22 de septiembre de 2018

ENDER ARENAS|Los bomberos

¡Bombero! ¡Bombero!

Yo quiero ser bombero!

¡Bombero!

Bombero!

porque es mi voluntad

Alberto Cortés

A pesar de haber nacido en La Pomona, a dos cuadras del Café Imperial, mi infancia la pasé en el barrio “La Manzana de Oro” (sabia porque se llamaba manzana, lo que nunca supe de donde carajo sacaron lo del oro), muy cerca de los “Bomberos Aeronáuticos”. Eran mis ídolos. Cuando un avión entraba en emergencia allí estaban los tipos, arriesgando su vida echando una espuma en las pistas para evitar un desastre mayor.

Pocas veces reconocidos, eso sí. Por ejemplo, una vez evitaron un desastre de un “Viscount”, turbo hélice de Aeropostal, con casi un centenar de pasajeros. Amanecía el 18 de noviembre, día de la Virgen de Chiquinquirá, patrona del estado, y en lugar de elogiar la pericia de estos muchachos y del piloto que mancomunadamente condujeron las operaciones que permitió un exitoso aterrizaje, la prensa, los gaiteros y el pueblo decidieron que fue la Chinita la que salvo a los pasajeros.

Así que de niño, sepan Uds. que alguna vez lo fui, animado por los actos heroicos de los “aeronáuticos” quise ser bombero.

Mis visitas al cuartel de bomberos las hacía a diario. Este tenía una sola planta, en un ala estaba el almacén donde se alojaba el material para la protección contra los incendios aquí también estaban los camiones y el equipo especializado para enfrentar los siniestros aéreos. Lo único malo, es que  era de una sola planta. No había algo que a mí me fascinaba: la cuca-ña, siempre había soñado bajar por ella y aterrizar vestido de bombero y acudir raudo a apagar el fuego.

Así que si alguna institución he respetado, querido y me hubiese gustado servir en ella fue el cuerpo de bomberos. Por eso me preocupa lo ocurrido por los bomberos de Apartaderos de Mérida. Han sido imputados del delito de promoción e incitación al odio con agravante por motivos de odio e intolerancia.

¿Que hicieron? Bueno, montaron un video donde pasearon un burro por las instalaciones del cuartel de bomberos de esa localidad representando al presidente Maduro ¿Es una manifestación de odio?, creo que no. Es más yo puedo decir que son juegos, pura mamadera de gallo, nosotros somos así, eternos mamadores de gallo. Yo creo que hasta fue un guiño de cariño. La cuestión es que el presidente Maduro está convencido de que él efectivamente es bruto y le molesta que sean otros quienes se lo digan y es que además quienes los acompañan en el gobierno también creen que el presidente es bruto, brutisimo y, mas allá de toda consideración al respecto, en verdad, sin ofender es posible que sea bruto, y eso no es ningún pecado. Alguna vez tuvimos a un presidente-dictador del que se decía que no sabía leer y que tomaba el periódico al revés.

Con respecto al presidente Maduro, alguna vez, el mismo Jorge Rodríguez, le pidió, creo que, a Luisa Ortega Díaz que le hablara sencillo al presidente porque este no entendía cuestiones muy complicadas pues era muy escaso.

Yo estimo que el presidente y su gobierno deben superar estas sensibilidades. No era para tanto, ¡ja! Molestarse por esa pendejada.

Fíjense, creo, dada su naturaleza machista, que si le hubiesen puesto el mote de “tres patas” se lo hubiera gozado y los burros tiene esa condición (no es los burros sean cojos, carajo, entiendan no sean burros). Presidente, siéntase halagado, a lo mejor eso fue lo que quisieron decirle.

Pero, creo que los bomberos se equivocaron en personificar a Maduro con el burro visitante a la estación de los bomberos de Apartaderos. A este gobierno le escribió el guión George Orwell en 1943, con la publicación de “Rebelión en la Granja”. A propósito, de la novela de Orwell, el burro de la Benjamin, personaje de relato, no tiene nada que ver con el presidente Maduro.

Les recomiendo la lectura de esta novela escrita contra la URSS, Uds. se encontraran con situaciones y personajes demasiados parecidos con nuestra situación pero eso es pura coincidencia, cada vez que leo los parlamentos del cerdo Squealer, una especie de vocero oficial del dictador el cerdo Napoleón, me parece estar leyendo a Jorge Rodriguez.

Solo me resta decir ¡ánimos bomberos! Este incendio también se apagará.

 

@RojasyArenas

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

Tags: , , , ,

advert
iwc replica watches rolex replica watches