14 de Julio de 2018

ME LO DIJO UN PAJARITO|Entrada: El calvario

Máximo cinismo… Todo lo bueno se pierde de vista, se desdibuja de inmediato ante la bofetada de la realidad, de esta cruel y loca realidad. No puedo hablar por todas las entidades, pero en el Zulia a nuestro rosario de penas agregamos la agudización de las fallas en el sistema eléctrico. Como si se tratara de un castigo cruel e inhumano nos están quitando la electricidad por más de 12 horas, en una entidad con temperaturas que superan los 42 grados en este caluroso mes de julio. Hacerlo, sólo demuestra que los expertos que en su momento fuero callados con amenazas tenían mucha pero mucha razón, tanta, que había que callarlos. Desde el Gobierno Regional empezaron a prometer soluciones en 30 días, en 60 días, que si una turbina, que si un turbogenerador, que si bla, bla, bla y los cortes se hicieron más seguidos y los bajones y las fluctuaciones aumentaron su constancia. Esta semana nos visitaron los grandes ligas del Estado Mayor e instalaron una mesa para tratar el tema eléctrico y así estará la cosa que no les quedó de otra que aceptar, que reconocer que estamos mal; aquí en el Zulia estamos mal y la solución es que nos quitarán la electricidad por cuatro, seis, ocho o las horas que sean necesarias. No quiero pensar cómo será la cosa en agosto, pues ahora, en ochos semanas, dos meses más, es que esperan que volvamos a la situación eléctrica que vivíamos en diciembre de 2017. Pero nadie dice que dependemos de la generación eléctrica nacional porque la generación eléctrica del Zulia está en el suelo y nos alumbramos gracias a un cable, una línea de transmisión que llaman “la de 400MW” de Isla Dorada que cuando se cae o nos las tumban porque necesitan descongestionarla para sostener la generación de electricidad en otras regiones más importantes políticamente hablando que el Zulia, deja a más de medio estado a oscuras. Un cable, una línea, una sola y nosotros, somos los últimos en la cola de “los pegaos” a esa línea. Cuando escucho al Ministro Mota declarar al Zulia en medio de sus muchas desgracias que ahora nos derretiremos y debemos aceptar que hay que derretirse porque la solución si es la consiguen llegará en dos meses más es cuando yo pienso en esa línea… en que nos van a desconectar de esa línea porque en Caracas llevan varios episodios de apagones, en Táchira, Trujillo y Mérida también pero en zonas rurales que por estar al margen de la modernidad tecnológica de sus calamidades #SinLuz nada se sabe, pienso que nos van a dejar a nuestra suerte que no es otra que freírnos de día y calcinarnos de noche, hacernos al vapor, sudaos porque esa bendita línea colapsó y con lo que se produce en el estado se cubre a duras penas el 25 por ciento de lo que se necesita. De nada sirvió advertir lo que pasaría, pedir que se tomaran las acciones correctivas, que hicieran el mantenimiento de rigor. Hemos llegado a un borde que de dar un paso más, nos dejará a oscuras, cómo a oscuras estuvimos por tres días en el Zulia en el año 2011. Maracaibo arde y es literal. Maracaibo arde por los cuatro costados en protestas de fuego en sectores que acumulan días sin electricidad y lo más triste es que sin electricidad no hay agua, por lo menos aquí en el Zulia se necesita electricidad para que llegue el agua, salvo los sectores de municipios ricos en ríos naturales. Si realmente quedamos dependiendo de la generación propia lo que nos viene es roncha de la mala y todo apunta a que ese es el futuro inmediato porque escuchar al Ministro Motta decir que nuestra desgracia no tendrá horario fijo, es decir, que  no sabremos cuándo nos van a quitar la electricidad me hace ponerme las manos en la cabeza y verlo reconocer que la situación es “crítica” es para mí más que suficiente para saber que aquí solución inmediata no hay. Dios los ayude, de verdad, de corazón, que los ayude a solucionar esto porque ellos no van a poder contener a la población que enardecida, obstinada, cansada, harta cuando salgan a reclamar que les ponga la luz, hartos y cansados de llevar palo por todos y que el calvario de la vida vaya en aumento. Y pensar que todo el mundo dice que esto apenas es el inicio, que apenas estamos empezando, que aún no hemos visto lo malo de lo malo.

Mientras tanto… les pido que se imaginen por un momento a los discapacitados o a los recién operados o a los pacientes especiales que están encerrados en un cuarto y que por su condición no pueden salir del mismo cuando nos quitan la electricidad en esta Maracaibo que hoy que les escribo, jueves 12 de julio a la una de la tarde, tiene una temperatura de 43 grados bajo sombra. Imaginen su sufrimiento, su agonía, su desesperación y la de sus cuidadores durante las ochos o 12 o más horas que duran nuestros apagones.

