3 de Diciembre de 2017

EDITORIAL|Venezuela: un país al borde del colapso

No hay otra forma de calificar la situación venezolana.

Cualquier venezolano que recorra buscando alimentos o medicamentos cada día más costosos, que haga largas colas para llenar el tanque de la gasolina y que ejecute su particular peregrinación por efectivo, entre otras aventuras, fácilmente puede llegar a la conclusión que estamos al borde del colapso.

Y mientras las calamidades se multiplican para cada venezolano, el gobierno se empeña en negar la dura realidad. Ahora acusa a las sanciones internacionales de ser la raíz de las penurias que golpean a la población. No sale del mismo guion de culpar a otros por los sistemáticos errores cometidos en más de 18 años de festín.

Pero en esa estrategia de la negación obvia que se multiplican las enfermedades, que aumenta la cantidad de fallecidos por no acceder a los medicamentos, que se incrementa la pérdida de peso del venezolano y que el hambre se amplía en una nación donde cada día son más las personas que comen de la basura.

Olvida que la hiperinflación se traga cualquier ingreso y que los precios aumentan en horas. Olvida que el dinero en efectivo lo absorbe la economía subterránea que ellos mismos promovieron. Olvida que en la medida que aumenta la marginalidad, se incrementa la inseguridad. Olvida que derrocharon miles de millones de dólares en el carnaval revolucionario.

Ante el avanzado deterioro nacional vale la pena preguntarse:

¿Cuánto más debe sufrir la población para sostener un proyecto político que fracasó?

Es grave, muy grave que por intereses de variada índole, pues no sólo son políticos, de un grupo minoritario se pretenda someter a todo un pueblo a la pobreza, al hambre, a la huida y a la desesperanza. Se busque condenar a toda una nación a la quiebra colectiva.

Mientras las calamidades se multiplican para cada venezolano, el gobierno se empeña en negar la dura realidad.

Se trata de sensatez política. Se trata que si desean mantenerse en el poder deben cambiar. Es necesario un viraje en el manejo económico que progresivamente corrija las distorsiones sociales.

Se trata que pueden aprender de los chinos que siguen sin libertad política, pero con una prosperidad y libertad económica que ha permitido a un régimen comunista mantenerse en el poder.

Se trata de parar la burla del canto y el baile, mientras Venezuela se va por el abismo del desastre económico y curar las heridas sociales. Huele a pobreza, se siente el malestar, se habla del caos.

¿Hay alguien sensato en el gobierno que entienda el camino que lleva el país?

Ojala, aunque somos poco optimistas.

 

@VerdadesRumores

¡SUSCRÍBETE! La información de alto valor estratégico es una inversión para lectores inteligentes…

Tags: , , , , ,

advert
Peliculas Gratis Directorio web Gratis Musica online gratis