24 de Mayo de 2018

VERDADES Y RUMORES|Las lecturas del 20-M

LECTURAS (I). Lo ocurrido en el evento electoral que fue convocado para el 20 de mayo dejó muchas lecturas interesantes, que servirán para entender no sólo el presente sino también el futuro del país y de la revolución. Más allá de los dudosos resultados electorales anunciados por el Consejo Nacional Electoral y del real nivel de abstención que se palpó en unos centros de votación desolados, se debe abandonar la posición simplista y analizar en todas sus dimensiones lo ocurrido ¿Por qué? Porque lo sucedido marcará el rumbo de Venezuela a corto y mediano plazo ¿Pero ya ganó Maduro? Sí, pero eso no significa que logrará terminar su período presidencial, aunque por ahora tiene todo a su favor para sostenerse ¿Caerá el chavismo? Esa es una de las lecturas interesantes y en la cual hay que separar al “Madurismo” del Chavismo para entender qué va a ocurrir con todo el proceso que dejó Chávez. Pueden caer todos, puede caer sólo una tendencia o sencillamente puede que no caiga nadie y que al final caigan por incautos los abstencionistas y quienes participaron en las elecciones ¿Podrá la oposición unirse y lograr el cambio que están promoviendo? Interesante pregunta en medio de la crisis que afecta a la oposición y la imperiosa necesidad de renovar a gran parte de su liderazgo actual ¿Pero acaso no fueron exitosos en la estrategia abstencionista? En lo personal dudo mucho que ellos sean los autores de lo ocurrido, pues esa fue una decisión ciudadana. Comencemos con el último punto y quizás el más importante: la abstención. La soledad en los centros de votación prevaleció durante el 20M, razón por la cual hay dudas razonables sobre el porcentaje de participación. La abstención en Venezuela más que un fenómeno político circunstancial está mutando a un fenómeno social y cultural, porque si analizamos los procesos electorales posteriores a las protestas 2017 y la imposición de la Asamblea Nacional Constituyente, veremos cómo los porcentajes de participación han ido cayendo hasta llegar al extremo de la abstención que se vivió el domingo y que estuvo incluso a punto de arruinar la “calidad” de la victoria de Maduro. Dudo que eso sea el resultado de la exhortación de la MUD y el Frente Amplio, la abstención de este 20M fue en su mayoría por generación espontánea y no la consecuencia de un alto nivel de convocatoria de la oposición. Si la MUD y el Frente Amplio buscan arrogarse lo sucedido como un triunfo producto de sus decisiones, quiere decir que aún siguen viviendo en su “Narnia” particular. Para el gobierno es importante revisar la abstención, porque más allá de su enorme esfuerzo por promover la no participación entre los opositores, ellos se vieron afectados por la falta de emoción e interés de sus electores en participar. Usted dirá que ellos tienen el Carnet de la Patria como el mecanismo para obligar a la gente a votar y en parte tiene razón, pero resulta que en el chavismo la abstención tiene raíces distintas a la de la oposición. Los opositores no votan porque desconfían del sistema electoral, mientras que los chavistas están perdiendo la fe en el voto porque ven que con eso no ven resueltos sus problemas. Por eso el resultado a favor de Maduro hay que verlo como una especie de última oportunidad que le dan los chavistas de base a la revolución para resolver la crisis, aunque eso lo analizamos en profundidad más adelante en esta columna. La abstención del 20M muestra un resultado: el agotamiento de un modelo político, incluyendo a la oposición. Por eso será muy cuesta arriba recuperar la confianza de los electores en el voto para próximos procesos electorales ¿Qué pasaría si el gobierno activa el revocatorio para los diputados de la Asamblea Nacional? ¿Permitirá la oposición por omisión dejar que el gobierno revoque el mandato de sus diputados? Y si deciden participar para evitar esa defenestración ¿Cómo van a convencer a los electores para que participen? Si me voy a uno de los extremos, podría afirmar que la abstención llegó para quedarse por mucho tiempo en Venezuela.

