6 de Septiembre de 2015

JESÚS SÁNCHEZ MELEÁN|Bailando al mismo son

Amigo Nicolás:

Le escribo estas líneas luego de haber visto un video en el que usted salía bailando el tema “La Pollera Colorá”. Creo que esa danza suya, con su señora esposa, demuestra que usted la está pasando muy bien al frente de la presidencia de Venezuela. Me di cuenta que usted siente en la sangre la música colombiana. Leí que su madre era colombiana y que usted solía pasar las vacaciones escolares en la ciudad fronteriza de Cúcuta. En el noticiero de Jorge Ramos en Univisión sacaron una señora que lo recordaba a usted jugando con los muchachos del vecindario.

Le confieso que seguiré su ejemplo. Voy a pedirle a Ximena Navarrete, la más reciente Miss Universo Mexicana, que me recomiende un buen tema bailable que identifique a México. Y creo que Ximena no se va a negar a darme un consejo; yo le di muchos a ella. Sé que con Ramos no puedo contar para nada. Tan pronto Ximena me diga cuál es la canción, me la pondré a practicar para quedar tan preparado como unos de los participantes de “Dancing with the stars”.Y buscaré un traje de mariachi para hacer el baile con ese traje.

Lo que aprendí al verle bailar es que los que practicamos políticas “xenofóbicas”, como usted y yo, necesitamos confundir al público. Debemos crear un show casi perfecto. Usted por ejemplo, le pagó a miles de personas para que lo acompañaran a una concentración en apoyo a sus acciones en la frontera con Colombia. Esos seguidores pagados le aplaudieron cuando usted dijo que no tiene ningún rencor contra los colombianos, en general, sino solo contra los paramilitares y criminales colombianos que viven ilegalmente en Venezuela.

Usted y yo si sabemos de qué se trata el show. Usted envió a la guardia nacional de Venezuela para practicar desalojos forzosos en San Antonio del Táchira, ciudad venezolana, que está separada de Cúcuta, solo por el rio Táchira. He leído que sus guardias rodearon el barrio La Invasión y allí registraron cada una de las casas. Si su gente encontraba que los residentes eran venezolanos, los dejaban quietos. Pero, si los habitantes de la casa eran colombianos, pasaban directo a un autobús que los llevaría a su país natal. En las casas de estas personas escribían la letra D, que significaba “demoler”.

Sus guardias deportan a los colombianos, y de paso les destruyen sus casas. Todo al mismo tiempo. Usted está aplicando un proceso de deportaciones no solo masivas, sino sumarias. Si los sospechosos hablan como los colombianos o parecen colombianos, son expulsados de Venezuela en forma inmediata. Usted suspendió las garantías constitucionales, y autorizó a los guardias nacionales para tomar control del tema migratorio. Y los resultados hablan por sí solos. Según funcionarios de la ONU, que visitaron Cúcuta, más de mil cien colombianos fueron deportados desde Venezuela en trece días por Venezuela.

Y mejor aún, la gente de la ONU indica que otros diez mil colombianos han abandonado voluntariamente Venezuela “por miedo” a ser deportados en forma violenta. Usted consiguió que la gente practique la “self-deportation”, algo que no logró Mitt Romney. Fíjese, aquí en los EEUU, para poder deportar a un ilegal, le deben abrir un expediente. Lo llevan ante un juez y le permiten responder a una petición para deportarlo. Eso lo llaman, “el debido proceso”. Yo coincido con su estilo de hacer las cosas. Por ese motivo ya empecé a meterle miedo a los mexicanos en Estados Unidos. Y estoy repitiendo día a día que yo deportare a todos los ilegales.

Usted me cae bien porque parece un hombre de negocios, como yo. Somos efectivos, nos gusta conseguir resultados. Déjeme entonces tomarme la confianza de recomendarle que no cambie de rumbo. Siga actuando como un radical. Y se lo digo con conocimiento de causa, mientras más radical yo me he vuelto, mejores números obtengo en las encuestas. Yo arranque mi campana con el 1 por ciento de popularidad, y al momento de escribir usted, ya tengo casi 40 por ciento de los votos, si las elecciones fuesen hoy.

A pesar su efectividad al ejecutar las deportaciones, yo no veo que los números suyos, en las encuestas, hayan mejorado mucho, todavía. Persista, que el radicalismo da beneficios. Y permítame darle otro consejo. Proponga usted la construcción de un muro en la frontera de Venezuela con Colombia. Ese muro, de 2.219 kilómetros, sería la solución que usted busca para evitar el desabastecimiento en Venezuela. Demás está decirle que yo sé de construcción. Llámame cuando llegue de China para que hablemos sobre la construcción del muro. Yo te lo construyo.
Tu amigo Donald.

PS: No se le ocurra concederle una entrevista a Jorge Ramos. Él es traicionero y pierde la compostura en las ruedas de prensa. 

@jesusluis11|El Comercio de Colorado, Estados Unidos

Icono Area Privada 170

¡SUSCRÍBETE! Área Privada un nuevo servicio exclusivo de Verdades y Rumores…

Tags: , , , ,

advert

Fatal error: Uncaught Error: Call to undefined function get_long_ad() in /var/www/html/verdadesyrumores.com/wp-content/themes/deliciousmagazine/single.php:170 Stack trace: #0 /var/www/html/verdadesyrumores.com/wp-includes/template-loader.php(74): include() #1 /var/www/html/verdadesyrumores.com/wp-blog-header.php(19): require_once('/var/www/html/v...') #2 /var/www/html/verdadesyrumores.com/index.php(17): require('/var/www/html/v...') #3 {main} thrown in /var/www/html/verdadesyrumores.com/wp-content/themes/deliciousmagazine/single.php on line 170