31 de diciembre de 2014

¡EDITORIAL! 2015: un año complicado, conflictivo y de transición

El escenario económico no es nada favorable para las proyecciones positivas.

El déficit de ingresos del país estará entre 30-35 mil millones de dólares.

Modelo oficialista colapsó y se requiere de cambios urgentes.

Qué bueno sería que como medio de comunicación en Verdades y Rumores pudiéramos estar editorializando sobre todas las cosas positivas que nos ocurrirán como país en un nuevo año. No saben ustedes cuánto lamentamos no traer buenas noticias.

Si tratáramos de darles buenos augurios sobre lo positivo que será el 2015 para Venezuela y los venezolanos, estaríamos mintiendo. Y ustedes saben que los periodistas y los medios nos debemos a la verdad como eje fundamental de nuestra función social.

La verdad es terriblemente dolorosa para los venezolanos. El 2015 se avecina lleno de complicaciones, repleto de conflictos y con una probable transición. Y todo tiene como fondo que el modelo político, económico y social del oficialismo colapsó. La crisis que vive el país tiene como origen ese modelo.

Un modelo que no lo creó el presidente Nicolás Maduro Moros. Para salir en su defensa él no es el gran responsable de la hecatombe que comenzó a caer sobre el país. El gran culpable es Hugo Chávez Frías. El creó este sistema lleno de ambigüedades, errores y distorsiones.

Ambigüedades, errores y distorsiones que han generado que Venezuela sea cada vez más dependiente del petróleo y que por eso ante la caída dramática de los precios, el país está al borde del abismo. Un abismo que comenzamos a sentir a través de la escasez, la inflación y sobre todo por la pérdida de esperanza en Venezuela.

Dólares4

La economía

Comencemos con lo económico. Mucho hemos hablado en Verdades y Rumores sobre los escenarios económicos que se nos avecinan. La caída de los precios del petróleo ha causado un hueco fiscal que para el 2015 estará entre los 30-35 mil millones de dólares.

Ese inmenso déficit fiscal es casi que imposible de cubrir ¿Por qué? Porque Venezuela no tiene la credibilidad necesaria en la actualidad para acudir a los mercados internacionales de financiamiento y el modelo impide acudir a organismos como el Fondo Monetario Internacional que en el discurso oficial ha sido satanizado al extremo.

¿Y China? Los chinos ya han entregado mucho, pero mucho dinero y no están muy contestes con entregar más. Y no lo están porque ya tienen serias dudas sobre la capacidad del gobierno para cumplir con sus compromisos. Ellos no ven clara la estabilidad del modelo en Venezuela y por eso actúan con cautela.

¿Y Rusia? Los rusos ya tienen  graves problemas en su economía como resultado de las sanciones impuestas por la Unión Europea y Estados Unidos. Ya anunciaron que esa nación entrará en una recesión en el 2015 y están más preocupados y ocupados en cubrir sus necesidades internas, que en pensar cómo ayudar a Venezuela.

¿Más deuda? Es posible que se use está vía para tratar de inyectar oxígeno a las menguadas arcas oficiales. El gran problema de esta alternativa es que el país tendría que pagar altos intereses como consecuencia del elevado riesgo país que nos asignan las calificadoras internacionales de riesgo.

Escasez11

Secuelas tangibles

Eso ocasionará que el gobierno tendrá fuertes restricciones para cumplir con sus obligaciones. No habrá suficiente dinero para la masiva importación de todo: alimentos, medicinas, productos de higiene personal, gasolina, repuestos de cualquier tipo y todo cuanto se necesita para que el país funcione.

Y esa dependencia de las importaciones se magnificó con el modelo que Chávez impuso en Venezuela. No es que en la llamada IV República se producía de todo en Venezuela, pero el aparato productivo nacional con todas sus debilidades cubría buena parte de las necesidades de los venezolanos.

Si en el 2014 el gobierno cayó en una especie de “default” porque no han podido pagar todas sus deudas, en el 2015 la cosa pinta peor y sería casi que imposible pagar todo lo adeudado a las empresas que importan medicinas, insumos y equipos médicos; aerolíneas, ensambladoras de vehículos y paremos de contar.

