16 de Diciembre de 2017

ENDER ARENAS|El político bueno y el político malo

…como si no fuéramos cómplices del luto… 
del corazón.

Joaquín Sabina.

El 10D todos elegimos, aunque no todos votaron. Por ejemplo, los chavistas eligieron votando a Omar Prieto, los que votamos por Rosales, elegimos  la posibilidad de no estar solos ni perdidos y los que se abstuvieron, eligieron también, solo que estos lo hicieron, igual que los chavistas, por Omar Prieto. Aun cuando brillaron por su ausencia en los centros de votación.

Después de ese domingo el debate siguió encendido, acusaciones de traidor volaban de un lado a otro. Tres situaciones, dos de ellas vividas directamente, me llevan a reflexionar sobre los hechos que se suscitaron posteriores al 10D. Uno vino dado por los cientos de mensajes que nos llegaron al programa de TV “Unas son de Rojas y otras son de Arenas”. De todos ellos uno en particular me llamo la atención, lo cito textualmente: “Sres. Rojas y Arenas Lo que ocurrió es que Juan Pablo actuó con honor y principios. El es un político de los buenos, mientras que Rosales es de los políticos malos”.

La verdad, es que el mensaje no pude leerlo al aire porque me llegó después de terminar el programa, pero me llamó la atención y un poco a la reflexión la adjetivación de “bueno y malo” con lo que calificó a Guanipa y a Rosales, respectivamente.

El otro, es la conversación con una de las tantas señoras que desde las urbanizaciones de clase media alta y “clase alta” pontifican con desparpajo sobre lo políticamente correcto y lo incorrecto políticamente. Esta conversación tuvo lugar en la peluquería donde traté de corregir el horrible corte de pelo que me había hecho una especie de asesino en serie del corte de cabello de una peluquería localizada en el Sambil, la señora en cuestión, sostenía más o menos lo que se decía en el mensaje, con el agregado de que no hay manera de comparar la pureza de uno y la impureza del otro, más o menos eso pudimos inferir de la argumentación contradictoria que sostenía la elegante señora.

Y finalmente el editorial del Nacional del sábado antes de las elecciones donde se afirmaba que votar o no votar era lo mismo.

Yo quisiera poner el problema más o menos así, siguiendo a un famoso colega y del cual me encuentro a años luz, Max Weber,  dice, palabras más, palabras menos, que hay una pluralidad de éticas. La política se rige por una moral que le es propia, “la moral de la responsabilidad”, es decir, aquella que ordena la acción tomando en cuenta las consecuencias de la propia acción. El político que actúa bajo el imperio de la moral de la responsabilidad es un buen político.

Hay políticos que en lugar de accionar bajo la moral de responsabilidad actúan bajo lo que Weber llama la “moral de la convicción” o la acción emprendida con arreglos a valores, es decir, de acuerdo a exigencias que el político que actúa bajo esta moral cree dirigidos a él y frente a los cuales se cree obligado sin tomar en cuenta las consecuencias que su acción produce sobre otros. El que actúa bajo estos parámetros es un mal político,

Ahora piense Ud. bajo que mandato vital y ético actuaron en este proceso tanto Rosales como Guanipa y quien con su acción provocó efectos, incluso, perversos sobre terceros, es decir, sobre el colectivo.

En este proceso hay muchos elementos que descansan sobre el ocultamiento de intereses y ambiciones personales que se colocan por encima de los intereses generales del país mediatizando la lucha contra el régimen y lamentablemente toda esa vaina que se ha manejado de la moral, la ética y la honestidad han actuado en consonancia con ese ocultamiento.

 

@RojasyArenas

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

Tags: , , , , ,

advert
Peliculas Gratis Directorio web Gratis Musica online gratis