6 de Septiembre de 2018

EFRÉN GUTIÉRREZ ¡Es la Unidad, estúpido!

(Experiencia unitaria en la lucha democrática serbia)

El capítulo VII del libro “Blueprint for Revolution (2015)” de Srdja Popovic, uno de los más importantes líderes del movimiento Otpor!, en Serbia, el cual contribuyó de manera decisiva en el derrocamiento de la dictadura de Slobodan Milosevic en ese país, trata el tema de la Unidad, titulándolo con la frase que encabeza este artículo, la cual parafrasea un slogan utilizado por Bill Clinton, en una de sus campañas electorales: ¡Es la Economía, estúpido!

Popovic, comienza el capítulo, relatando la experiencia del cercano país Belarús, cuyo presidente Alexander Lukashenko, a quien llaman el último dictador en Europa, gobierna desde 1994 ese país exsoviético. En 2006, se produjo la llamada Revolución de los Jeans, cuando las fuerzas democráticas lograron la realización de unas elecciones libres. Pero, para el proceso, se presentaron hasta nueve candidatos opositores contra Lukashenko, obteniendo de nuevo la victoria ante un pueblo belorruso confundido.

Para Popovic, eso era algo que había visto anteriormente en Serbia, antes de que tener a Otpor! para unirse detrás él.  Las elecciones bajo Milosevic siguieron este patrón exacto. Las personas que estudian este tipo de cosas lo llaman “atomización”. Milosevic ganaba un número considerable de votos, robaba unos cuantos miles más, y luego sólo esperaba a que la oposición fragmentada dilapidara cualquier oportunidad de conseguir cualquier cosa lograda, peleando entre ellos. Estábamos haciendo el trabajo para el dictador.

Menos mal, dice, que nos dimos cuenta y comenzamos a dar dos peleas: una contra el dictador y la segunda para unir a los distintos partidos bajo una misma sombrilla. “Intencionalmente, cocinamos la lucha por la unidad, en la misma olla antiMilosevic y funcionó”

Entre las lecciones más importantes, obtenidas por Popovic, de la experiencia serbia, están las siguientes:

  • “La unidad es una cosa difícil, y no sólo es uno de los elementos más importantes del éxito de la acción noviolenta, sino también la más dura de conseguir, y por varias buenas razones. La primera, tiene que ver con la naturaleza de los regímenes opresivos. Como la unidad depende de la creación de coaliciones y alianzas entre personas con capacidad de reunirse, compartir sus puntos de vista, y resolver sus diferencias. Cuando esta misma oportunidad se vuelve ilegal, es poco probable una oposición organizada y bien aceitada.”
  • “La unidad, además, es un concepto difícil por otra razón aún más fundamental: la tendencia innata, que casi todas las personas compartimos, en cierta medida, que nos lleva a la convicción de que sabemos mejor las cosas que los demás. En Serbia, por ejemplo, necesitábamos conseguir que diecinueve partidos de oposición diferentes trabajaran juntos, y cada uno de ellos, odiaba a los demás.”
  • “no hay razón para deprimirse, porque reunir, incluso a los grupos más dispares, es posible si te acercas al problema correctamente.”
  • “… la diversificación de objetivos, causas y mensajes … desvían el foco de éste y  le reduce al grupo la disciplina del mensaje que alguna vez tuvo: entonces, cuando los activistas … salen … en los medios protestando ya no se sabe si la demostracion tiene que ver con algunos derechos, secularismo o algo totalmente distinto… Este es el riesgo de poner en peligro la primera, y posiblemente la más importante unidad táctica: la unidad del mensaje”
  • “Mantener la unidad del mensaje es bastante difícil, pero, donde se pone realmente difícil la cosa, es en mantener la unidad del movimiento.”
  • “¿Cómo, entonces, hacer para asegurar la unidad? La respuesta corta, es que no se puede.
    Es muy poco lo que usted puede hacer para asegurarse de que los seres humanos no se comporten como seres humanos y encontrar razones para luchar y separarse.”
  • “… en Otpor desarrollamos un principio que requiere trazar una línea en un pedazo de papel y ver cuánta gente se puede incluir en tu lado de la página. Lo llamamos la línea de demarcación.”
  • “Los movimientos son como los seres vivos, y a menos que se planee la unidad y se trabaje en ella, nunca va a materializarse por sí sola. Y es por eso que, es importante para el movimiento, relacionarse con el mayor número posible de personas, en todo momento.”
    “La unidad, al final, se trata de mucho más que tener a todo el mundo alineado detrás de un candidato o tema en particular. Es sobre la creación de un sentido de comunidad, la construcción de los elementos de una identidad de grupo, tener una organización cohesionada, sin dejar a ninguno de sus hombres o mujeres detrás, siendo fiel a sus valores.

La oposición venezolana, no está lejos de la situación vivida en Bielorrusia y Serbia. La estrategia del régimen de dividirla (Divide y reinarás- DIVIDE ET IMPERA), ha dado sus frutos y, hoy, se encuentra fragmentada en sopotocientos pedazos que se enfrentan todos los días entre sí, no importa el tema, a pesar de que existe algo llamado Frente Amplio Venezuela Libre.

Urge trabajar por un acuerdo mínimo entre los todos los factores de la oposición o disidencia venezolana, de lo contrario, a pesar del importante apoyo internacional, nunca se logrará superar la situación política actual y existe la posibilidad de que los 60 años que ha durado el régimen cubano, se queden cortos ante los que podría durar el régimen venezolano.

Es, literalmente, una verdadera estupidez no trabajar para lograr la unidad básica, mínima de todas las fuerzas que adversan al régimen venezolano y una estrategia común para salir de esta situación. No parece nada inteligente, seguir favoreciendo a los sectores dominantes, a través de la división y el enfrentamiento entre quienes no están de acuerdo con el estado de cosas existente.

“El que tiene oídos para oir, oiga”. 

Mateo 13:9.

 

@efrengut|Economista|efrenguti@gmail.com

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

Tags: , , , ,

advert
Peliculas Gratis Directorio web Gratis Musica online gratis