12 de Mayo de 2018

ENDER ARENAS|Cuál es la promesa

El día miércoles en un evento electoral cualquiera de los oficialistas, una mujer le pedía al presidente una vivienda, lo asombroso no fue que la mujer le pidiera una vivienda al presidente, en esta hora los venezolanos pedimos cualquier cosa y Maduro ofrece cualquier cosa inclusive resolver definitivamente los problemas que el otro y él han creado en los últimos veinte años, lo asombroso fue el tono en el que le contesto: “Mami, mamita (no exagero, lo dijo como si se le diera mordisquitos en la oreja) ten paciencia mamita…..” acto seguido le dijo, cambiando el tono, esta vez como si fuera el predicador de la montaña muy utilizado por Chávez también: “ Y por tu perseverancia ahora mismo  tendrás tu viviendaaaaa”.

No sé si la vivienda se la dieron a la pobre mujer, a lo mejor después del acto se le acerco cualquiera del entorno más próximo a Maduro y le habrá dicho que dejara de joder al presidente. Lo que sí es cierto es que cada vez son más asombrosa las promesas que Maduro hace para obtener el favor de los votantes suyos, pues los otros hace rato los perdió, especialmente, ahora que anda de capa caída.

Maduro, el presidente, tiene casi cinco años en el cargo y diecinueve en el poder, ha tenido tiempo suficiente para resolver los problemas que ahora Maduro, el candidato, promete resolver.

Caramba, y quizás mortificado por los datos de las encuestas que hablan de un cien por ciento de gente jodida por causa de la crisis económica (hiperinflación: el kilo de hueso rojo esta en un millón 500 mil bolívares, el osobuco igual, la carne molida anda por los 3 millones, el bistec de pulpón en 3 millones 200 mil y los huevos, ay! los huevos en un millón setecientos y el tomate otro tanto, todo eso sube de la mañana a la noche), inseguridad: 84% dice haber sido atracado más de una vez, un 76% come una o dos veces al día, etc. Maduro ofrece ponerse al frente de la situación (esta es la sexta vez que ofrece lo mismo) y resolver los problemas y enseguida suelta el menú de ofertas y promesas que son las mismas que ha ofrecido desde que Chávez tuvo la infeliz ocurrencia, en medio de su agonía, que fuese el ungido.

He llegado a la conclusión que cuando se llega el “delicado momento”, el que está en ese terrible trance (la muerte siempre es terrible) se vuelve loco.

En todo caso, mas y mas promesas que son las mismas de siempre porque nunca se resuelven los problemas que dice resolver.

Del otro lado también hay promesas, un pastor evangélico, se deja de pendejadas y solo ofrece esperanzas y sopa, que no está mal, especialmente la sopa. Pero ojo, el venezolano, está pidiendo hoy más que un plato de sopa y mucho más que esperanzas. Además hace bastante tiempo que la política dejo de ser un problema de Dios.

Del lado de Falcón hay promesas. Algunas, casi todas, suenan bien, pero tengo el pálpito, sin ser economista, de que algunas son incorrectas, pero están en la onda de plantearse la posibilidad de que las cosas van a mejorar. La promesa más fuerte es que es posible que el país vuelva a crecer a pesar de que el chavismo ha hecho hasta lo indecible para que el crecimiento se desvanezca y que el país puede volver a ser un país rico, como lo fue alguna vez.

Esta semana, el miércoles, estuvo en el programa “Unas son de Rojas y otras son de Arenas” que conducimos Francisco Rojas y este servidor el economista Francisco Rodríguez jefe del equipo económico de Falcón y nos planteó las enormes expectativas que ofrece un eventual triunfo de Falcón el 20 de mayo. Al finalizar el programa se me acercó nuestro jefe de piso Mario Salazar y me dijo “este hombre me ha convencido” y yo me quedo convencido que el venezolano sigue buscando un mago que pueda recuperar lo que alguna vez fue una economía mágica.

 

@RojasyArenas

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

Tags: , , , , , ,

advert
Peliculas Gratis Directorio web Gratis Musica online gratis