JOSÉ PONS|El delito artificial puede ser contundente | Verdades y Rumores | Diario Digital
31 de Octubre de 2015

JOSÉ PONS|El delito artificial puede ser contundente

El concepto nominal o formal define al delito como “una conducta humana que se opone a lo que la ley manda o prohíbe bajo la amenaza de una pena”. Lo cual, nos lleva a pensar que habiendo un delito que de alguna forma se pueda demostrar o no, carga en si una pena donde coadyuvan elementos que demuestra tales transgresiones. A saber, formas y lujos en calidad de vida, movimientos de capitales, propiedades en el exterior o sencillamente capacidad de financiamiento en muchas actividades, a pesar de las figuras de testaferros o empresas fantasmas para disimular, entre otros.

A pesar de querer conceptualizar al delito para todos los tiempos y todos los lugares. Es decir, querer formar un concepto universal de delito, esta acción en nuestro país ha sido unos de los procesos de una increíble “relatividad creadora” en la conformación de estos; aupada por proverbios fecundados en la práctica delincuencial, tales acontecimientos carecen de valor a la luz de las realidades del delito; más no en su práctica. Haciéndose artificiales ante la ley son tales como: “no importa que robe, el tipo trabaja”, “no importa que no me paguen bien, si me ponen donde hay”, “con tal cuales, se vivía mejor, roban y dejan robar”, etc.

La definición como tal, debe indicar lo que es el delito y debe sintetizar los criterios. El concepto del delito ha sido formulado en abundantes definiciones, que pueden ser agrupadas en: nominales y materiales. Según los teóricos, en búsqueda de lograr darle objetividad al presente, se habla de un concepto nominal del delito. Para nuestro caso, es la ley la que establece cuales hechos son delitos, fija sus caracteres delictuales a un hecho, si en algún momento esta ley es abrogada o no cumple con los criterios del delito, este desaparece. El delito nuevamente aparecería como artificial.

Por otro lado, en la otra cara de la misma moneda, definen el contexto del valor del delito en cuanto a los montos de la fortuna que maneja y que no podrá justificar desde la perspectiva del derecho o del trabajo honesto, lo cual, lleva automáticamente a la artificialidad del delito que cometió. El delito puede no demostrarse en lo jurídico, pero el tribunal colectivo de la Opinión Publica “puede enjuiciar bajo las normas éticas sobre dudas razonables aceptadas” he allí la contundencia de la artificialidad del delito.

Finalmente, es bueno estimar que de igual forma ejercer una visión filosófica materialista sobre la conducta humana es llegar a la esencia del ser humano y comprender su existir, y, en consecuencia, su accionar dentro del grupo al que pertenece u obedece; refiriéndonos al caso de la “elite” política venezolana sus orígenes y actividades económicas y sociales logran definir en algunos casos que la práctica, ha sido alterada por el incrementos de sus capitales y recursos económicos, que no logran ser medidos por lo artificial del delito, pero si por su contundencia en el accionar social.

@joseponsb|Secretario General MAS ZULIA

Icono Area Privada 170

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre estar informado es una excelente inversión…

Tags: , , ,

advert
Peliculas Gratis Directorio web Gratis Musica online gratis