23 de Agosto de 2018

VERDADES Y RUMORES|Los costos del “paquetazo” de Maduro

PAQUETAZO (I). Aunque usted no lo crea en el paquete de medidas que anunció el presidente Maduro el viernes 17 de agosto, hay algunas que van contra el legado del difunto. No se trata de una ruptura drástica, pero ya comienzan a tomarse decisiones que se escapan del dogmático Plan de la Patria. Tampoco es un paquete al mejor estilo neoliberal, pero si tiene algunos aspectos controversiales que los especialistas han venido cuestionando con mucha fuerza. En el fondo se trata de un salvavidas para el “Madurismo”, porque está en el lapso de tiempo que le dieron para buscar corregir las distorsiones económicas que causan problemas sociales. Pareciera que es el último salvavidas disponible para la tendencia presidencial, porque materialmente está con el agua al cuello ante toda la presión que está recibiendo. Tiene la presión internacional encima para que permita el ingreso de ayuda humanitaria, además de las dificultades que tiene con PDVSA y Citgo. Tiene la presión de una sentencia del TSJ en el exilio que no tiene aplicación real en la actualidad, pero que queda en su expediente para el futuro. Tiene la presión social de un pueblo molesto y lleno de problemas en su día a día. Tiene la presión de las bases del PSUV que están llegando al límite de su paciencia por la crisis que los arropa. Tiene la presión encima de sus enemigos internos que le entregaron todo el poder en el partido, para que luego no alegue que no pudo tomar los correctivos que la imperiosa situación requiere. Es mucha la presión y por eso luego de una larga espera lanza el Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica. La economía es el lado más débil de la gestión de Maduro y eso se traduce en problemas políticos y deterioro social. La actualidad económica de la gestión y del país no es para nada alentadora. El programa puede tener toda la buena intención del mundo, pero contra esas buenas intenciones hay dos problemas fundamentales. El primero, la ausencia del necesario financiamiento porque cualquier programa de recuperación económica necesita de fuentes de financiamiento. Y segundo, no hay confianza por las mismas dificultades de credibilidad que tiene el oficialismo. En relación con el primer condicionante, el régimen tiene vacías sus arcas. No importa en cuanto esté el precio del petróleo porque con eso no resuelven los problemas en cuanto a la baja producción de PDVSA y a las consecuentes fallas en la comercialización, a lo que se le debe sumar el problema que trata de resolver con ConocoPhllips y el peligro de embargo de los activos de CITGO. La lógica señala que necesitaría buscar dinero en el exterior, pero no tiene nada fácil esa búsqueda. Las sanciones, la ausencia de confianza y los impedimentos para lanzar nueva deuda colocan trabas casi que insalvables para encontrar liquidez. Pero además sus amigos rusos y chinos no están muy dispuestos a seguir embarcando su dinero en la crisis venezolana. Frente a esa realidad apelan a acciones internas a través del aumento de los impuestos y el nuevo mercado cambiario oficial que sólo será alimentado por el sector privado, lo que genera serias dudas sobre su viabilidad. Uno de los males más arraigados de la economía nacional es la hiperinflación. En el programa de medidas promete la eliminación de la emisión de dinero inorgánico, pero eso es difícil de creer ante todos los compromisos que tiene el régimen y la merma en sus ingresos por exportaciones de petróleo. Incluso el ajuste de sueldo amenaza con elevar hasta el infinito la hiperinflación. Los nuevos cálculos indican que podría cerrar el año en 44.000.000%, lo que sería una cifra vergonzosa. Otro de los retos es levantar la producción de PDVSA para lo cual aprobaron exenciones impositivas importantes, para que los socios extranjeros sean quienes pongan el dinero que hace falta para elevar la extracción de crudo. En ese ámbito es importante que logren resolver el litigio judicial que amenaza con el embargo de los activos de Citgo, porque esa empresa es vital en el esquema operativo de la industria petrolera. La apuesta por el nuevo mercado cambiario es fuerte. Haber ubicado la cotización inicial del dólar en BsS. 60 no sólo le da la razón a Dólar Today, sino que da señales del interés para que ese mercado realmente funcione ¿Funcionará? En la medida que exista oferta, que la tasa sea competitiva y además genere confianza en los demandantes de divisas; podría funcionar. Hay que esperar su desenvolvimiento en los próximos días. Quizás las dos decisiones que más incertidumbre generan son el excesivo aumento salarial y el incremento de la gasolina. El primero condenará al cierre a centenares de empresas, mientras que el otro ejerce una fuerte presión social porque el combustible se traslada a los precios de alimentos, servicios y transporte, entre otros sectores. Una de las falencias en relación con el aumento la gasolina, es que aún no deciden cuál será el precio inicial y eso dejó en el limbo el inflamable tema. El “paquetazo” de Maduro tiene un alto costo económico. Tiene que aprovechar el salvavidas que le tendió el PSUV de un plazo de seis meses para mejorar la situación, tal como analizamos hace algunos días en Verdades y Rumores (LEA: http://verdadesyrumores.com/conozca-las-letras-chiquitas-del-acuerdo-en-el-psuv/).

