27 de enero de 2019

SERENDIPIA|Auspicios

Corren buenos tiempos para los venezolanos que gritan un cambio de gobierno. El 2019 me está confirmando que se asoma un gran año, tiempos benévolos donde todo lo que queremos se va como reajustando. Me gustan los años impares, son ligeros y este que acaba en nueve más. En numerología, el 9 es el símbolo de la universalidad, sirven a la humanidad sin distinción. Estoy celebrando estos 27 días que llevamos de año y espero 257 días de provechoso porvenir común y personal. Decrétalo y vívelo. 

Pudimos

Quién iba a pesar que le iban a “crecer los enanos” a Pablo Iglesias y se le iba a alborotar la fila morada. Además de la baja de Iñigo Errejón, se le suma está semana la dimisión irrevocable de Ramón Espinar, secretario general de Podemos Madrid, quien deja la política y renuncia como senador y diputado regional. Todavía no superado el shock por la traición de Errejón, el líder de Podemos ha tenido que escuchar perlas como estas “Cuando no tienes margen para dirigir y no compartes el rumbo, te tienes que ir” que regala Espinar a los medios. Ahora se dimite por carta enganchada al Twitter. Así lo ha hecho Espinar, quien hacía de portavoz confederal en el Senado. 

En medio de la polémica por la fuga de Errejón a “Más Madrid” donde lo recibe Manuela Carmena, otro que machaca a Iglesias es Luis Alegre, quien en el pasado también fue padre fundador de Podemos, junto con Errejón, Monedero, Iglesias y Bescansa. Este dice que “el intento de Podemos de imponer y chantajear a Manuela Carmena (alcaldesa de Madrid) rompió una confianza decisiva”. 

Mientras tanto Errejón le dice a Iglesias que el proyecto corre peligro de oxidarse “Los partidos corren el riesgo de ensimismarse y perder el contacto con la sociedad. Tiene que ser permeables a lo que la gente demandan”, aconseja el ex niño rebelde de Podemos, quien por cierto ha borrado (limpiado) todos los tuits en apoyo constante la tiranía de Nicolás Maduro. Quizá por aquello de que no lo vinculen con sus amigotes de ideología Chávez-Maduro ahora que es candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid para las elecciones de primavera.

¿Se le acabaron las alabanzas para el régimen que se desploma vertiginosamente o es una simple estrategia de cara a su futuro inmediato? Demasiado tarde Errejón, ya usted está muy retratado con la “revolución bolivariana”. Puede que haya sido recomendación de Carmena, su nueva jefa. Ella ha tratado de desmarcarse de la crisis de Venezuela. De hecho, una vez, ha votado en un pleno del consistorio a favor de la liberación de Leopoldo López, con seis de sus concejales en contra. Hasta recibió a los familiares de Leopoldo en contra de casi todo su equipo. 

Iglesias tampoco le ha hecho gracia enterarse del apoyo del presidente Donald Trump al Presidente Interino de Venezuela, Juan Guaidó. Repite que  considera un golpe de Estado a Maduro y recalca los intereses que tiene Estados Unidos sobre el petróleo venezolano. Debe estar enfurecido que el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, haya puesto de plazo 8 días a Maduro para que convoque elecciones o reconocerá a Guaidó. Iglesias recibe otro bofetón de parte de Sánchez. 

En ocho días pasará de todo o quizá antes. Lo curioso son los buenos auspicios sobre el derrumbamiento de Podemos y del Régimen de Venezuela, tic tac tic tac tic tac. 

Para nadie es un secreto que Podemos se descuartiza y que el régimen bolivariano ya perdió a su pueblo desde que empezó a reprimir y a matar de hambre a la gente y la comunidad internacional ya no le cree. Solo esperamos que las Fuerzas Armadas Bolivarianas se pongan de parte del pueblo. Seguiremos esperando el comunicado de la UE. 

Barcelona con Guaidó

Por cierto, la marcha del 23 de enero aquí en Barcelona contó con una alta participación: 10.000 participantes según los organizadores y 5.000 según nos contó la Guardia Urbana. El recorrido comenzó a las 18:30 en Plaza Universitat, pasando por el corazón de Barcelona, Plaza Cataluña, Plaza Urquinaona hasta llegar a la Plaza Sant Jaume donde se encuentra la sede de la Generalitat de Cataluña y el Ayuntamiento de la ciudad de Barcelona. Cantos, consignas, pancartas, bailes de celebración cuando Guaidó asumió la presidencia interina, marcaron una noche histórica en la Ciudad Condal. Poco importó la gélida noche y vendaval para marchar por la Libertad de Venezuela y responder al llamado de Guaidó. Madrid también hubo llenazo en su emblemática Plaza del Sol de gente que gritaba “Maduro Usurpador” y “Venezuela…Libertad”. Aquí en Barcelona gritaban “No y no y no me da la gana una dictadura como la cubana”. Un grupo de bolivianos se sumó a la marcha con senda pancarta en defensa de la libertad de los pueblos y bien lejos de las garras de la dictadura, que por cierto a ellos les salpica por tener un presidente adorador del Socialismo del Siglo XXI. 