COLAPSO. Confieso que producto de algunas declaraciones del presidente Maduro y de los integrantes de su gestión, había percibido que tenían un plan para abordar la crisis económica luego de las elecciones. El mismo jefe del Estado este martes me aclaró todo, cuando dijo en su discurso en el acto de proclamación que designaría una comisión de asesores económicos nacionales e internacionales, para que le presenten propuestas para resolver las distorsiones de la economía. Esa confesión da señales que no tienen un plan y tampoco tienen idea de qué hacer para resolver la peor crisis que ha vivido este país en toda su historia. Y mientras ellos no saben qué hacer, el comportamiento de la economía empeoró a partir del resultado electoral. El dólar paralelo ya supera largo el millón de bolívares, la hiperinflación aumentó su velocidad, los ingresos nacionales por concepto de petróleo siguen cayendo y ahora se suman las nuevas sanciones para empeorar la situación. Pero además el impacto social del deterioro de la economía cada día es más pronunciado. Vienen días de mucha incertidumbre. Vienen tiempos de mayor conflictividad social. El Presidente debe entender que sus votantes le dieron una última oportunidad y todo indica que no la van a aprovechar. La ausencia de gobernabilidad a todo nivel preocupa, pero en materia económica angustia.

FALCÓN. Llegó el momento para saber si de verdad Henri Falcón es un líder opositor o sólo fue un candidato “colaboracionista” como dicen sus detractores. Asumió una decisión y posición política sabiendo a lo que se enfrentaba, distinto a quienes asumieron la tendencia abstencionista sin tener claro que hacer después de las elecciones. Ahora Falcón debería ser consecuente con su discurso en campaña y convertirse en uno de los líderes de la oposición ante el segundo período presidencial. Gritó fraude y desconoció los resultados poco antes que Tibisay Lucena anunciara las cifras finales del proceso, pero ahora le toca demostrar ese fraude y denunciarlo ante las instancias correspondientes ¿Para qué denunciar si no pasará nada? En Venezuela no, por ahora, pero si él logra documentar los abusos y el ventajismo del gobierno y que les permite el CNE, eso pasaría a engrosar el sustancioso expediente internacional por violaciones a la democracia. Si Falcón se desaparece y no hace nada más, le dará argumentos a quienes lo destrozaron con sus críticas. Pero además el ex candidato presidencial debe reunificarse con la oposición abstencionista y apartar las acusaciones naturales luego de la derrota. Esperemos y evaluemos cuál será la conducta de Falcón.