Cambié de idea… Sé que ustedes leyeron la semana que quiero un militar en mi vida, uno de alto rango porque con el aumento del sueldo un Coronel quedó devengando 240 millones de bolívares pero no, cambié de idea. Ahora quiero un colector de autobús. Ellos pueden hacer esa cantidad en dos días y en efectivo. Sí, por mi bienestar, pensaré seriamente en un colector de autobús y digo el colector porque es el que maneja el dinero y se lo mete en los bolsillos y es el que le entrega al chofer lo que conviene.

Mientras tanto… volvieron las colas en las estaciones de servicio para tanquear gasolina. Sin electricidad esto es una locura, se cae el Internet, las señales de telefonía, las líneas bancarias, los puntos de ventas y no se puede comprar nada.

Sumergidos en desgracias… Así comenzó un escrito que firma Juan Pablo Guanipa sobre la situación eléctrica que padecemos. “El Zulia está sumergido en la PEOR desgracia, inimaginable para quienes no viven este martirio”. Y es así. Quien no vive aquí  no sabe de lo que hablamos, es más, no nos creen cuando lo contamos. Estar en la casa de un zuliano cuando se va la electricidad es vivir una película de horror terrorífico. De día nos mata el calor y no se puede tomar agua fría porque ajá, no hay electricidad. De noche no se puede dormir porque no hay electricidad y al día siguiente hay que levantarse a trabajar o estudiar; salir es vivir un calvario porque sin electricidad no hay semáforo que funcione y la barbarie toma el volante. ¿Y eso a quién le importa? ¿A quién le importa la forma en cómo nos están sometiendo? La revolución llegó para cambiar todo, eso es lo más cierto, lo cambió todo y para bien no puedo decir que fue para bien.

Mientras tanto… A los bancos sólo están yendo los adultos mayores a retirar sus pensiones, algunos no adultos mayores a hacer gestiones ejecutivas pero a retirar por taquilla son cada vez menos las operaciones que se registran por este concepto. Aquellos tiempos en los que se pagaba hasta la escolta de expertos para custodiar los grandes retiros de efectivo se acabaron y es que por 20 mil bolos que es lo que dan algunas entidades nadie va al banco a retirar plata.

¿Y a dónde vamos? Caminando hacia la inmortalidad. Si esta vaina no nos mata, seremos inmortales por siempre. ¡Inmortales!

Sin palabras… Pueden buscar la nota en la Web. En la Comunidad Armando Camejo, sector Las Tunas en Barquisimeto, están velando a los cristianos de cuerpo presente, sin urnas y sin la aplicación al cuerpo de los bálsamos de rigor. Enterrar a un hijo de Dios sin recursos en esta Venezuela es imposible. De pana, yo no sé a qué está jugando esta gente del Gobierno, pero humanitarios no son o por lo menos lo que hacen no da visos de verdadera humanidad.

La frase… este lunes los amigos de Ecoanalitica en su cuenta en Instagram, publicaron un post con una frase buenísima que me permito compartir con ustedes del respetadísimo economista Pedro Palma: “Es difícil estimar hasta dónde llegará la crisis, lo que si no ha enseñado la historia, es que una hiperinflación no se puede mantener de forma indefinida. Tarde o temprano llega un momento de quiebre que fuerza un giro radical de la economía (…) esos cambios muchas veces llevan a un cambio de gobierno, en otros, es el mismo gobierno el que cambia”.

Elecciones… Ya el CNE dijo que habrá elecciones a final de año. Serán las municipales para escoger a los concejales. Fíjense lo que transcendió la noticia que ni ruido hizo.

Felicitaciones… En medio de tantas cosas malas, debo felicitar a los amigos de Súmate Zulia por un año más de trabajo y gestión a favor de la construcción de Democracia y de ciudadanos conscientes en estos aspectos. La organización está a cargo de Marieta Moristo y un equipo de voluntario titánicos, de esos que son robles en las tormentas porque de verdad yo no sé cómo hacen para mantener su firmeza cada vez que deben enfrentar las irregularidades de los procesos electores y las marañas que partidos de todos los bandos buscan hacer al momento del voto. Son de verdad, unos recursos de esos que no tienen valor material. Qué sigan sumando años y experiencias y que sin ayudándonos a todos a entender las cosas que pasan en material electoral y ciudadana. Mi abrazo y mi deseo de bien para todos los amigos de Súmate Zulia en este nuevo aniversario.