CHISPAS. Ese es el rasgo fundamental de la relación entre Omar Prieto y el general eléctrico, Luis Motta Domínguez. A raíz de mi comentario de la semana pasada sobre la evidente incomodidad del Gobernador con el presidente de Corpoelec, me escribe un conocedor del asunto y asegura que Prieto no soporta a Motta: “Está cansado de la falta de eficiencia del general y de Corpoelec. No le presta atención. Incluso no lo quiere en el Zulia. El deseo incumplido, por ahora, es que se vaya y nunca más regrese. Incluso se había olvidado del estado, hasta que OP consiguió que le aprobaran los recursos en dólares para los trabajos que mejoren el problema. Motta carga locos a los pocos ingenieros capaces que quedan en Corpoelec. Por eso el incidente del puente. Si fuera por Prieto, ya el general no viniera al estado”.

PARO. Aunque un sector de la oposición cantó victoria con el paro cívico del 21A alegando que 50% del país se detuvo, creo que la convocatoria fue un fracaso. Aunque voy a coincidir y también diferir de algo que dijeron. Es cierto que más del 50% de Venezuela se paralizó, pero no porque acataron el llamamiento opositor. El país se paralizó más de lo que ya estaba por la incertidumbre que generó la reconversión monetaria y las preocupaciones que dejaron los anuncios del “viernes negro”. Los comerciantes que no abrieron sus puertas lo hicieron porque no sabían a qué precio vender sus productos o porque el nerviosismo en las horas antes de la reconversión llevó a que los clientes arrasaran con sus inventarios. Lamentablemente la oposición no levanta cabeza. Y no lo hace porque siguen cometiendo los mismos errores. Claramente la convocatoria del paro cívico no era una iniciativa consensuada entre todos los factores. Fue evidente que era una decisión de Voluntad Popular, Primero Justicia y Causa R. AD y UNT, por ejemplo, no abrieron su boca. El Frente Amplio apenas reaccionó como coalición unas horas antes del paro. Quedó claro que no hubo las consultas y mucho menos el consenso para llamar a paro. No sólo carecieron de capacidad de convocatoria, sino de comunicación. No sólo es que ya no generan confianza en los ciudadanos, pues tampoco en los medios tienen el apoyo de antaño, quizás como consecuencia de la presión oficial. Lo cierto del caso, es que la oposición sigue en cama, por no decir en coma. Sigue siendo víctima de sus problemas internos, algunos de los cuales son de fondo y que se han venido acumulando desde 2014, tal como analizamos en VyR (LEA: http://verdadesyrumores.com/sin-unidad-los-detalles-no-conocidos-de-la-crisis-en-la-oposicion-yii/). Ojala los opositores logren calmar a sus demonios y puedan recomponer el camino. El país necesita de una oposición que tenga verdadera unidad.

