2 de agosto de 2018

ASUNTO ECONÓMICO|La carta repetida

Toda estrategia se da básicamente en dos etapas, la primera de ellas es la planeación, diseño o planificación; y la segunda es la implementación o puesta en práctica, esto trae consigo dos posibles escenarios, uno donde la estrategia se posponga o quede latente y otro donde se cumpla a cabalidad, sin embargo aspectos como la frecuencia, el tiempo de ejecución y el diferencial de tiempo entre las etapas pueden marcar una diferencia importante en los resultados, todo esto por la percepción que los agentes tengan en común.

Nuevamente la sociedad venezolana está a la expectativa de una nueva reconversión monetaria, la primera de ella sucedida en el año 2008, la siguiente algo más extraña en el año 2016 donde se colocó en circulación un nuevo cono monetario pero sin sacar de circulación parte de los anteriores, luego en este 2018 se anuncia la entrada en vigencia de un nuevo cono monetario el cual no fue colocado en circulación y ahora unos meses después de este último se anuncia una nueva y más radical reconversión monetaria.

Después de este entuerto algo caricaturesco y aparentemente sacado de un cuento de ciencia ficción este último caso puede estar marcado por varios aspectos de los cuales los más importantes parecen ser: 1) Técnicamente es bastante difícil implementar tal medida dado que imprimir nuevo papel moneda requiere al menos 6 meses a partir de la etapa de diseño, aunque el caso de la acuñación de monedas es otro, 2) Una nueva reconversión sin antes haber logrado siquiera implementar la anterior, implicaría un enorme desperdicio de recursos, pues se estima que los gastos asociados a cada una rondan los 600 millones de Dólares americanos, 3) Si consideramos las experiencias pasadas en cuanto a la circulación de billetes de Bs. 100 (el marrón, inmortal) estos anuncios parecen obedecer a la continuación de medidas de “esterilización monetaria” ya que los tenedores de circulante en efectivo acuden masivamente a las instituciones bancarias para depositar buena parte del mismo, quedando finalmente al resguardo del Estado, 4) Anclar el valor del nuevo cono monetario al Petro implica en el mejor de los casos desconocimiento técnico del tema pues desde el acuerdo de Bretton Woods se sabe que el valor de una moneda esta en la confianza que se tenga en el mercado que la respalda y no en metales (patrón oro) o similares.

Ahora bien, la posibilidad de aplicación aunque minoritaria dependería de una masiva acuñación de monedas, sin embargo hasta el momento de la redacción del presente artículo nada oficial se sabe sobre el particular; pero indudablemente si acaso la intención de la política es facilitar las transacciones (se conoce que las cantidades tan altas dificultarán muy pronto las operaciones electrónicas y contables) todo y absolutamente todo deberá ser re-expresado en los términos planteados, entonces cualquier incremento en términos nominales seguramente parecerá pequeño, sin embargo en términos reales puede ser descomunal y desequilibrar cualquier presupuesto sea público o privado.

Por esto estimado lector vale la pena recordar que en economías hiperinflacionarias los agentes reaccionan tres veces ante cualquier medida económica con niveles macro, esto es antes, durante y después de la puesta en práctica; por eso espere “ajustes significativos” en los precios y tarifas muy pronto, y quizá con mayor frecuencia de lo que se espera.

 

Aníbal Araque|@econ_araque|Economista|Perito|Asesor

economia-integral@hotmail.com

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

Tags: , , , ,

advert
iwc replica watches rolex replica watches