14 de Diciembre de 2017

EFRAÍN RINCÓN ¿Así o más patria?

Ni siquiera en los momentos de gloria de Chávez, el mapa de Venezuela había estado tan rojo como en estos momentos. Nunca antes en toda su historia, la nación había padecido su peor y más oscura tragedia; nunca antes ningún gobierno, como el de Maduro, había desarrollado con tanta perfección su capacidad destructiva contra el país; y, sin embargo, esa minoría gobernante tiene el control absoluto de Venezuela. ¿Por qué hemos llegado a tan deplorable situación? Esa pregunta, al igual que yo, se la hacen millones de venezolanos angustiados y desesperanzados porque vivimos en un país cada día más invivible.

Lo que sí tengo claro es que la tragedia nacional no empezó después del 10 de diciembre; son 19 años consecutivos haciendo el trabajo de destruir al país y a sus instituciones democráticas. Durante ese largo tiempo, son muchos los factores que debemos analizar para tener una visión más objetiva del fenómeno venezolano. Si nos empecinamos en ver sólo algunos aspectos del problema y en tratar de buscar culpables, para esconder los propios errores, entonces, terminaré creyendo que definitivamente nos merecemos a esta mafia que nos mal gobierna.

Es tiempo que la oposición venezolana en general reflexione, rectifique, practique el sentido común y apele al sentimiento de grandeza por el bien de Venezuela. Ya basta de tantas equivocaciones; ya basta que sea el cálculo político y las mezquindades personales y grupales las que orienten la lucha contra la dictadura. Los resultados están a la vista; contra todo pronóstico, hoy el régimen está fortalecido y envalentonado, celebrando una de sus principales victorias como es la división de la oposición, porque su principal logro es la destrucción de Venezuela.

Una oposición racional, inteligente y comprometida con los venezolanos, tiene el deber moral de frenar su irresponsabilidad, inmadurez y el conflicto estéril para demostrar quién dice y tiene la verdad en sus manos. Es momento de hacer un mea culpa, pedirle perdón a este pueblo por sus errores y omisiones, y dejar de endosarle toda la responsabilidad a la sociedad venezolana. La oposición en aras de recuperar la confianza y credibilidad que perdió, e iniciar la construcción de un liderazgo serio, coherente y con capacidad para interpretar con fidelidad los sufrimientos y esperanzas de los venezolanos, es fundamental que se pongan de acuerdo, que drenen sus odios y mezquindades, y que se preparen para enfrentar con verdadera unidad el gigantesco reto que representa la elección presidencial del 2018.

En tal sentido, la oposición debe tener claro varias cosas: a) la elección de la asamblea nacional constituyente marcó el inicio de un nuevo modus operandi electoral en Venezuela; las cosas cambiaron para favorecer siempre a esa parcialidad política, no importa los esfuerzos acometidos por la oposición. Toda elección que se haga con las autoridades, normas y procedimientos vigentes está destinada a otorgarle el triunfo al oficialismo, a pesar que no tengan los votos suficientes para coronar con éxito; en consecuencia, la fuente de la desmotivación y la pérdida del valor del voto son propiciadas por el oficialismo y no por los ciudadanos;  b) el drama de los venezolanos es tan brutal e inhumano que cualquier otra cosa a la que la oposición le preste atención, es traición al país. Las cifras económicas y sociales son escalofriantes. En el Zulia, por ejemplo, más de tres millones comen dos o menos veces al día, sin considerar qué tipos de alimentos están consumiendo; a nivel nacional esa cifra sobrepasa los trece millones de habitantes. La mortalidad infantil por desnutrición ha crecido peligrosamente; hoy hay más gente comiendo de la basura y la hiperinflación hace estragos en el presupuesto familiar, convirtiéndonos a todos en más pobres cada día. Mientras tanto la dictadura continúa con un discurso de espaldas a la realidad de los venezolanos. Si la oposición no logra ponerse en los zapatos de los venezolanos y logra la conexión emocional necesaria para rescatar la esperanza y el cambio, entonces, tendremos por mucho más tiempo a un régimen que mal gobierna pero tiene todo el poder en sus manos; c) los venezolanos están apostando a liderazgos renovados, alejados de la diatriba política que premia el continuismo y el egocentrismo. En circunstancias tan complejas para el país, lo sensato es darles paso a líderes con una mentalidad más amplia y con vocación de sumar voluntades, incluyendo al chavismo disidente que es una realidad como un templo. Aquí nadie tiene ganado un puesto para presidente; ni la cárcel, ni el exilio, ni la experiencia, ni la lucha política, son el pasaporte para la candidatura presidencial. El dilema presidencial se resuelve a través de elecciones primarias, previas a la materialización de acuerdos que garanticen un ambiente de absoluta unidad que promueva el respeto y la altura política entre aliados; un programa mínimo de gobierno con los ajustes necesarios para combatir la pobreza e iniciar las bases de una economía de mercado que amplíe las posibilidades de progreso para todos los sectores de la nación.

Me pregunto, ¿existe otra cosa más importante que rescatar la libertad, las instituciones democráticas y el bienestar de los venezolanos? Con seguridad creo que la prioridad es ésta, y quien se declare opositor pero está pensando en otras cosas diferentes a la prioridad nacional, entonces, sin duda alguna es un aliado, colaboracionista o enchufado de un régimen que no tiene capacidad ni moral para seguir gobernando al país.

Líderes de la oposición, de la MUD o fuera de la MUD, si están verdaderamente comprometidos con el país, hagan lo que tengan que hacer para ganarse la confianza de los venezolanos y reconstruir la unidad vital en estas circunstancias tan aciagas. Si su interés es seguir descalificándose y destruyéndose entre ustedes, o desviando la atención sobre asuntos de su estricto interés, por favor échense a un lado y dejen que nuevos liderazgos hagan lo que ustedes no quieren hacer por el bien de Venezuela. De lo contrario, nos restregaran en la cara, con el dolor que ello significa, ¿así, o más patria?

 

@EfrainRincon17|Profesor titular de LUZ

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

Tags: , , , , ,

advert
Peliculas Gratis Directorio web Gratis Musica online gratis