27 de septiembre de 2018

FRANCISCO URBINA|Joyas patrimoniales de Maracaibo

Por todos es conocido que el llamado Centro de Maracaibo, lo cual define el Casco Histórico de la ciudad, está lleno de invalorables edificaciones patrimoniales, que son joyas de arquitectura, donde resaltan estilos Barroco, Neoclásico, Neogótico, entre otros con arquitectura historicista, ecléctica y el creativo maracucho, pletórico del ingenio de nuestra gente.  Obviamente todo es producto de la llegada de los españoles y de otras influencias europeas como la italiana y alemana.  Desde el punto de vista de planificación urbana, la ciudad se desarrolló de acuerdo a lo establecido en el libro 4, de las Leyes de Indias, donde se fijan las normas de población, de reparto de tierras, Obras Públicas y Minerías.

Un elemento que encontramos en todas las ciudades de nuestro continente americano y las venezolanas, es la conjugación de tres elementos: Plaza, Iglesia y Hospital.  Esto quedó plasmado en nuestra Plaza Bolívar, Iglesia de San Pedro y San Pablo (Catedral de Maracaibo) y Hospital Dr. Urquinaona (Central), también en la Iglesia de San Juan de Dios (Basílica de la Chiquinquirá), con  su respectiva plaza y el Hospital Chiquinquirá.

Maracaibo ha sido pionera en muchos campos, alumbrado público, cine, bancos, tranvías y ferrys .  Voy a referirme a un elemento que fue determinante, para su desarrollo, como es el alumbrado público.  Esta idea nació hace 130 años, cuando en el mes de junio de 1888, se estaba organizando la celebración del primer centenario del nacimiento de nuestro General Rafael Urdaneta, ilustre prócer  zuliano.  Para ello, se firmó un contrato con el señor Jaime Felipe Carrillo, un comerciante establecido en Maracaibo, quien asumió la responsabilidad de importar una planta eléctrica desde los Estados Unidos, para iluminar la Plaza Bolívar y las dos calles adyacentes a ella, para los actos del 24 de octubre, en el marco de la celebración de los 100 años de Urdaneta.  El señor Carrillo logra su objetivo y en ocho días pone en funcionamiento la planta eléctrica y logra iluminar los actos en honor a “El Brillante” Urdaneta, convirtiéndose el Zulia en el primer estado de Venezuela donde se instala el servicio de electricidad y nuestro país se convierte en el tercer país de Latinoamérica después de Argentina y Perú en tener este servicio público.

Ahora bien, desde el punto de vista urbano, en esta área se cumplía con lo establecido en las Leyes de India.  Tenemos que para esa época, teníamos los Palacios de Gobiernos del Zulia y Municipal, con su respectiva Iglesia, nuestra Catedral de Maracaibo, en el entorno de la Plaza Bolívar.  La Plaza es el núcleo fundacional de la ciudad colonial, conocida inicialmente como Plaza Mayor de San Sebastián de la Concordia.  Para 1873 fue remodelada, colocando cuatro ninfas o muñequitas alegóricas a las actividades de la época, es decir Comercio, Marina, Arte y la Industria.  En esta plaza se erigió por primera vez en Venezuela, una estatua de Simón Bolívar fue en 1905 cuando se colocó la escultura ecuestre de Simón Bolívar, desarrollado por el artista Eloy Palacios.  Su diseño actual corresponde a una intervención de 1970.

Como elemento complementario está la Santa Iglesia Catedral Metropolitana de los Bienaventurados Apóstoles San Pedro y San Pablo, que es una edificación  del Siglo XVII, designada como Catedral, según Bula del Papa León XIII el 25 de julio de 1897, siendo nombrado Monseñor Francisco Marvez (Calle 78 de Maracaibo) como su primer Obispo.  Es decir que para el momento de la celebración de los actos del General Urdaneta era la Iglesia de San Pedro y San Pablo.

Cerrando con este cuadrante colonial del Casco Histórico de Maracaibo, tenemos el Hospital Central de Maracaibo, cuyo nombre oficial es Hospital Dr. Urquinaona, en honor a su fundador el Abogado y Filántropo venezolano José Antonio Urquinaona.  También recibió el nombre de Hospital de Santa Ana, inaugurado el 26 de julio de 1608.  Forma parte de este conjunto el Templo de Santa Ana, inaugurado como el Hospital de Beneficencia, bajo la iniciativa de Francisco Ortiz y su esposa Inés del Basto, gobernante español que amaban a Maracaibo.

Existe una gran historia de la Maracaibo Colonial en este sector, donde destacan los edificios de la Casa de la Capitulación y Palacio de Gobierno entre otros.  Estamos obligados a recuperar la memoria histórica de la Maracaibo Mía, Siempre Mía de Udón Pérez.

¡Contamos con Vos!

 

@funmara500|Presidente del Centro Rafael Urdaneta

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

Tags: , , , , ,

advert
iwc replica watches rolex replica watches