19 de Agosto de 2018

EDITORIAL|El “viernes negro” de Maduro y la pesadilla venezolana

El país se mantiene en medio de una pesadilla de la cual no logra despertar. Parece acorralado por fuerzas del mal que se empeñan en generar caos y destruir lo poco que queda en pie. Lo peor es que la mayoría de la población avanza en su proceso de resiliencia que los lleva a adaptarse a las circunstancias y no pasar de la simple queja.

El caos no puede ser eterno y por eso se esperó que con su reelección el presidente Nicolás Maduro pusiera en marcha un plan de ajuste, con el fin de cumplir con su repetida promesa electoral de la “prosperidad económica” y poner fin a cuatro años de caída en la economía. El plan llegó pero dejó más angustias e incertidumbre que certezas.

El 17 de agosto de 2018 desde ya se traduce en el segundo “Viernes Negro” que vive el país, siendo apenas el primero en la nefasta gestión de Maduro y el oficialismo. Ese día queda marcado como un punto de inflexión en la crisis. No sólo tiene un valor económico, sino político y social.

En lo económico se traduce en medidas sin ninguna lógica como el aumento salarial de 3.600% para que el ingreso mínimo quede en 1.800 bolívares soberanos (Bs.F 180.000.000). Es un incremento que la mayoría de las empresas no van a poder cubrir. Incluso será cuesta arriba pagarlo para el propio gobierno.

Parece acorralado por fuerzas del mal que se empeñan en generar caos y destruir lo poco que queda en pie

Un aumento salarial de esa magnitud es un sinsentido no sólo por la recesión que vive la economía, sino principalmente por el grave impacto inflacionario que tendrá. Eso sin duda acelerará la hiperinflación que lleva a los venezolanos por el camino de la desdicha.

Pero además si el gobierno habla de ajustar su gasto fiscal hasta dejar en cero el déficit, que está calculado en 20% del PIB, no tiene lógica que se lance con ese grotesco ajuste y además prometa que cubrirá los gastos de nómina de las pequeñas y medianas empresas por 90 días.

¿Cómo lo hará?

¿Con qué dinero lo hará?

Preocupa la ligereza del gobierno con el tema tomando en cuenta que no han podido satisfacer las demandas salariales del sector salud, porque siempre han alegado que no hay dinero. Entonces cómo es que se lanzan por ese precipicio sin tener paracaídas y sin saber volar.

Otro de los polémicos anuncios de Maduro es la devaluación más elevada en historia del país, que fija sin precisión oficial el tipo de cambio en Bs. 6 millones de los actuales desde la base de la última cotización del Dicom que cerró en Bs. 248.832. Eso le da la razón a los especuladores del mercado paralelo, a los que el régimen se ha cansado de tildar de conspiradores y otras descalificaciones revolucionarias.

Los próximos días serán de mucha incertidumbre, zozobra y pruebas

Pero la mayor incertidumbre la genera el vacío que dejan en cuanto al aumento de la gasolina, por cuanto Maduro aseguró que la colocaría a precios internacionales sin precisar montos y fecha de puesta en vigencia. Y además prorroga la vigencia del censo de vehículos con el Carnet de la Patria, lo que da señales de los negativos resultados que han tenido con esta medida de control.

Por dónde se miren los anuncios económicos del gobierno carecen de sentido y lógica. Le están echando gasolina al fuego. Parece que fuese una prueba para medir la capacidad de aguante y resignación de la población. Quizás el llamado a paro cívico de la oposición los ayude en esa medición.

De ahí el valor político y social del “Viernes Negro” de Maduro.

Los próximos días serán de mucha incertidumbre, zozobra y pruebas.

El gobierno se juega su permanencia en el poder.

La oposición se juega su reanimación o la desaparición final.

El pueblo se juega su calidad de vida.

La pesadilla continúa.

 

@VerdadesRumores

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

Tags: , , , , ,

advert
Peliculas Gratis Directorio web Gratis Musica online gratis