LECTURAS (II). Por encima de la celebración de algunos y de los rostros duros de otros, en el oficialismo lo sucedido el 20-M cae como una bomba de tiempo que en cualquier momento estallará. Aunque aseguren que la jornada fue exitosa y que se consolida la revolución, estuvieron muy preocupados por la efectividad de la maquinaria electoral. Temieron un fracaso monumental y por eso maquillaron los resultados para quedar bien. El mayor papelón fue del movimiento “Somos Venezuela” que lidera Delcy Rodríguez, porque a pesar de los cuantiosos recursos invertidos en el partido del “Madurismo”, este sólo obtuvo 4% de los votos totales (374.862), mientras el PSUV logró 57% de ese total (5.277.955). Como verán la diferencia fue abismal. La maquinaria no funcionó por el nivel de deterioro en la relación con los electores descontentos por la crisis, ante lo cual tuvieron que apelar a intensificar la compra de votos con dinero, alimentos y otras promesas para calmar la ansiedad que había en Miraflores al mediodía del 20-M. Por eso apelaron a masificar la operación “remate” que les permite llevar caravanas de votantes múltiples a diversos centros de votación para que voten por quienes son parte del abstencionismo crónico, por lo que nunca hubo un anuncio oficial de cierre de las mesas por parte del CNE para darles tiempo de enderezar el barco que encallaba. La situación es más grave aún si tomamos en cuenta que en varios estados y municipios tuvieron problemas para completar su estructura de testigos electorales, muchos de los cuales se presentaron tarde a los centros de votación. Los apuros que vivieron Maduro y su gobierno confirman mi apreciación de la pasada columna, cuando afirmé que el Presidente transmitía sus preocupaciones por la “calidad” de la victoria, cuando ofreció y prometió de todo y además había un inusual despliegue promocional para levantar el ánimo de sus dirigentes y votantes. Una vez consumada la reelección viene una etapa de evaluación de lo ocurrido, en la cual presumo van a revisar muy bien a Somos Venezuela y sobrarán las reprimendas para los gobernadores y alcaldes, encargados de la movilización, y que no cumplieron con las metas que les habían asignado en el plan de lograr la mayor movilización electoral de la historia y así alcanzar los 10 millones de votos, que por cierto no fue la ilusión de un gobernante desesperado, sino una meta real que debían cumplir, pero se quedaron cortos en su aspiración ¿Qué más viene en el oficialismo? Además de las revisiones y castigos viene una intensificación de la lucha por el poder. El “Madurismo” a pesar de todo el poder que concentra, salió muy mal con su partido Somos Venezuela a pesar de todo el dinero invertido y en toda la dirigencia sustraída al PSUV. El 20M marcaría un antes y un después en esa lucha entre maduristas y chavistas, tal como analizamos en VyR horas antes de los comicios (LEA: http://verdadesyrumores.com/eleccionessomos-venezuela-vs-psuv-la-lucha-por-los-votos-oficialistas/). Los resultados obtenidos los colocan en una posición de desigualdad, porque a pesar que controlen un alto porcentaje de las instituciones del poder, no tienen los votos para asumir una posición de arrogancia. Literalmente deben compartir el poder con el PSUV, pero sobre todo con los radicales de la tolda roja que controlan la mayor parte de la estructura. La lógica indica que el “Madurismo” en esta nueva etapa buscaría arrollar definitivamente al chavismo, con el objetivo de apoderarse de todo. Hay que esperar los cambios que se hagan en el gabinete presidencial, porque se espera una reconfiguración radical del equipo de gobierno. Si el Madurismo se queda con todo o casi todo, eso recrudecería la lucha interna. Adicionalmente las fracturas se van a profundizar en la medida que la crisis se amplíe y el malestar popular se incremente, sobre todo a nivel de las bases del oficialismo. Y en eso van a contribuir mucho las nuevas sanciones que van a recibir como gobierno, lo que elevará su “costo de salida” y tendrán en algún momento que entrar en una negociación que les sirva para ceder el poder, obteniendo cierta inmunidad. Comparto la tesis de algunos especialistas que consideran que la verdadera oposición a la nueva gestión de Maduro, saldrá del mismo oficialismo. Pareciera que el respaldo que le dio la base chavista es la última oportunidad que les dan para resolver sus problemas.

IRREGULARIDAD. Me llegan dos informaciones de fuentes distintas que casualmente coinciden sobre graves irregularidades que están ocurriendo en la Gobernación del Zulia y la Alcaldía de Maracaibo. Primero me informaron desde la Contraloría General del estado Zulia que en el Gobierno regional están entregando obras sin abrir licitaciones y sin solicitar la fianza de fiel cumplimiento que es una obligación establecida en la ley. 24 horas después me llaman desde la Contraloría Municipal de Maracaibo para alertarme sobre la misma práctica en la Alcaldía de la ciudad capital. En ambas instituciones están obviando las obligatorias licitaciones y que yo sepa no hay una declaratoria de emergencia que avale una omisión como esa. Y además omiten la fianza que permite que un contratista responda ante fallas en la ejecución de la obra que le ha sido asignada ¿Por qué están haciendo eso? ¿Será que el Gobernador y el Alcalde están angustiados por la ausencia de obras que mostrar en sus gestiones? ¿Qué tienen que decir los contralores que deben actuar contra ese tipo de irregularidades? ¿Se atreverán a abrir un procedimiento contra Omar Prieto y Willy Casanova? Lo cierto de todo es que en la Gobernación y la Alcaldía de Maracaibo no están cumpliendo con lo que establece la ley en materia de contrataciones.

SIN TIEMPO. Lamentables los problemas que afectan al partido Un Nuevo Tiempo. Es una organización prácticamente a la deriva, sin conducción, sin olfato para entender el momento que vive el país y que demanda partidos activos y vigorosos que acompañen al ciudadano en sus problemas. Es tan grave la situación en UNT, que su líder Manuel Rosales apenas reunió a sus secretarios generales cinco meses después de la derrota del 10D y lo hizo por la gran cantidad de dirigentes que se habían sumado a la campaña de Henri Falcón, preocupados por la conducta abstencionista de UNT. El malestar en Un Nuevo Tiempo por la forma y el estilo de conducción de la organización es viejo, pero los últimos acontecimientos han acelerado ese clima interno que en este momento no es favorable. Una de las principales quejas es que Manuel Rosales sigue manejando el partido con un cogollito que no supera las seis personas, mientras al resto de la dirigencia y sobre todo a los miembros de la Dirección Regional los excluyen. Hoy UNT no es ni la sombra de aquel partido vigoroso y en crecimiento. Hoy es un movimiento que está muriendo de mengua, que no está a la altura de la crisis y de las exigencias de los ciudadanos. Tengo la percepción que Un Nuevo Tiempo se podría convertir en un simple partido municipal encapsulado en Maracaibo. Aún están a tiempo de rectificar y asumir el rol que les corresponde a los partidos en este momento tan deplorable de la República.

