17 de Febrero de 2018

MARLON JIMÉNEZ ¡El país está paralizado!

El engendro heredero colapsó al país; éste no funciona a ningún nivel de la estructura del Estado. Los hospitales no funcionan bajo ningún aspecto, no solo porque no hay medicamentos ni ningún instrumento de apoyo a la medicina que funcione, sino, porque el personal: médicos, bionalistas, enfermeras, camilleros y otros han renunciado a asistir al trabajo por múltiples razones; los centros educativos públicos tampoco funcionan hay una deserción escolar nunca vista y los maestros y profesores, los pocos que quedan en el país, no acuden a su institución por las carencias que presentan los centros educativos, por no tener los pasajes para ir y por el hambre que hace estrago en sus condiciones físicas; así ocurre en todos los niveles de gobierno.

El sector privado, actor importante en el desarrollo nacional, también sufren las mismas secuelas de la crisis integral que padececemos todos en el país; por supuesto, exceptuamos de ello a los corruptos y delincuentes del régimen que tienen sus cuentas bancarias en dólares en los paraísos fiscales existentes en el planeta. Cada día que pasa se acentúa el hambre, la miseria y la muerte de los venezolanos; cada día crece geométricamente la deserción laboral; cada día hay menos efectivo en los bancos y la mafias hacen estragos con la economía familiar y a pesar de todo esa debacle humana y económica el engendro lo que hace es hablar “peperas” en cadena nacional. Mientras todo eso ocurre, el rechazo internacional a su persona deja secuelas irremediables que alejan al país de cualquier solución a sus problemas, cuestión que hace urgente tomar acciones contundentes en el continente para salir del comunismo cubano que arruinó hasta la propia moral de todos nosotros.

Los sectores democráticos del país: partidos políticos, iglesias cristianas, universidades, academias científicas, movimiento sindical y laboral, empresarios, estudiantes, defensores de los DDHH y todos los venezolanos, tenemos el ineluctable deber de tomar acciones, ahora o nunca, en una verdadera unidad nacional para detener el autoritarismo que pretende seguir imperando en el país. No hay espacio para participar en un proceso electoral; el CNE, hoy más que nunca está “depravado” en su apoyo al régimen, no tienen ningún tipo de recato en realizar acciones que beneficien al engendro y a sus siniestros asesores cubanos; la FANB, rompiendo con su ejemplo histórico de libertad, está radicalmente apoyando el régimen y a toda su estructura corrupta y delincuencial.

La convocatoria a un “paro nacional” de todos los sectores precitados anteriormente acudiendo taxativamente a nuestra CN, no necesita mayor convocatoria porque prácticamente estamos en una parálisis completa del país. El régimen no tiene la fuerza para impedirlo; el transporte público se paralizará a partir de esta semana, más de lo que está, los buses rojos traídos corruptamente de China, en más de un 80% son chatarras que ni siquiera están en condiciones de servir de alguna forma a la reconstrucción de otras unidades. Nunca un país del continente ha recibido el respaldo que ha recibido Venezuela; todo el continente nos apoya y si rompemos la filosofía unitaria de los sectores opositores al régimen, perderemos la oportunidad histórica de reconstruir nuestra democracia con paradigmas totalmente contrarios al comunismo. Llegó la hora.

 

Marjimgar54@hotmail.com|Profesor universitario

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

Tags: , , , ,

advert
Peliculas Gratis Directorio web Gratis Musica online gratis