29 de octubre de 2016

ESCRITOS DISPERSOS|Luna Osborne

A diferencia de entonces

no sintió la conmoción del amor

sino del abismo del desencanto

Gabriel García Márquez.

“El Amor en los tiempos del Cólera”

La misma impresión que tuve con su nombre

fue la misma con su presencia, su cuerpo y sus ropas.

Era una novedad para mi experiencia bisoña

que la sola mirada de una mujer extraña

me llevara a cambiar de lugar indiscretamente

las trampas que en ocasiones hacen desviar mi ruta.

Estaba sentada en una silla de mimbre algo cincelada

por el tiempo, la lluvia, el sol, el sereno y los recuerdos;

miraba fijo hacia ningún lado, en ocasiones sonreía … en ocasiones.

Su vestido fue una vez el perfecto talle del cuerpo,

pero aún así conservaba una rigurosa simetría de la perfección;

su rostro, una obra maestra de Miguelangel;

su cabello, un alazán obstinado ante el viento.

Yo, siendo un extraño en esa ruta pregunte su nombre,

– Luna, -me contestó otro extraño –

– ¿Y por qué tan bella y tan sola? – insistí –

– Porque cuando cae la noche y se escucha la

llegada del frío todos los muertos se ven hermosos

– contestó el extraño caminando pausado dibujando una cruz en el aire…

 

Gerardo Canadell Canga|Profesor universitario

Icono Area Privada 170

¡SUSCRÍBETE! La información de alto valor estratégico es una inversión para lectores inteligentes…

Tags: , , , , ,

advert
iwc replica watches rolex replica watches