Decálogo postdictadura

Todos tenemos derecho a forjarnos un presente y un futuro con un mínimo de dignidad y eso no se lo puede permitir por desgracia la actual población venezolana, debido al malnacido Socialismo del Siglo XXI, que tiene al país sumido en la miseria, en una cruel crisis humanitaria y el aniquilamiento de la democracia.

No hay oportunidades, ni calidad de vida, nula libertad de expresión. Se lo ha arrebatado un comunismo rancio liderado de militares indecentes y donde prima un populismo barato por encima de la razón, que les ha menguado a los 33 millones de venezolanos toda capacidad de asombro.

Hasta las bases chavistas-maduristas sufren lo que ellos mismos ayudaron a crear, ese monstruo rojo sin sentido que ahora se ha clonado a otros países como Nicaragua y México, por poner un par de ejemplos.

Cuando el huracán rojo pase y llegue por fin la calma y se geste el momento de poner orden y cordura institucional, urge que los nuevos líderes (tras elecciones) ejecuten algunas reformas en forma de decretos y proyectos de ley, con el fin de que esa pesadilla no se repita y no volvamos a caer en el lodo de la ignorancia. Ser un ignorante en la política pasa una factura muy costosa.

Sugerimos:

  1. Lavar la imagen del Libertador Simón Bolívar y los símbolos patrios. Nunca olvidar que han sido usados para cometer desagravios por parte de los uniformados que se hacen mal llamar “bolivarianos”. Prohibido usar el nombre e imagen del Libertador a la política partidista.
  2. Prohibir por ley la participación de partidos políticos de confesión comunista y socialista, por lo menos por una década, germen en la práctica que acaba con la prosperidad de un país, porque iguala la miseria y aniquila la individualidad.
  3. Crear una ley que inhabilite de por vida o aspirar un cargo público a todo aquel venezolano que ha participado directa o indirectamente en el aniquilamiento del sistema democrático y ha sido funcionario del narco régimen venezolano.
  4. Contabilizar y recuperar el erario público robado y juzgar a los corruptos. Aunque la mayoría de ellos se va del país siempre quedará un nexo familiar que los haga volver y querer hacer vida allí.
  5. Eliminar las Fuerzas Armadas Bolivarianas. Desmantelar cuerpos de seguridad, policías y demás figuras de autoridad. La guardia nacional, solo sirve para extorsionar. Se puede crear un cuerpo policial con una criba enorme para entrar.
  6. Prohibir el uso de cualquier foto de un político en todos los organismos públicos, llámese presidente, gobernador, alcalde. Cero adoración de imágenes en espacios públicos. Excepto la del Libertador.
  7. Hacerles un homenaje a los jóvenes caídos que lucharon por la libertad. Una especie de jardín con sus nombres o una escultura, monumento u obra similar. Además documentar sus vidas para fines históricos para que lo conozcan las nuevas generaciones. 
  8. Educar y formar a la “generación Clap” para que hagan el clic y se empiecen a ganar el pan con el sudor de su frente y no con el sudor ajeno. Se van a necesitar muchos años para eliminar el discurso “lo quiere todo gratis” esa mentalidad de viveza criolla, de marginal, producto de ese populismo que siempre ha estado de moda en Venezuela.
  9. Llamar a la reconciliación nacional con mucho tacto y sentido común. Me parece urgente aplacar las desigualdades. Ahí todavía queda gente decente  y muy luchadora que ha demostrado fortaleza en ese ambiente opresor que nunca pudo doblegarlos. Luchar cada día por lo indecible tiene su mérito. Ellos merecen resurgir y tener facilidades para trabajar y generar riquezas. 

Conclusión…Derrotar está mala hora política en Venezuela pasa por sembrar verdaderos valores ciudadanos, la conjugación del verbo pasa por entender el NOSOTROS como un tejido social que cultive hábitos para la construcción de PAÍS, pasa por colectivizar las emociones hacia el bien común y no la gula material que no pone el acento en lo humano.

Urge una revolución moral, que sacralice el trabajo honesto como norma de vida, que perciba la educación y la meritocracia como única forma de gestar la calidad de vida, derrotar el mesianismo estéril y sembrar liderazgos comunitarios.

Hay que rescatar la decencia como ejercicio de vida social. Venezuela debe refundarse desde lo moral. Es hora. Nos toca arrebatarle al chavismo nuestra esencia social, ya basta de tanta política de arrabal, necesitamos un ejército de honestos para ganar un NUEVO País de oportunidades. Si podemos, si se puede.

“Moral y luces son nuestras primeras necesidades”…Simón Bolívar

 

Verónica González M.|Periodista|Barcelona-España|@Verosimiles

 

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

Tags: , , , , , , ,

iwc replica watches rolex replica watches

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies