30 de agosto de 2018

ASUNTO ECONÓMICO|Abasteciendo la necesidad

El mercado desde la perspectiva económica puede tener distintas visiones sin embargo la más general es concebirlo como el lugar tangible o no donde oferentes y demandantes intercambian bienes y servicios, siempre regidos por las leyes naturales de la economía pero regulado por la normativa establecida por un ente superior que en el caso venezolano está representado por el ejecutivo nacional, regional o municipal.

El mercado ideal cuando menos debe ser capaz de ofrecer a los consumidores todos los bienes y servicios que se demanden, entendiendo que algunos podrán adquirir los mismos y otros no, pero siempre los bienes y servicios deberían estar disponibles, es decir debe existir un equilibrio basado en la oferta pues la demanda dependerá del ingreso y el grado de necesidad; entonces surge la interrogante ¿Y si lo anterior no se cumple?

En este punto podemos decir que se está en presencia de lo que se conoce como Desabastecimiento por lo cual conviene ir aclarando ciertos puntos al respecto.

Lógicamente el desabastecimiento implica escasez que por lo general se refiere a bienes y servicios puntuales o por cortos períodos de tiempo, más lo primero indica un grado superior en la escala de necesidades insatisfechas pues se trata de un nivel generalizado y sostenido en la condición.

En economías de mercado el libre juego de la oferta y la demanda permite que los actores económicos se coloquen de acuerdo en el punto donde los oferentes estén dispuestos a vender y los demandantes dispuestos a comprar, es decir establecen libremente el precio o la tarifa a la cual desean transar un intercambio, por eso el desabastecimiento constituye una alteración dentro del equilibrio que debe imperar en ese mercado, una distorsión involuntaria a la posibilidad de satisfacer las demandas de los consumidores, pero ¿Cuál es su origen?

Las respuestas a lo anterior básicamente tienen tres orígenes, uno de ellos es que los oferentes (vendedores, productores) se vean obligados a comercializar sus productos por debajo de lo que el mercado está dispuesto a pagar por ellos, esta obligación por lo general parte de las instituciones responsables de velar por el respeto de la normativa legal vigente, o expresado en términos más sencillos, cuando las instituciones supervisoras se convierten en controladoras.

Igualmente la distorsión puede partir de las expectativas que sobre eventos futuros puedan tener los oferentes, y en cuyo caso prefieren abstenerse de ofrecer bienes y servicios bajo normas poco claras, a la espera de condiciones más favorables para su comercialización.

Existe también el caso de las llamadas “economías de puerto” o aquellos mercados donde por incentivos estatales se prefiere adquirir productos importados que dinamizar y fomentar la producción nacional, en estos escenarios se depende de las fluctuaciones externas y por lo tanto se tiene poco control sobre la disponibilidad de materia prima y bienes finales que puedan entrar al mercado interno, por esto ante un shock o contracción en alguno de los proveedores o fluctuaciones propias, el abastecimiento del mercado interno con toda seguridad se verá afectado de manera negativa.

Como se podrá dar cuenta por lo general el desabastecimiento afecta inicialmente al oferente, sin embargo el fenómeno siempre extenderá sus consecuencias hacia los demandantes, pero ¿A que velocidad se traslada? Dependerá de factores como la inflación y velocidad de circulación del dinero; pero en mayor medida de las expectativas que se tenga del crecimiento (o decrecimiento) de la economía nacional, debido a que los agentes buscan retener los beneficios económicos y traspasar lo más rápido posible todo factor que impacte negativamente su nivel de renta; ejemplo de ello es la forma en la cual los ciudadanos venezolanos desean tener sus activos, más específicamente el tipo de moneda.

Por esto estimado lector cuando acuda en los siguientes días (incluso la presente semana) a cualquier establecimiento, si es que lo consigue abierto y vea sus anaqueles y mostradores, seguramente tendrá más claridad al momento de establecer responsabilidades sobre la realidad que impera.

 

Aníbal Araque|@econ_araque|Economista|Perito|Asesor

economia-integral@hotmail.com

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

Tags: , , , ,

advert
iwc replica watches rolex replica watches