25 de mayo de 2015

¡EDITORIAL! Hoy más que nunca ¿Hacia dónde vamos?

Este editorial lo publicamos el pasado 10 de junio de 2014. Hoy más que nunca tiene una enorme vigencia por la muy calamitosa situación que vive el país.

Hay un país desesperado y un gobierno paralizado en su propia escenografía, porque en el afán de decir que aquí no pasa nada, se terminaron creyendo que todo marcha perfectamente.

Se dispara el dólar paralelo y el gobierno no dice, ni hace nada. Ante la escasez prometieron que en tres meses la resolvían, pero ya se pasó casi un mes y todo sigue empeorando. 

¿Hasta cuándo será efectiva la “bóveda del miedo” que ha venido construyendo el gobierno? 

Seguro estamos que muchas veces esa pregunta ha rondado su mente. Lamentablemente creemos que pocos son los que consiguen una respuesta certera o quizás mejor obtienen una conclusión positiva ante esa inquietud. De hecho, seamos sinceros no hay forma, ni manera de encontrar una argumentación que permita mantener el optimismo.

Optimismo, palabra muy escasa en la Venezuela actual cargada de problemas y repleta de ineficacia. Intentan vender que estamos en la nación idílica, donde la mayoría rebosa de felicidad y en la cual la “patria” abunda hasta satisfacer las necesidades más básicas de los venezolanos.

La mayoría de los venezolanos no viven ningún idilio, sino una tragedia particular ¿Cuántos de ustedes sienten que no importa cuánto tiempo trabajen o cuán creativos sean para producir, porque no hay luz en el túnel?

Estamos ante un gobierno quebrado. No hay dinero para cubrir su inmenso gasto público. No tienen suficientes recursos para pagar las famosas misiones que sólo han servido en su mayoría para correr la arruga de la pobreza y la exclusión ¿Se podrán sostener sin dinero?

No sólo carecen de dinero, sino que al fallecer el presidente Hugo Chávez se quedaron sin carisma. Ya no tienen a ese líder que era capaz de convencer a miles de venezolanos de comprar humo disfrazado de ilusión. Esa ausencia de carisma les impide convencer a las mayorías de que vamos por el camino correcto.

De hecho parece que ni siquiera hay camino. No hay camino porque el país está al garete. No hay camino porque no tienen las ideas que se requieren para solventar los problemas. No tienen camino, porque sin carisma no son capaces de convencer al pueblo de lo necesarias que son un conjunto de medidas de ajuste que son sumamente impopulares. No tienen camino porque el descontento popular crece no sólo en la disidencia política, sino en las mismas bases del Chavismo.

Juegan con la verdad para mimetizarla o enterrarla. Pretenden esconder el desastre económico, cuando cada venezolano siente la precariedad y la falta de aciertos cada vez que cobra su salario y mantiene un severo déficit en sus cuentas.

Pretenden esconder el descalabro, cuando cada venezolano lo padece cuando intenta comprar los productos más básicos. No estamos hablando de lujos o delicateses importantes. Para nada, nos referimos a lo más básico ¿Desde hace cuánto usted no escoge lo que quiere comprar en un supermercado, sino que comprar lo que consigue, si es que lo consigue?

Haga un ejercicio de observación. Despréndase de cualquier prejuicio. Vaya a un banco, a un centro comercial, a una reunión de condominio o cualquier sitio donde pueda observar a varias personas. Vea sus rostros, escuche sus palabras, examine sus gestos y se dará cuenta que la mayoría carece de esperanza, no sabe hacia dónde vamos.

Hacia ese estado han llevado al país. Hay una mezcla peligrosa de desesperanza, conformismo y molestia. La mayoría piensa que no hay futuro en Venezuela. Muchos son los que planean sacar por lo menos a sus hijos del país, porque tienen miedo. Miedo de la inseguridad, miedo de la persecución, miedo de tener miedo.

En Verdades y Rumores queremos lo mejor para el país, pero pareciera que quienes tienen la responsabilidad temporal de conducir al país, no quieren lo mismo. Y volvemos hacia la pregunta inicial ¿Hacia dónde vamos? Le dejamos a usted que construya su propia respuesta.

La “bóveda del miedo” ¿Hasta cuándo? 

El gobierno en su interés de sostenerse a toda costa en el poder ha venido construyendo lo que expertos llaman la “bóveda del miedo”, que consiste en encapsular el rechazo, desmotivación, resentimiento y deseos de cambio de la población para que estos no impulsen el cambio que Venezuela necesita.

Por ahora la “bóveda del miedo” sigue funcionando porque apenas se dan focos de inestabilidad de forma muy aislada ¿Hasta cuándo será efectiva? Es imposible de saber, así como es difícil prever que puede ocurrir cuando esa “bóveda del miedo” se rompa en medio de la gravedad de la crisis.

En la medida que la crisis avanza, estamos más cerca de escenarios muy difíciles de manejar y sobre todo en un país en el cual la institucionalidad a todo nivel fue dinamitada. Haga usted un ejercicio mental y trate de encontrar una respuesta a esta pregunta ¿Hacia dónde vamos?

@VerdadesRumores

Tags: , ,

advert
iwc replica watches rolex replica watches