Sigan creyendo… Desde el centro del país me escriben para puntualizar que la situación de mi amada Venezuela la arreglan sólo los generales, que ellos son el verdadero poder, los que mandan en realidad. “No existen los Comates, son una invención de los generales de la 4ta para desmarcarse de las responsabilidades que implican el haberse alzado contra Carlos Andrés Pérez”. Hoy día ningún militar en el rango de los Comates, Coroneles, Mayores y Tenientes tienen manera de tomar directamente el Poder. Por tradición, los militares venían en su mayoría de la región andina pues esta región siempre ha sido muy pobre y se era o agricultor o militar. También por tradición, en nuestro país, todo el que no quería estudiar, se le decía que su destino era el Cuartel Militar. Y hoy día, no hay fuente de ingreso más segura que trabajar con el Ministerio de la Defensa que no es otra cosa que estar en el servicio de manera activa, sí, como lo leen, es un empleo que paga bien y puntual. Entonces es allí cuando uno se pregunta si nuestros militares cumplen con una misión o con una labor. Por eso es que la pelota sigue en manos del generalato, no está manos de nadie más.

Derroche… Una comunidad de Alcaldes rojos rojitos se dan vida de magnates en el Hotel Naguanagua en Valencia. En este hotel de cinco estrellas las habitaciones están por encima de los 90 millones de bolívares diarios, los licores finos son de 10 millones en adelante y los platos de comida exóticas ni les quiero contar. ¿En estos tiempos de crisis de dónde sacarán tanto real para disfrutar de la vida linda estos alcaldes rojos en Valencia? Lacava como Gobernador, se debería dar una vueltica por allá a ver con qué se encuentra.

El robo… me llamó la atención ver la noticia sobre una situación irregular con unos extranjeros, cubanos en realidad, a quienes les robaron unas pertenencias y capturaron a algunos de los responsables de este ultraje. Resulta que a unos 120 médicos cubanos que viven en Ciudad Caribia en Caracas, los robaron pero lo que le robaron fue la bicoca de unos 150 mil dólares, dinero que recibieron por sus servicios en la Misión Barrio Adentro. Los médicos llegaron a Venezuela recientemente, hace muy poquitos días y entraron por el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar y allí fueron revisados por el personal de Identificación y la Guardia Nacional, fuerza esta que también custodia Ciudad Caribia. Me alegro mucho que hayan encontrado a algunos de los responsables de este hecho tan vergonzoso.

Cacería de brujas… la que le están montando a la rectora de la Universidad de Carabobo para sacarla de su cargo. Esta semana llevaron a la Dra. Jessi Divo a declarar ante el Sebín por situaciones irregulares que le atribuyen durante su gestión al frente de esta Casa de Estudios. Lacava dice que va “a rescatar” a la UC de su pésima administración ¿Qué habrá detrás de esto?

Gasolina en dólares… Al cierre. El caos se apoderó de la Ciudad. La falta de electricidad tiene a Maracaibo como Sodoma y Gomorra. No hay Autoridad y cada quien hace lo que le da la gana y pone las reglas que le convenga. Resulta que en las Estaciones de Servicio no expenden porque al no haber electricidad los surtidores no funcionan y la gente desesperada por tanquear se fueron a los lados de Ciudadela de la Faría, donde venden gasolina de manera ilegal, en garrafitas, en pimpinas, en pipas en plena vía pública y a cielo abierto. Pues bueno, los vendedores ilegales que son los mismos habitantes de ese gran terrero que una vez fue propiedad de la Universidad del Zulia, y donde hoy día hay un gran comando de la Guardia Nacional, viendo que tenían cola de clientes, comenzaron a vender la gasolina en dólares. Por un dólar, despechaban tres garrafas, es decir, 15 litros por un dólar. En bolívares, una garraba de cinco litros la pusieron en 600 mil. ¿Pero a qué no saben qué fue lo mejor de esto? ¡Qué la gente la compraba! ¿Quiénes tienen dólares en efectivo para comprar gasolina? ¿Quién con tanto efectivo en la mano para comprar cinco litros de gasolina en 600 mil? ¡Qué tremendo negocio hicieron los paisanos vendiendo gasolina este jueves en Maracaibo. No me quiero imaginar a los bomberos la llenada que se metieron también en las estaciones de servicio donde sí había electricidad.

Bueno amigos, nos leemos la semana que viene.

 

Yrmana Almarza|@Yrmana

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

Tags: , , , , , , ,

advert
Peliculas Gratis Directorio web Gratis Musica online gratis