25 de agosto de 2014

¡EDITORIAL! Ante la crisis: intentan vender el sofá

Hay un viejo chiste, convertido en frase de uso recurrente, que relata la historia del marido que ante la infidelidad de su mujer en su propia casa, decide vender el sofá como solución al problema matrimonial.

Guardando las distancias, el gobierno del presidente Nicolás Maduro Moros está practicando la misma estrategia. Ante la crisis venden el sofá sin importar las consecuencias que para el país y para los venezolanos tengan esas decisiones erradas.

¿Cómo vender el sofá? El gobierno nacional ante la severa crisis que experimentan las reservas internacionales, anunció la posible venta de Citgo como paliativo para obtener dinero fresco. Hablan de un supuesto valor de la empresa de refinación y distribución de combustibles, que varios expertos concuerdan en afirmar que al final será mucho menos de lo que el gobierno espera.

Citgo es una de las decisiones sensatas que en materia petrolera se tomaron en la IV República, al comprar una empresa que permitía al país tener un comprador para el petróleo venezolano, refinarlo, convertirlo en derivados y además venderlo en el muy interesante mercado norteamericano.

A todas luces, Citgo siempre fue una empresa de capital venezolano que no le dio tantos dolores de cabeza al país, tomando en cuenta la pésima experiencia del Estado empresario en Venezuela. Pero ahora quieren acabar con ella, por la sencilla razón que el Tesoro Nacional está en la carraplana.

Y está en la carraplana, porque el modelo socialista fracasó, arrasó con la producción nacional y comprometió los menguados ingresos del país por un pésimo manejo de la chequera petrolera que fue usada para alimentar los sueños de liderazgo internacional de Hugo Chávez. Como no hay dinero para sostener el festín rojo, pretenden vender a Citgo.

¿Hay más sofás? Por supuesto. Ante la carencia de dinero fresco que permita mantener a flote a un gobierno que no produce, sino que destruye, el otro sofá lo representan los millones de venezolanos que tendrán que pagar por los posibles ajustes que en materia económica se están planificando.

Como no hay dinero, piensan aumentar los precios de la gasolina para recargar en el pueblo una parte del problema que tiene en sus manos el gobierno ¿Por qué mejor no le cortan los envíos de petróleo a Cuba? ¿Por qué mejor no revisan las condiciones de venta de petróleo a los países de PetroCaribe?

¿Necesitan dinero? ¿Por qué no actúan y buscan recuperar los 30 mil millones de dólares que las empresas de maletín le timaron a Cadivi? No, eso significaría tocar los intereses de los poderosos que están detrás de esa gigantesca operación de defraudación al erario público.

El otro sofá lo representa el ya vigente aumento de las tarifas eléctricas. Hablan de derroche eléctrico, sobre todo en el Zulia, pero no reconocen que buena parte de los millones sobre millones de dólares que se destinaron a los varios planes de inversión en el sector eléctrico, se perdieron.

Este es un gobierno cimentado en el show y por eso el show debe continuar. Ante la escasez no admiten sus errores, sino que culpan a la derecha apátrida. Por otro lado, arman el show del supuesto combate al contrabando, pero no castigan a quienes permitieron que ese negocio creciera y hoy son complejas y poderosas organizaciones con vinculaciones a todo nivel.

No hay decisiones serias en Venezuela. Todo es parte del espectáculo revolucionario que tiene más de 15 años arrasando con lo que funcionaba en Venezuela. Todo es parte de la destrucción de un país que no era perfecto, pero que era  mejor que esto en lo cual lo han convertido. Y ahora los venezolanos tendrán que pagar por el fracaso del socialismo del siglo XXI. Parece que tendrán que vender rápido el sofá, porque la crisis los acorraló.

@VerdadesRumores

Tags: , , ,

advert
iwc replica watches rolex replica watches