LECTURAS (yIII). Aunque en la oposición celebren por el éxito de su decisión de no participar en las elecciones, esa decisión de los ciudadanos no les pertenece. Por más que quieran endosarse tal éxito, ellos están muy debilitados en su poder de convocatoria y convencimiento. El sólo ver la calidad y cantidad de ciudadanos que se suman a sus llamados a protestar, nos damos cuenta que están en una situación precaria ¿Qué va a pasar con la oposición? Para mi hay dos escenarios. El ideal es que ahora logren la reunificación y puedan delinear una verdadera estrategia para lograr el cambio que la mayoría anhela. Cuando escucho a los voceros opositores hablar que la realización de unas elecciones verdaderamente libres y transparentes es la estrategia, en lo personal eso me parece más bien un deseo que no saben cómo van a alcanzar. La oposición requiere de una renovación de su liderazgo, pero eso no se logra de la noche a la mañana, pues requiere de mucho tiempo. El escenario más probable es que la oposición entre en una especie de “período especial” que puede durar entre un año y 24 meses para que vuelvan a tomar la iniciativa, recuperen la fortaleza y sobre todo tengan unidad y coherencia en su accionar. La otra opción es sentarse a esperar que ocurra algún evento inesperado o sobrevenido que funcione como el detonante para la generación de una Unidad espontánea, como ocurrió en 2017 con aquellas sentencias del TSJ que oficializaban un golpe de Estado ¿Puede llegar ese evento aglutinador? En el marco del deterioro nacional todo es posible. Es vital para la oposición demostrar con hechos que tienen un plan posterior a la abstención. Hasta ahora no dicen nada en concreto. No hay una hoja de ruta. Ni siquiera tienen una genuina Unidad o como dijo Henry Ramos Allup: “Una unidad sincera”. Tengo muchas dudas sobre la capacidad de respuesta y reunificación de la oposición, con todas las consecuencias que eso tiene.

CONVERSACIÓN. Días antes de las elecciones compartí un café con un amigo en un importante hotel de la ciudad y debo confesar que lo mejor no estuvo en la charla a la que fui, sino en una conversación que había en la mesa de al lado. En esa mesa había varios hombres conversando sobre la situación del país. La mayoría de ellos parecían militares, aunque estaban de civil. Por su hablar eran oficiales de algún componente de la Fuerza Armada Nacional. Uno de ellos llevaba la voz principal. Dijo varias cosas interesantes, entre ellas que es tan grave la ausencia de alimentos que el gobierno va a permitir el regreso ilegal de todo lo que saquen los contrabandistas hacia Colombia, pero les va a cobrar por el ingreso de esa mercancía. Pero además alertó que la situación nacional va a empeorar y que en máximo cinco meses regresarán con fuerza las protestas, pero no por iniciativa de la oposición, sino del pueblo hambriento. Indicó además que producto de las sanciones internacionales, pero sobre todo de Estados Unidos se iba a profundizar el deterioro nacional y que el Gobierno sólo iba a jugar a sostenerse en el poder, pero no a resolver los problemas. Interesante e ilustrativa la conversación de la mesa de al lado.

MAL. Así salió el Gobernador del Zulia, Omar Prieto, en la evaluación de los resultados electorales que obtuvo Maduro en la región. No alcanzaron la meta de un millón de votos, pero lo más grave es que hay serias fallas en la maquinaria de PSUV en la región que no logró convencer a sus electores de sufragar y casi que tuvieron que llevarlos remolcados para los centros de votación. En el Zulia la participación apenas alcanzó 37,66% o sea 8,41% menos que la media nacional, lo que indica que muchos votantes que forman parte del voto cautivo del oficialismo no participaron el 20M por estar molestos con la conducción del país y la poca eficiencia de la gestión regional. Prieto al igual que la mayoría de los gobernadores y alcaldes ahora serán revisados por el cogollo caraqueño por no cumplir las metas. Incluso se habla de castigos.