PAQUETAZO (II). Sin duda que el “Madurismo” al parecer salió fortalecido del IV Congreso de la Patria. Maduro fue ratificado por aclamación como presidente del partido, tiene plenos poderes para designar las autoridades de la organización a todo nivel, pero además acalló todas las voces que habían reclamado acciones contra la crisis económica y algunas hasta exigían una admisión de los errores. Todo el que armó su escándalo antes del evento partidista, se calló. Nadie dice nada. Todos salieron obedientes y sumisos a colocarse rodilla en tierra en apoyo a Maduro. La aparente victoria del “Madurismo” es un arma de doble filo. Primero tuvieron que pactar con Diosdado Cabello y eso es un peligro. Los radicales son el sector de mayor cuidado en el PSUV. Te pueden ayudar mucho, pero también te pueden fregar demasiado. Quizás los plenos poderes conferidos a Maduro se puedan convertir en un arma de doble filo, porque anula de inmediato cualquier argumento para justificar un nuevo fracaso en el manejo de la economía y del país que represente un riesgo para el oficialismo. Ahora no hay excusas internas. Les dieron todo el poder, deben usarlo para resolver problemas y así calmar la sed de soluciones de sus bases. Y ante los ojos de la dirigencia y militancia, el “Madurismo” será el único responsable de lo que ocurra. Tal como lo hemos reseñado en VyR, luego del IV Congreso del PSUV se supo que todos los beneficios otorgados a Maduro tienen una condición: que en seis meses comiencen a solucionarse los problemas ¿Y si eso no ocurre? Podrían usar la nueva Constitución para aplicar un cambio nominal en la Presidencia. La otra presión política que afecta a Maduro es que la oposición logre reagruparse y reconstituir la unidad. En este momento eso no se ve viable, pero en política nada es eterno y bien pueden los opositores lograr domar sus demonios y ponerse de acuerdo en una estrategia que conduzca hacia una transición. Ese relanzamiento opositor podría beneficiarse del fracaso del “paquetazo” de Maduro, ya que los problemas se agravarían y eso dispararía la conflictividad social. Tampoco se puede descartar que un nuevo evento sobrevenido recomponga la maltrecha unidad. Los enemigos, internos y externos, de Maduro están al acecho. A la más mínima señal de profundización de la crisis y no de mejoramiento de la situación, atacarán al “Madurismo”.

DESORDEN. Un amigo que forma parte del entorno más cercano del Alcalde de Maracaibo, Willy Casanova, por fin respondió mis mensajes. Ante la andanada de preguntas me envió respuestas que dan señales claras de lo que ocurre en la nefasta gestión del burgomaestre que aún no cree que ganó las elecciones: “La gestión de Willy es un desastre. No tiene el fuelle para poner orden. El mismo promueve el desorden porque genera divisiones en su estructura gubernamental. Hay dos bandos bien definidos. Hay un sector de favoritos del Alcalde. Esos cuentan con dinero, vehículos, prebendas y hasta la alcahuetería para tapar sus errores, como es el caso del Sedemat. Mientras que hay otro sector de directores que están tratando de trabajar por la ciudad sin recursos y sin apoyo de Maracaibo 1. Hay directores que se mueven en autobuses porque no tienen ni siquiera un carro, como es el caso del Imtcuma, mientras otros tienen todo a su disposición. Esa división por favoritismo tiene enguerrillada la gestión. Algunos con ínfulas de estrella están tan errados, que hasta confiesan que sólo recogen la basura en las parroquias que aportan dinero, lo que contrasta con la arenga de Willy que se autocalifica como el Alcalde del Oeste de Maracaibo. Esto no tiene una solución a corto plazo porque el propio Casanova no quiere atacar los problemas que impiden un óptimo funcionamiento de su gestión”… Hasta ahí su mensaje. Pero creo que más claro imposible.

ENREDO INFLAMABLE. El gobierno está muy enredado con el aumento de la gasolina. Ni siquiera en PDVSA saben a ciencia cierta que va a ocurrir. Los técnicos de la industria crearon los escenarios y al parecer hay un plan de ajustes trimestrales hasta llegar a los precios internacionales. El gran problema es que no hay consenso en el cogollo oficial en el monto del incremento inicial. Incluso hay pesos pesados que están calificando como locura la equiparación a precios internacionales. Mientras ellos terminan de ponerse de acuerdo, crece la incertidumbre.

PAQUETAZO (yIII). El costo social del “paquetazo” es quizás el más importante, porque si Maduro no lograr comenzar a solventar las dificultades que afectan a la mayoría; la conflictividad va a elevarse hasta niveles riesgosos. Para nadie es un secreto que Venezuela está en un acelerado proceso de desmembramiento social. La creciente migración de venezolanos de todas las clases sociales es una preocupación para la comunidad internacional. Las cifras de la diáspora son preocupantes.  Y si no hay señales de mejoría a corto y mediano plazo, cada vez más connacionales buscarán otras naciones para tratar de encontrar un mejor presente y un promisorio futuro. En ese sentido es prioridad para Maduro frenar la hiperinflación que acaba con cualquier ingreso y que amenaza con tragarse en poco tiempo la reconversión monetaria. De nada servirán todos los aumentos salariales que aprueben, si no logran amarrar el aumento de los precios. Y para eso se necesita una disciplina fiscal que no se palpa en la actual administración muy dada a la generación de dinero inorgánico. En paralelo deben trabajar para mejorar el acceso a los alimentos, sobre todo de los venezolanos más vulnerables y los CLAP no son la solución, sino un paliativo pequeño. El régimen apuesta a controlar la hiperinflación y que con la flexibilización del régimen cambiario puedan mejorar el abastecimiento de alimentos y así calmar un poco el reclamo social. En ese sentido es una prioridad para ellos cumplir con las bases del oficialismo que están molestas por la vida que están llevando. También deben tratar de impedir que con el “paquetazo” se dispare el desempleo por el cierre de empresas. Por estos y muchos otros costos, no todo es felicidad para el “Madurismo”. Está en una encrucijada histórica. El rostro y los gestos de Maduro el viernes 17/08 dan muestras del momento que vive. Las caras de asombro y preocupación de los presentes dan para mucha especulación. Un fracaso del paquetazo podría conducir a su salida del poder, pero para una transición dentro del mismo oficialismo. Hay mucho en juego. En este momento pareciera que el cambio que casi toda Venezuela anhela, está algo lejos.

MENTIRAS. Leo una nota de prensa en la cual el Alcalde de Maracaibo, Willy Casanova, habla que van a explicarle a los maracaiberos mediante asambleas populares los avances en la recuperación de Maracaibo ¿Cuál recuperación? ¿Cuáles avances? Será que van a mentirles a los ciudadanos. O van a reconocer que fracasaron en la recolección de basura, que más de 90% de los semáforos no funcionan, que la ciudad está a oscuras, que no son capaces de cobrar los impuestos y servicios por el desastre del Sedemat, que Polimaracaibo está desapareciendo, que las plazas están abandonadas, que el transporte público es una vergüenza y que no invierten nada en vialidad; entre otras razones. Es probable que hablen del Festival de La Orquídea como su gran logro.

TEMOR. Pero no a un estallido social, sino a participar en un evento como ese. Tal como el amigo Jesús Castillo señaló en su artículo esta semana, la sociedad en Venezuela está temerosa (LEA: http://verdadesyrumores.com/jesus-castillosociedad-temerosa/). No hay una explicación clara para tanta pasividad del venezolano. La mayoría de la población se desmovilizó. Quiere un cambio, pero no quiere luchar por ese cambio. Quiere que los políticos hagan todo y eso no es posible. La gente se cansó de la diatriba y prefiere ocuparse de solventar sus dificultades que son muchas en un país que no funciona. En buena parte esa pasividad es la consecuencia de todo lo que ha hecho el gobierno para fortalecer la “bóveda del miedo”: represión de los cuerpos de seguridad, ataques de los colectivos, criminalización de la protesta, presión de las UBCH y por supuesto de los efectos del pernicioso mecanismo del Carnet de la Patria. El malestar social existe. El rechazo hacia Maduro es creciente. Pero eso no se traduce en protestas masivas y articuladas con la oposición política. La sociedad está prácticamente desmovilizada y desmotivada. La gente prefiere quejarse en las reuniones con familiares y amigos, en una cola o en el transporte público; pero hasta ahí. Mucho de eso es la secuela de la comodidad de algunos venezolanos que quieren un cambio, pero que el pecho lo ponga otro. Muchos reclaman qué los políticos no están haciendo mucho ante la crisis, pero no se preguntan qué están haciendo ellos mismos. Como ejemplo, la misma noche del “viernes negro” de Maduro en las redes sociales presagiaron un casi que inmediato estallido social ¿Pasó algo? No, pues el sábado la gente sólo estaba desesperada tratando de abastecerse de alimentos por temor a la reconversión y el ajuste de los precios como reacción a lo anunciado por el Presidente. Lo único que está ocurriendo es que la mayoría está tratando de adaptarse a la nueva realidad. Y quien no quiere adaptarse cierra su negocio o su casa y se va. Es triste decirlo pero eso es lo que está ocurriendo. Hay un objetivo en común para más de 80% de los venezolanos: salir de Maduro. El problema es cómo lograrlo sin asumir riesgos.

