13 de Mayo de 2015

JOSÉ PONS|Venezuela: por qué no votaré ni por el uno ni por el otro

La gran realidad política en el país nos indica, que la política práctica de gobierno y oposición se ubica cada vez más distante de los ciudadanos, sus familias y las comunidades. En la democracia  es habitual ver al pueblo que articulan necesidades y expectativas, cosa que en Venezuela se extravió hace mucho tiempo, sumado a esto una  clase política que camina sin escuchar y pensando que no es vista y observada, lo que se ha traducido en la crisis de la democracia, que no es más que una crisis de representación. Los ciudadanos dejamos de sentirnos representados por los partidos y los políticos.

Por lo tanto, además de haberse convertido ambos polos de esta polarización en nocivo para la salud mental del venezolano, según señala la Federación de Psicólogos del país. Andamos extraviados y sin norte seguro, en materia de dirigentes, controles y justicia. Piezas vitales en el juego de la democracia y cuya necesidad de partidos políticos, honestos y decididos hacen más pesada la carga social impuestas por estos dos sectores del país, lo cual nos lleva a entender que ninguno de los dos ofrecerán la solución de los problemas, porque estos mismos son el problema.

¿En dónde nos encontramos entonces los venezolanos? En un camino donde la sociedad deberá asumir decisiones y roles que logren enmendar estos errores de la política del país, accionando, seleccionando y dicerniendo los discursos de grupos y ciudadanos que nos encontramos en el 65 al 72 % de los que no somos ni del oficialismo y menos de la MUD. Estos son los que deciden si habrá cambios en el manejo de la nación o no. Eres tú ciudadano, que perteneciendo o no a un organismo político, estás inconforme y desconfías de quienes en “consenso” o impuestos habrán de representar a estos partidos en las próximas elecciones.

La estrategia de centrar la atención en el país y su democracia, brindando un camino hacia a institucionalización del Estado, la democracia y la Libertad, comienza con nuestros propios compromisos. El ciudadano y sus familias deben acatar su análisis del día a día del venezolano y cómo el deterioro es la constante en todas las esferas del país. Esto nos indica que el accionar deberá buscar los rostros y las organizaciones que no estén comprometidas con la polarización y decidir incorporarse o sumarse a los que no somos parte del problema político del país.

La reconciliación, sin duda es la práctica para alejarnos de este torbellino que solo representa el 27%, a lo mucho el 30% de los venezolanos. La justicia debe retornar a la nación, esta no es una promesa electoral, sino, una forma de vida que no tiene negociación alguna. He allí que la decisión es un voto consciente de lo que merecemos como ciudadanos, como familia y comunidad. El sondeo parlamentario venezolano deja mucho que desear, triste sumisión para algunos y “buenos negocios” para otros. Tú decides si habrá o no cambios en la Asamblea Nacional en el 2015.

@joseponsb|Secretario General MAS ZULIA@|@maszulia1

 

2DO ANIVERSARIO VERDADES Y RUMORES-03 350

…La libertad de expresión es un derecho, no una dádiva de quienes ostentan el poder.

Tags: , , ,

advert
Peliculas Gratis Directorio web Gratis Musica online gratis