EFRÉN GUTIÉRREZ ¿Por dónde empezar a crear una Fab City? | Verdades y Rumores | Diario Digital
30 de Enero de 2017

EFRÉN GUTIÉRREZ ¿Por dónde empezar a crear una Fab City?

Como reza el documento de lanzamiento del proyecto Fab City, por parte del IAAC, el CBA del MIT, el Ayuntamiento de Barcelona y la Fab Foundation: “Fab City toma los ideales de los Fab Labs (conexión, creatividad, colaboración, ciencia, cultura y tecnología) y los escala hacia la ciudad. Es un modelo para que las ciudades transformen su manera de extraer y producir materiales desde un esquema en el que los ‘Productos entran, y los Desechos salen’ (PITO – Products In, Trash Out ) a un sistema en el que los ‘Datos entran, y los Datos salen’ (DIDO – Data In, Data Out ), lo cual significa que la mayor parte de la producción ocurre dentro de la ciudad, acompañada del reciclaje de materiales y la satisfacción de necesidades locales a través de la invención local, al mismo tiempo de estar conectada globalmente.”

Esto nos lleva a la conclusión  de que, el lanzamiento del proyecto de Fab City en una ciudad debe partir por la constitución y montaje de, al menos, un Fab Lab, que se convierta en la semilla de todo el ecosistema necesario para crear una Fab City.

¿Y, cómo comenzar a crear un Fab Lab?

De acuerdo al diseñador italiano Massimo Menichinelli, quien tiene experiencia de constitución y puesta en marcha de dos FabLabs (el Muse FabLab en Trento, Italia, dentro del Muse Science Museum y el el Aalto FabLab dentro del Media Factory de la Aalto University en Helsinky, Finlandia), existen una serie de pasos que es recomendable cumplir para iniciar un proyecto de FabLab:

  • Ubicar, a nivel local, los recursos que son necesarios para desarrollar el laboratorio: dinero, espacio y facilidades.
  • Ubicar, también a nivel local, la gente idónea para ese arranque.
  • Diseñar actividades, servicios y características. El contexto local del laboratorio, necesitará actividades y servicios específicos.
  • Diseñar los Modelo y Plan de Negocios. En este paso, se chequearán el balance entre los ingresos y los costos de desarrollar y dirigir el FabLab
  • Preparar el espacio, es decir, garantizar la existencia de todos los servicios requeridos.
  • Elegir, comprar y configurar las máquinas.
  • Abrir al público el establecimiento o espacio.
  • Desarrollar (experimentar, probar y refinar) el espacio y las máquinas.
  • Conectarse a las redes locales y regionales.

En Venezuela, no existe en la actualidad ningún FabLab, por lo que tenemos que empezar, prácticamente, desde cero. Sin embargo, en el subcontinente latinoamericano, existe una buena cantidad de estos establecimientos: Argentina (12), Bolivia (1), Brasil (40), Chile (6), Colombia (7), Costa Rica (2), Ecuador (5), El Salvador (1), Guatemala (1), Guayana Francesa (1), México (11), Paraguay (2), Perú (9), Puerto Rico (2), Surinam (1), Trinidad y Tobago (1) y Uruguay (1).

Con respecto al Modelo de Negocios, en un Workshop realizado durante la Fab8 International Conference, en Wellington, Nueva Zelanda,  en 2012, se presentaron algunos hallazgos subyacentes en la revisión de varios FabLabs:

  • Acceso a la producción: acceso por hora, producción personal y producción local.
  • Educación: workshops, entrenamiento, certificación de grados.
  • Facilitador: Productos y servicios para habilitar otros FabLabs (software, instalación y soporte, cadena de suministros, currículos.
  • Incubadora: Invenciones, creación de negocios, emprendimientos individuales, joint ventures.
  • Red: Aprovechar el poder de la red de fabLabs (invención multi-sitios, producción, distribución)
  • Atracción: Los Fab Labs como una atracción “turística”
  • Recursos Humanos: El FabLab como una fuente de consultores.

Se insistió en que, estos modelos no son mutuamente excluyentes, sino que los FabLabs existentes, poseen más de uno de los modelos subyacentes al mismo tiempo.

Asimismo, se estableció que, en general, todos los FabLabs siguen un Ciclo de Vida que consta de las siguientes etapas: 1) puesta en marcha, 2) funcionamiento y 3) migración al siguiente ciclo de vida, por ejemplo: fomentar nuevos negocios.

En la etapa en que nos encontraríamos, en este momento, en Maracaibo, la de Puesta en Marcha (Setting-Up) o Preparación, las siguientes, podrían ser las “preguntas más candentes” que nos podríamos hacer:

  • ¿Podemos competir directamente con Shapeways, Ponoko, Hackerspace, etc.?
  • ¿La sostenibilidad y la apertura al público son realmente compatibles?
  • ¿Cómo comunicamos el valor de nuestro FabLab?
  • ¿Un FabLab patrocinado por una empresa es una buena idea?
  • ¿Qué Modelos de Negocios serían sostenibles?
  • ¿Cuáles son las instalaciones típicas necesarias para la puesta en marcha?
  • ¿Qué significa tener “FabLab” en nuestra puerta?
  • ¿Cuál sería un Modelo de Negocio sostenible para un FabLab patrocinado por una empresa?

Tenemos por delante el reto en nuestra ciudad, de volver a ser los pioneros en Venezuela de las iniciativas, proyectos y tecnologías más avanzadas a nivel mundial, como en el año 1900, cuando fue ciudad modelo a nivel del continente, contando con un sin número de servicios públicos importantes como el servicio de ferrocarril, tranvía, hidro-puerto, telefonía, alumbrado público, aseo urbano, universidad, teatro, cine, periódicos, bancos, organizaciones comerciales y gremiales.

Para lograrlo, necesitamos sembrar la ciudad de FabLabs y convertirla en una FabCity que para 2054 se vuelva autosuficiente, al menos en un 50%, considerando que, la primera ciudad que sea autosuficiente —logrando simultáneamente el aumento de las oportunidades de trabajo a través de la innovación abierta y la reducción de las emisiones de carbono a través de la relocalización de la producción— liderará el futuro del desarrollo urbano globalmente.

 

@efrengut|Economista|efrenguti@gmail.com

¡SUSCRÍBETE! La información de alto valor estratégico es una inversión para lectores inteligentes…

Tags: , , , ,

advert
Peliculas Gratis Directorio web Gratis Musica online gratis