POSICIÓN. Clara y firme fue la defensa que el Partido Centro Democrático (PCD-PIZ) hizo de los empresarios luego de las amenazas de Omar Prieto y Willy Casanova, quienes claramente hablaron de eliminar licencias y de ocupar empresas que jugaran contra el paquetazo de Maduro. Carlos Alaimo como contrapropuesta retó a Prieto a asumir la lucha contra el contrabando de gasolina, alimentos y de dinero en la frontera; en vez de estar amenazando a los empresarios quienes en su mayoría son serios y no juegan a la crisis.

SENTENCIA. Varios amigos me han consultado sobre mi apreciación de la sentencia que contra Maduro dictó el TSJ en el exilio. Quiero ser claro aunque eso implique que los radicales del teclado intenten crucificarme. Esa sentencia carece de cualquier posibilidad de ser ejecutada en este momento en Venezuela. Pensar que los militares van a poner preso a Maduro, es pecar de inocentes. Pero además si el TSJ lo integran 32 magistrados ¿Pueden 13 magistrados legítimamente electos tomar una decisión como Sala Plena? No soy abogado, ni pretendo serlo, pero creo que no ¿Es una decisión moral? Si ¿Es una decisión política? Si ¿Pudiera tener algún significado en un evento sobrevenido que pudiera ocurrir? Quizás ¿Puede conducir a una transición en Venezuela en este momento? No. Ojo, no estoy evaluando de fondo el caso, ni diciendo que Maduro es inocente de lo que se le acusa. Sólo estoy afirmando que poner muchas esperanzas en una sentencia como esa para poner fin al conflicto en Venezuela, es seguir consolidando una suerte de engaño colectivo.

TRABAJO. Esperando en una cola conversé amenamente con un amigo que trabaja como consultor político y entre otras cosas me contó que hay un dirigente político que sin mucha bulla se está preparando para asumir un rol protagónico en el Zulia. No me quiso dar su nombre. Pero lo cierto es que en ese tema hay mucho terreno para sembrar. El Zulia está huérfano en este momento. Manuel Rosales y Juan Pablo Guanipa, entre otros, no están a la altura de las circunstancias. El primero sigue con su viejo estilo y con el hábito de aparecer y luego desaparecer por largo tiempo. El segundo aún cruza su desierto por no haber asumido la Gobernación del Zulia. Quien quiera llenar ese vacío debe trabajar mucho y de forma muy planificada en aire y tierra para ganarse la confianza de la gente y sobre todo que el elector lo sienta como cercano. Esperemos noticias para saber quién es ese personaje.

ANTIPOLÍTICA. Tengo mis críticas a las actuaciones de los líderes políticos opositores de la actualidad, pero no estoy de acuerdo con la creación de una ola de anti política. Por ahí hay un movimiento que quiere pescar en río revuelto y anda tratando de apuntalar la anti política para abrirse paso. Incluso en algunos de sus mensajes de redes sociales usan la frase: “Que se vayan todos”.  De la más reciente ola de anti política, que incluso fue aupada por varios medios, salió Hugo Chávez y creo que lo vivido y sufrido es para darle al país una buena lección.

¿VENTAJISMO? Al cierre me informan desde el Centro de Procesamiento Urbano (CPU) de la Alcaldía de Maracaibo, que este jueves 23/08 instalan en su sede una máquina del CNE para la inscripción de nuevos votantes y la reubicación de electores ¿Será para todo público? ¿O sólo para los oficialistas? Los partidos de la oposición deberían aprovechar que tienen esa máquina y llevar a sus nuevos votantes.

Darwin Chávez|@darwinch857|darwinch67@gmail.com

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

Tags: , , , , , , , ,

advert
Peliculas Gratis Directorio web Gratis Musica online gratis