MAL TAMBIÉN. Otro que no salió nada bien en las elecciones del 20M fue el Alcalde de Maracaibo, Willy Casanova. En el municipio capital la participación apenas fue de 30,76% con 15,31% menos que el nacional, lo que por supuesto es grave para quien era el responsable de movilización de electores el pasado domingo. Casanova de pronto se salva de una dura revisión gracias a sus buenas relaciones con Maduro y Jorge Rodríguez.

SANCIONES. La ya precaria situación de Petróleos de Venezuela se pone peor a raíz de las nuevas sanciones que impuso el gobierno de los Estados Unidos. Es pertinente recordar que PDVSA ya tenía serias limitaciones para comprar en aquella nación a través de Bariven y lo estaba haciendo a través de Citgo, cosa que ahora tampoco podrá hacer. Esa primera prohibición era la consecuencia de aquella investigación que llevan adelante las autoridades federales sobre el supuesto uso de las cuentas de PDVSA en EEUU para la legitimación de capitales de la corrupción. Ahora los escenarios son sumamente desfavorables y cercan aún más las operaciones de la industria petrolera.

BASURA. Me confirman desde el quinto piso de la Alcaldía de Maracaibo que la frecuencia de recolección de basura en la ciudad cayó a niveles críticos, como consecuencia que desde hace varias semanas disminuyó el dinero para pagar a los prestadores del servicio ¿Qué hicieron con ese dinero? Lo cierto es que de nuevo la ciudad se ve colapsada por basura y el Alcalde Willy Casanova sigue en deuda con su promesa de solventar el problema. En otro tema en el cual también sale reprobado el burgomaestre es con la reparación de los semáforos. Cada día son más las intersecciones con semáforos dañados provocando el caos en el tránsito. Le recomiendo al Alcalde que si no pueden reparar los semáforos, por lo menos ubique policías para que pongan orden.

EVALUACIÓN. La gestión de Omar Prieto se acerca a cumplir seis meses y los resultados no pueden ser peores. El mismo está somatizando sus problemas al frente de la Gobernación. No hay obras que mostrar y lo peor es que tampoco hay nada en ejecución que valga la pena resaltar. No están atendiendo la vialidad, tampoco la limpieza y el ornato, los hospitales son un caos y las escuelas están llenas de problemas. Creo que el mandatario regional tendrá que darle un sacudón muy fuerte a su gestión a ver si termina de arrancar.

LAS PULGAS. El pasado sábado me adentré en los inhóspitos, sucios e inseguros pasillos y calles del Mercado Las Pulgas y pude observar el submundo comercial que es. Ahí no hay escasez de nada. Más bien hay una abundancia que me hizo recordar los tiempos de la IV República antes que la barbarie roja llegara a Venezuela. Si uno lleva suficiente efectivo puede comprar a precios mucho más bajos que pagando con tarjeta de débito en cualquier otro lugar. Hay de todo, incluyendo cerros de efectivo que puedes comprar pagando una comisión demasiado abultada. Cuando caminaba evadiendo compradores, huecos, charcos y niños que deambulan solos; recordé muy bien aquella promesa incumplida de Gobernador Omar Prieto de acabar con las mafias del bachaqueo del Mercado Las Pulgas. Ahí todo sigue igual a pesar de la advertencia de la máxima autoridad regional.

BIBLIOTECA. Dio y dio la señora hasta que terminó de acabar con la Biblioteca del estado Zulia. Lo alertamos muchas veces, pero nunca Pancho quiso aplicar los correctivos y Omar Prieto dejó que el proceso de destrucción continuara. Una obra que trajo tantos beneficios a los zulianos, ahora se muere por falta de una gerencia eficiente. Felicitaciones, logró lo que estaba buscando desde hace tiempo.

 

Darwin Chávez|@darwin857|darwinch67@gmail.com

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

Tags: , , , , , , , ,

advert
Peliculas Gratis Directorio web Gratis Musica online gratis