¿Hay salidas a este colapso? Claro que las hay, pero eso implica renunciar de inmediato al modelo socialista y aplicar los correctivos que permitan sanear las finanzas públicas, generar confianza para las inversiones, corregir las distorsiones creadas por todos los controles y sobre todo admitir los errores cometidos y hablarle claro al país.

¿Y si no hay cambios sustanciales? Todos sentiremos con mayor fuerza la escasez, las colas para comprar comida y hasta electrodomésticos serán más largas y la paciencia del pueblo se pudiera terminar de agotar.

Protestas 1009

Conflictividad

Todo lo explicado hasta ahora elevará los niveles de conflictividad, por cuanto la sociedad venezolana está en una especie de olla de presión a la cual le dañaron la válvula de escape. Hay un resentimiento colectivo, incluyendo a los chavistas, que amenaza la estabilidad social.

Estamos en una situación peor a los días previos a los sucesos del 27 y 28 de febrero de 1989, con el agravante que ahora hay elementos en la ecuación que no existían para esa época: escasez, inseguridad, inflación y hostigamiento político por parte del gobierno.

¿Qué puede ocurrir? Nadie puede saberlo con exactitud porque este tipo de escenarios son impredecibles, sobre todo en un país como Venezuela que está en un franco proceso de deterioro de la normalidad social y hay rasgos ya muy preocupantes de anomia social.

Cuando en una sociedad impera el caos hasta en situaciones comunes. Cuando en un país impera la ley del más vivo para hacerte rico: corrupción, contrabando, delitos y cuando en un país el producto que más escasea es la esperanza; cualquier cosa puede ocurrir.

Maduro115

Transición

En Venezuela estamos en una transición ¿Hacia qué? Ahí está el detalle. No sabemos si es una transición a un desastre peor. Si se trata de una transición que implica una mayor radicalización del gobierno. Tampoco si se trata de una transición dentro del mismo modelo hacia otras orientaciones políticas y económicas. Pudiera ser una transición hacia otro modelo totalmente distinto al actual con mayores libertades y menores controles.

Lo que si es cierto es que estamos en una transición. Hasta el más terco de los miembros de la elite gobernante sabe que el modelo es inviable y que deben aplicar cambios. El  gran problema es si decidirán aplicar cambios, cuáles serían los cambios y hacia dónde nos llevarán dichos cambios.

¿Está el gobierno preparado para lo que viene? En cierta forma si porque ahora tiene un control más férreo de los poderes públicos y eso se traduce en mecanismos que les  puede garantizar cierta estabilidad “institucional”. La gran duda es si ese control les permitirá maniobrar ante probables escenarios muy adversos de inestabilidad social.

¿Está la oposición preparada? No, no lo está. Lamentablemente la oposición venezolana está más ocupada y preocupada en sus miserias internas que en construir una verdadera oferta de país que enamore a los venezolanos y pueda ser una real alternativa para salir de la crisis.

Bolivares4

¿Qué esperar?

Lamentablemente estimado lector de Verdades y Rumores lo que nos viene encima como venezolanos en este 2015 no es nada bueno. Por eso le recomendamos que aplique una severa política de control de gastos en su casa y trate de elevar la productividad.

Ante lo que pasa en el país, cada venezolano debe estar atento a lo que ocurre, no importa si les fastidia la política. Más fastidioso es no atender, ni entender lo que ocurre en el entorno y que las consecuencias te impacten gravemente. No se trata de convertirse en político, economista o sociólogo; sino de activarse como ciudadano.

A pesar de todo lo explicado, desde Verdades y Rumores le deseamos que en el 2015 la salud sea abundante en la familia, la prosperidad no sea un bien escaso y que nunca perdamos la esperanza en Venezuela.

¡Feliz 2015 para todos!

@VerdadesRumores

Tags: , , ,

advert
iwc replica watches rolex replica watches