10 de Octubre de 2017

NÉSTOR NAVA ¡Con el tanque vacío!

A menos de una semana para definir el escenario electoral regional, la situación no apunta nada bueno para el deteriorado régimen, que debe afrontar un elevado descontento popular, estimulado por un nuevo problema que complica todo: la escasez de gasolina.

La última semana ha hecho que los ciudadanos pasen horas frente a las estaciones de servicio, esperando tener la oportunidad de surtir su vehículo de combustible. La espera se hace eterna debido a la incertidumbre que genera la gran demanda de gasolina y la ausencia de gandolas para abastecer las bombas que van quedando vacías.

A pesar de la cacareada eficacia de PDVSA, que no se vislumbra por ningún lado, la realidad es crítica: el tráfico mengua en horas de la tarde y noche a causa de la escasez de combustible, por lo que muchos prefieren utilizar sus vehículos a tempranas horas, para no correr el riesgo de quedarse varados sin posibilidad de encontrar como reponer el tanque vacío.

Ya no es únicamente el efectivo que no aparece, ahora es la gasolina la que parece evaporarse, para complicar aún más la situación diaria del ciudadano, que en días recientes ha hecho caminar largos trechos a quienes se cansan de esperar el transporte público que no aparece por ningún lado, ante la imposibilidad de cancelar el costo exagerado que algunos oportunistas pretenden obtener aprovechándose de la situación.

Otro factor que genera desesperación es la cadena de secuelas que acompañan la falta de combustible: el incremento de los productos de la cesta básica, la ausencia de control en las tarifas del transporte público que crece a medida que avanzan las horas, la falla en la distribución de los productos, además del retraso de los usuarios para llegar a su destino.

Todo se está complicando y saliendo de control, pero lo peor es el silencio sepulcral del sector oficial, que lejos de dar la cara y ofrecer una solución, no hace absolutamente nada para corregir la situación. Obviamente la prioridad es tratar de resguardar los espacios políticos de cara a la contienda del 15 de octubre, que se presenta cuesta arriba a los otrora triunfalistas del sector oficial.

Así como la gasolina escasea y obliga a caminar a más de uno, los motores de la revolución ahora corren el riesgo de quedar paralizados por la ausencia del combustible que antes abundaba: la confianza del pueblo, evaporada como resultado de la inoperancia del sector oficial, que dejó solo a un pueblo que apostó lo que no tenía por un proyecto que jamás concretó sus metas.

Los motores no encendieron a tiempo y cuando lo hicieron no fue en primera, sino en retroceso, frustrando las esperanzas de quienes creyeron que ponerse un uniforme revolucionario era la clave para salirte de la crisis y se llevaron el mayor desengaño al darse cuenta que nada cambió para mejor, sólo empeoró.

Sin alimentos, sin dinero, sin medicinas y ahora sin gasolina ¡Así, así, así es que se gobierna! ¡Dejando los carros sin combustible y obligando al pueblo a mover las piernas!

 

@navanestor24|Periodista|Profesor universitario|navanestor24@gmail.com

¡SUSCRÍBETE! La información de alto valor estratégico es una inversión para lectores inteligentes…

Tags: , , , , ,

advert
Peliculas Gratis Directorio web Gratis Musica online gratis