Madurismo” al mando. Rusia parece no tener la fortaleza económica para ayudar al gobierno. Como dijo el diputado y economista, Ángel Alvarado: China tiene, pero no quiere; mientras Rusia quiere, pero no puede. Sin dinero no podrán mantener su radicalización. Sin dinero no pueden traer sus alimentos sin importar que privilegien a sus votantes, mientras el resto de la población pasa roncha. Y tampoco podrán acudir a los organismos multilaterales sin ceder en su radicalización, hacer un mea culpa por su responsabilidad en la crisis y sobre todo sin aceptar un plan que incluiría las exigencias de dichas instituciones como el Fondo Monetario Internacional. La asfixia económica se une al descalabro de PDVSA cuya producción de petróleo va en caída libre y amenaza con cerrar el año en apenas un millón de barriles diarios. Pero además hay que recordar que esa producción está comprometida fuertemente por las obligaciones a cumplir con rusos y chinos, además de los aportes a las islas del Caribe para mantener su respaldo, lo que deja muy poco petróleo para vender y recibir efectivo. Mientras el gobierno juega a la radicalización y el aislamiento, sus dos enemigos más voraces y hasta ahora intocables: hiperinflación y mercado paralelo de dólares siguen haciendo su trabajo de degradación del país, lo que augura unos meses por venir de mayor calamidad y sufrimiento. Como dice el presidente de Fedecámaras, Carlos Larrazábal, en Venezuela no hay tiempo que perder. Y el gobierno insiste en perder el tiempo en su negación de la realidad.

ERROR. Uno de los tantos desaciertos de la gestión de Omar Prieto en la Gobernación del Zulia es su política laboral. En eso el fracaso es tremendo porque no hay ningún tipo de incentivo para mantener el desempeño del personal, a pesar del impacto de la severa crisis que los afecta como venezolanos que son. Me informan que hasta ahora el Gobernador se niega a firmar la póliza de HCM de los empleados del ejecutivo regional y desde diciembre no tienen cobertura en el sistema privado de salud. Tampoco han cumplido con el pago de los beneficios del contrato colectivo de los educadores y también existe la misma mora con el personal de salud. Las deudas laborales se siguen acumulando desde enero y los afectados se preguntan dónde está el dinero porque la información que tienen es que desde Caracas enviaron los recursos. Hay tanta desigualdad salarial que un policía gana mínimo Bs. 7 millones al mes, mientras un médico o un educador apenas llegan a los Bs. 3 millones mensuales. Es tan mala la política laboral de Omar Prieto, que el personal extraña a Pancho que si mostraba cierta preocupación por su situación.

GESTIÓN. Un amigo que forma parte de la gestión del Alcalde de Maracaibo, Willy Casanova, me preguntó qué recomendaciones le daría al burgomaestre marabino para que mejorara su gestión. Lo primero que debería hacer es admitir que la integración del gabinete es un error y las pocas acciones que está tomando van por el camino contrario. Yo le recomendaría al Alcalde que cambie a la mayor parte del gabinete e incluya a marabinos que son verdaderamente expertos en encontrar soluciones a los problemas de la ciudad, pero para eso debe abandonar los dogmas y evadir las limitaciones que podría colocarle el PSUV. El necesita un equipo de expertos y no de militantes y mucho menos de amigos que sólo hacen daño. Si él quiere sobrevivir a lo que estaría por llegar a Venezuela tiene que crear un perfil propio, resolver problemas y tomar riesgos políticos. Debe priorizar las acciones municipales partiendo que la hiperinflación degrada cualquier presupuesto ¿Cuáles podrían ser esas prioridades? Aseo urbano, ornato, bacheo y movilidad urbana. La gente quiere una ciudad menos sucia, con áreas verdes mejor cuidadas, con menos huecos en las calles y que pierda menos tiempo en la calle tratando de llegar de su casa al trabajo, bien sea en su carro o en un transporte público digno y no viajando como animales en los camiones que actualmente transitan la ciudad. Debería colocar a los policías municipales y los estudiantes de la academia a controlar las intersecciones que no tienen semáforos en funcionamiento. Si el prioriza y no se diluye en cosas sin sentido, el maracaibero podría sentir que tiene una Alcaldía que atiende sus problemas. Complacido el amigo.

EL PEOR (III). Este camino conduce al clímax de la hecatombe social que está en marcha en Venezuela. No hay que ser científico para entender que en la medida que el gobierno no tiene dinero y no aplica un viraje; el hambre y la miseria aumentarán en el país. El régimen en cualquier momento, si es que ya no está en esa posición, no podrá cumplir con la distribución de alimentos a sus seguidores. La mayoría apuesta que luego de las elecciones no verán más las cajas Clap. La combinación de hambre y malestar social van a generar un incremento de la conflictividad social y eso obligará al gobierno a reprimir con mucha fuerza. Si deciden que van a calmar el descontento popular con gases, perdigones y detenciones peor para ellos porque seguirán alimentando sus expedientes internacionales por violaciones de los derechos humanos. Inevitablemente la profundización de la crisis social como consecuencia de la ausencia de gobernabilidad, va a provocar la huida de más venezolanos buscando trabajo y alimentos en los países vecinos. La diáspora seguirá creciendo de forma muy rápida. Vamos directo y sin frenos al colapso social.

OSCURANA. La crisis eléctrica en el Zulia se agrava y nadie da la cara ante el problema. Sólo hubo una especie de tregua temporal en los días previos a las elecciones presidenciales, pero una vez lograron la reelección de Maduro volvieron recargados los apagones. Lo he dicho varias veces: no están diciendo toda la verdad sobre la crisis eléctrica. Le están mintiendo a la gente. Lo extraño es que ellos mismos con sus acciones dan señales sobre la gravedad de la situación. Desde hace varios días funcionarios de Corpoelec, algunos escoltados por policías, se están presentando en los “grandes usuarios” para exigir una reducción de carga de 50% en las horas pico, pero además dejan claro que también sufrirán ocho horas de apagón por día. Igualmente hay mucha presión con los grandes usuarios que poseen plantas eléctricas, a quienes pretenden obligar que la mayor parte del día trabajen con su propia generación, pero no les dan solución a las limitaciones para la compra del combustible que necesitan las plantas. El racionamiento es feroz y es manejado desde una Sala Situacional que instalaron en el Centro de Operaciones Caujarito. Ahí unos supuestos “expertos” deciden qué sectores dejan sin luz y por cuánto tiempo. Algunos ni siquiera son zulianos o sea que no conocen las particularidades de cada sector que dejan sin electricidad. Es tan grave la situación que un amigo que forma parte de la gestión de Omar Prieto luego de asistir a una importante reunión con el personal de Corpoelec, salió espantado a tratar de comprar una planta eléctrica para su casa. Cosas de la revolución bonita. Cosas de la extraña relación del sol y la tierra.

EL PEOR (yIV). Frente a todo esto ¿Qué dicen los militares? ¿Qué harán los militares? ¿Seguirán sosteniendo al “Madurismo”? Está muy claro que con ellos hay pocas expectativas porque hasta ahora han asumido el mismo camino que tomó el gobierno. Pero las cosas no están nada bien en los cuarteles como lo demuestra la gran cantidad de oficiales detenidos por supuesta conspiración. El agravamiento de la crisis traerá consecuencias muy duras para los militares, no sólo en el plano familiar porque la mayoría padece las dificultades que sufre la población en general, sino que en el escenario de mayor conflictividad les tocará a ellos decidir si acatan o no la orden de reprimir a la población hambrienta y molesta. Creo que pronto llegará el momento para que la cofradía militar revise con detenimiento y firmeza su apoyo al régimen, o mejor dicho al “Madurismo” ¿Por qué la separación? Porque una decisión de quitar el apoyo al “Madurismo”, no implica necesariamente un cambio del modelo. Los militares siempre han tenido mucho que decir y hacer en esta materia. Nos guste o no, ellos son la mano que mece o remece la cuna.

CRISIS. Lamentable la severa crisis que afecta a nuestra Universidad de Zulia. Como egresado de sus aulas me entristece el estado de postración de una institución que ha sido ícono de zulianidad, innovación y generación de conocimiento. El problema parte del abandono del cargo de rector, pues el profesor Jorge Palencia desde hace mucho no cumple con sus funciones y se mantiene la mayor parte del tiempo en el exterior. Sus prolongadas ausencias trata de cubrirlas con la Vicerectora Judith Aular, quien desafortunadamente se ha convertido en una especialista en dar malas noticias, pero no en encontrar soluciones a los problemas. El mayor responsable de la crisis de la Universidad del Zulia es el gobierno que por muchos años ha impuesto un cerco presupuestario a las universidades nacionales, pero también hay desidia de quienes han tenido la responsabilidad de conducir los destinos de nuestra Alma Mater. Los niveles de deserción de estudiantes y docentes son alarmantes. LUZ dejó de ser lo que era y hoy es el cementerio de lo que fue.

ACUERDO. Interesante la propuesta del presidente del Partido Centro Democrático (PCD-PIZ), Carlos Alaimo, de construir en la oposición un acuerdo nacional de respeto y gobernabilidad que tenga una estructura de decisión horizontal y no vertical como hasta ahora ha caracterizado a la oposición. Alaimo es de la tesis que no puede seguir existiendo un secuestro de las decisiones y las estrategias como ocurrió con el G4: “Queremos formar a ciudadanos que estén a la altura de la lucha que estamos librando por el rescate de la democracia. En el PCD creemos en un pueblo que se haga partícipe de la actividad política y se haga respetar de los partidos, sobre todo los tradicionales que funcionan bajo el viejo esquema. Creemos en un modelo político en el cual el ser humano sea el centro de acción y decisión y no un simple objeto en el discurso populista”.

DEPENDENCIA. Me informan que hay un alcalde rojo rojito en el Zulia que carece de independencia. Vía telefónica le indican qué debe pagar, a quién debe contratar y que prioridades atender. Y como buen discípulo es obediente y hace todo lo que le dicen ¿Quién será ese Alcalde tan dependiente?

PDVSA. El deterioro laboral en Petróleos de Venezuela es terrible. El poco personal que aún cumple con sus funciones está muy desmotivado, porque sus beneficios laborales son pírricos si se comparan con los que reciben trabajadores de otras empresas que si tratan de amarrar a su talento humano. Pero además carecen de lo necesario para hacer su trabajo. El fin de semana mientras esperaba en una farmacia, un empleado del PCP de PDVSA le comentaba a otra persona que sus reportes los deben enviar ahora por WhatsApp porque no tienen computadora y sistema para cargar las novedades. Así está dejando el huracán rojo a la industria petrolera.

DUDA. A finales de la semana pasada llegaron a la sede en Maracaibo varias gandolas y camiones blindados cargados con billetes ¿Será el nuevo cono monetario? ¿O más billetes del viejo cono? Deben ser de la vieja familia porque si fuera de los nuevos hubieran armado un show televisivo.

ACERTIJO. Desde la Dirección Regional del PSUV envían el siguiente acertijo: “Cuál es el alcalde más pedante del Zulia que no atiende a nadie y que a pesar de su origen humilde, ahora está crecido en las alturas y sólo ingiere exquisiteces y consume “guiski” del más caro”.

TRIANGULACIÓN. Le recomiendo de nuevo al Alcalde de Maracaibo, Willy Casanova, que revise las triangulaciones publicitarias que se siguen dando en la Dirección de Medios y en el Sedemat, porque ese mecanismo podría encarecer la inversión publicitaria y además llenar el bolsillo de algunos vivos.

MENSAJE. Confieso que me extrañó mucho un mensaje que me llegó de un dirigente regional del PSUV: “La oposición en el Zulia debe ir pensando en un candidato a las nuevas elecciones” ¿Cuáles elecciones? Pregunté porque que yo sepa que por ahora no hay comicios en puertas. No me respondió la interrogante.

 

Darwin Chávez|@darwinch857|darwich67@gmail.com

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

Tags: , , , , , , , , ,

advert
Peliculas Gratis Directorio web Gratis Musica online gratis