12 de enero de 2019

EL PAÍS SILENTE|El 10E y las horas menguadas

En más de una ocasión   les he asegurado  que el Triunvirato de Oliva está en constante sigilo, vigilia y movimiento. Lo está el sector de la Fuerza Armada con Maduro y por supuesto, lo están aquellos que lo adversan: los chavistas antinico, llamados CENTURIONES y los institucionales, conocidos también desde tiempos de López Contreras como los ESPARTANOS.

En estas horas menguadas, cada uno de los sectores de nuestra Fuerzas Armada está a la expectativa de lo que pueda generar el 10 de enero, esta situación no había ocurrido en los casi 20 años de la llamada revolución bonita. Muchas situaciones similares sí, pero ninguna con características tan particulares.

El 10 de enero es un punto de quiebre y lo es para optimistas y pesimistas, pues más allá de lo que pueda hacer Maduro, su combo y los locos, el mango del sartén lo tiene el Triunvirato de Oliva, como ha sido desde 1999.

 Por otra parte, los sectores opositores reunidos en cada uno de los partidos políticos que hoy hacen vida en la  Asamblea Nacional, cargan sobre sus hombros la mayor de las responsabilidades, pues sabemos lo que Maduro, su combo y los locos les corresponde hacer y harán, pero desconocemos cuál será la actuación de la Asamblea Nacional más allá de las palabras difundidas en las alocuciones a los medios de comunicación nacionales y extranjeros desde los primeros día de enero. ¿Será su proceder cónsono con las expectativas del 80% de los venezolanos que consideran que el tiempo de revolución roja rojita llegó a su fin?

Maduro, su combo y los locos están claros, ellos se focalizan y se focalizarán en sostener este mal llamado proyecto revolucionario, fracasado y moribundo con menos de dos décadas de edad.  

Sin embargo, dos de los sectores del Triunvirato de Oliva, están en modo de aparente acompañamiento del régimen, sobre todo en estos tiempos, los que, ante la presión internacional y la situación socioeconómica del país, pudieran respaldar la propuesta constitucional que hemos conocido durante la toma de posesión del nuevo presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó de Voluntad Popular, el partido político liderado por Leopoldo López.

Comienza entonces, con el pasar de las horas, las horas menguadas, a rondar la pregunta si será inevitable un enfrentamiento armado. La cuestión no es un mero deseo pasional o emocional, es el resultado de varios años de situaciones difíciles y anormales; de una vivencia que un sector de la sociedad venezolana ha consumido desde 2002, cuando se le comenzó a ver la  costura al proyecto del 4F de 1992, desde entonces, la población venezolana de uno u otro lado, en etapas distintas y por circunstancias diferentes ocurridas en casi 20 años, han cerrado en una  estadística negativa “8 por cada 10 venezolanos adversa al proyecto insostenible de la mal llamada revolución bolivariana”, de hecho 65% de ese número se ha declarado anticomunista y un casi un 100% de los mismos 8, creen que la solución está en SACAR A MADURO DE MIRAFLORES como sea.

La gran mayoría de los venezolanos hoy están claros en que la diplomacia jamás podrá sacar a este grupo de hombres y mujeres que han administrado el ESTADO desde 1999.

Si ese 80% del pueblo opositor, que de acuerdo a los últimos números de empresas serias, nacionales y extranjeras, aglutina a la mayor cantidad de ciudadanos descontentos u opuestos, fuertes críticos del lo que parece ser el último tramo de una calle ciega, era de esperar que una solución militar sea la que pulule en el pensamiento de ese colectivo, esa misma cantidad de personas han sido y siguen siendo fuertes críticos, de lo que consideran una oposición fracasada y sumisa.

Alcanzar Miraflores desde el año 2012, cuando Chávez derrotó, por un margen mucho  menor al que había alcanzado en ocasiones anteriores contra candidatos opositores, a Henrique Capriles Radonski, era el objetivo a corto plazo.

La caída estrepitosa de la  revolución bolivariana y del monolítico liderazgo de Hugo Rafael Chávez Fría, ratificados con los resultados en la elección de octubre de ese año y luego en la de abril de 2013, demostraron a propios y ajenos  que todo el proyecto venía palo abajo, tres años después, el abrumador triunfo de la oposición en diciembre 2015 así lo certificó. Pese a todo lo alcanzado entre 2004 y 2015,  tres años después Maduro sigue en el gobierno. Entonces ¿es absurdo ignorar  la solución militar en el pensamiento del pueblo asqueado de unos y de otros? No, y aunque alguien podría decir que no entiende el porqué una mayoría exige una salida de fuerza como única solución,  la que cuente no es esa, es la que tiene el mayor respaldo nacional y extranjero.

Hoy, en Venezuela hay opinadores de todo tipo, yo soy uno y si bien es cierto que he escrito denunciando más los errores de la “revolución”, no menos cierto es que la oposición se ha tenido que calar también mis críticas. Es verdad que mucho más han sido las de los rojos, pero es por algo muy sencillo, sus errores y desaciertos son lo que nos han traído hasta el 10E. Irónicamente, lo mismo hicieron adecos y copeyanos, que nos llevaron a Chávez. Bueno, es lógico pensar que por recorridos similares, vamos hacia algo distinto a Maduro, su combo y los locos.

¿Dónde queda el aporte de cada uno de nosotros?  el escritor en escribir; el periodista en opinar en defender la libertad y la democracia y así como el sacerdote agarrará el crucifijo y el rosario y rezará por Venezuela, el militar que ame la libertad y la democracia debe salir a luchar por ella, porque después del 10 de enero esta será una vivencia que sólo estará en las manos del TRIUNVIRATO DE OLIVA, porque habremos llegado a su cita con la historia de nuestro país. Ellos lo saben, pero además están claros, muy claros que sin su respaldo NO habrá  libertad ni democracia.

Hasta la próxima semana.

 

Ismael Rojas|@Isma64|Periodista

 

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

Tags: , , , , ,

advert
iwc replica watches rolex replica watches

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies