20 de Mayo de 2014

¡EDITORIAL! En defensa de Maduro

No pretendemos eximir al presidente Nicolás Maduro de su responsabilidad en la actual crisis que agobia a los venezolanos. Para nada es esa nuestra intención. Sin embargo, hay que ser justos con él porque la crisis no es de su completa responsabilidad. El heredó el desastre y no ha sabido corregir el desastre.

Quien pretenda hacer creer que la crisis es producto de los 13 meses de gestión de Nicolás Maduro, está diciendo una parte de la realidad. Los problemas que afectan a los venezolanos en la actualidad son el resultado de 15 años de políticas casi totalmente equivocadas.

Esta crisis tiene otro nombre y otro apellido: él es el primer responsable del deterioro de la calidad de vida de los venezolanos como efecto de problemas como la inseguridad desbordada, la escasez de productos alimenticios, el alto costo de la vida y su impacto en la economía familiar, entra muchas otras dificultades.

Con la excusa de combatir a especuladores y golpistas expropiaron y presionaron a los empresarios con cargas parafiscales y otros mecanismos. Con el argumento de hacer justicia en la distribución de las tierras, despojaron de sus tierras a productores exitosos.

Con la pretensión de convertir al Estado venezolano en un supuesto gigante de la producción, se apropiaron de empresas que eran productivas. Con la justificación de proteger las reservas del país, crearon un pernicioso control de cambio. Con esos “argumentos” por delante, arrasaron con casi todo lo que estaba en pie ¿Y cuáles son los resultados?

Los resultados son nefastos: importamos hasta jabón de baño y papel sanitario, los indicadores de productividad agropecuaria están en el suelo, la mayor parte de las empresas que no fueron expropiadas tuvieron que cerrar, la escasez de todo es inclemente contra los venezolanos y ahora ni siquiera las aerolíneas más importantes del mundo quieren vender boletos porque el gobierno no les paga.

Pero hay una consecuencia mayor en la pesada herencia que le dejaron a Maduro ¿Cuál? Le dejaron un país dividido, enemistado, con alta conflictividad y al borde de una ruptura social importante. El principal responsable fue especialista en fraccionar al país. Su verbo siempre estuvo dirigido a ese nocivo objetivo. Su legado es una bomba de tiempo que ha convertido a Venezuela en un país afectado por problemas muy graves.

Lo peor para Maduro es que tiene que acusar a otros de los males que le dejaron. No puede decir la verdad. Tiene que morderse la lengua. Por eso inventan la guerra económica y la conspiración internacional en su contra. Cuando el sabe muy bien que el desastre es responsabilidad de otro.

Para que Venezuela salga de la crisis se necesita no sólo un cambio en el modelo, sino también un cambio en el discurso. Que acepten los errores cometidos y a partir de allí es posible reconstruir lo destruido. Que admitan que las expropiaciones y apropiaciones fueron una equivocación muy corrosiva para el país.

En defensa de Maduro, el Presidente no es el único responsable de la crisis que se desarrolla en Venezuela. Hay muchos otros culpables por acción o por omisión, pero el más culpable de todos tiene nombre y apellido: Hugo Rafael Chávez Frías. Maduro es corresponsable de la crisis, pero no el principal responsable.

@VerdadesRumores

Tags: , , ,

advert
Peliculas Gratis Directorio web Gratis Musica online gratis