25 de Noviembre de 2017

ENDER ARENAS|“Elogio de la traición”

 “…A veces la lealtad es una forma de traición

 y la traición, una forma de lealtad”.

Javier Cercas.

Estoy seguro que algunos estarán diciendo como carajo este tipo elogia la traición. Bueno, les aclaro que no es una idea original, es mas  estoy transcribiendo el titulo y la idea del libro que con el mismo título  escribieron Ives Roucaute y Denis Jeambar, de editorial Gedisa.

Esto viene a cuento porque una vez que Juan Pablo Guanipa en nombre de la lealtad, el compromiso, la dignidad, el decoro, la vergüenza, la honorabilidad, los principios, la honestidad, el decoro, la decencia, la integridad, la moral y quizás que otras cosas más decide no juramentarse ante la ANC, por fraudulenta, espuria e inconstitucional y aparece en consecuencia la candidatura de Manuel Rosales a la Gobernación  del Zulia contra quien se ha desatado uno de los ataques más sostenidos en la historia electoral del país, no tanto desde su adversario natural, el chavismo, sino, fundamentalmente, desde la filas de la propia oposición. El ataque contra el candidato Rosales se debe, exclusivamente, por competir contra la abstención que lucha tenazmente para evitar que Rosales ocupe el vacío dejado por Juan Pablo Guanipa elegido inicialmente para ese cargo.

Es importante hacer notar, que, no se trata de un ataque desordenado y que nace espontáneamente de masas iracundas. Por el contrario es inducido por una bien aceitada maquinaria de guerra electoral que se expresa en las redes.

El insulto se materializa en varios adjetivos, el más usado y el preferido es el de traidor, pero, también son comunes el de bandido, vendido, madurista y chavista, etc. Con ello estamos frente a una curiosidad política, pues como dice Cercas en el epígrafe de esta nota, el que aparece como leal, en verdad traiciona a quienes han sufragado por él, no para que después decida no juramentarse, sino para que se encargue del gobierno regional del principal estado del país y el que es tildado de traidor aparece comprometiéndose para hacerse cargo de lo abandonado y evitar que el estado Zulia caiga en las manos no santas del candidato oficialista.

Pero veamos el asunto de otra manera, ¿a quién traiciona Rosales con su decisión de lanzar su candidatura a la gobernación? ¿Traiciona a los abstencionistas? Sí, es verdad ¿Traiciona a los que quieren el atajo y la veredita clamando por un gorila? Sí, eso también es verdad.

Ives Roucaute y Denis Jeambar  “sostienen que los grandes estadistas modernos han sido todos grandes traidores. Impidieron, mediante la negación y el pragmatismo, las polarizaciones que amenazaban destruir sus sociedades, incumplieron las promesas de redención que los llevaron al poder y defraudaron a los seguidores que creyeron alcanzar con ellos su propio éxito personal. Con ello, salvaron la democracia y la pluralidad de fuentes del poder, siempre cambiantes e inestables, como sus sociedades”.

Los autores continúan diciendo que “(el traidor) es un demócrata por naturaleza, está atento a las corrientes cambiantes de opinión y a nuevas circunstancias, y es capaz de llegar a compromisos que salven el consenso mínimo para preservar el Estado y los intereses de la sociedad a largo plazo”. Creo que Rosales es este tipo de traidor y para que los jodedores de las redes sigan con la joda les mencionaré varias traidores históricos: Judas a Jesús que permitió la pasión y la gloria de Cristo, la negación de Pedro, sin la cual es casi imposible el surgimiento de la iglesia. Traiciones más cerca: Adolfo Suárez y el rey Juan Carlos a Franco y al franquismo que permitieron la democracia en España, Felipe González al marxismo con la cual España se hace europea, Juan Manuel Santos a Uribe con la cual se logra la paz en Colombia.

Todos ellos son traidores heroicos

 

@RojasyArenas

¡SUSCRÍBETE! La información de alto valor estratégico es una inversión para lectores inteligentes…

Tags: , , , , ,

advert
Peliculas Gratis Directorio web Gratis Musica online gratis