18 de marzo de 2019

DOUGLAS ZABALA|Cerebro escoñetao

Tenía tiempo sin escribir algo que pudiera ser de importancia para nuestros ávidos lectores de las redes y más allá, pero andaba atareado con Cerebro, escoñetando el cerebro de la represa, que Rómulo Betancourt, comenzó a construir en su primer gobierno, en los días del trienio adeco, con la idea de producir más energía que el sol.

Porque yo y no Pinky. Sencillo, Porque Pinky  sabiendo más de electricidad que Thomas Edison,  le tiene culillo a la lengua de Jorge Rodríguez, y decidió ejecutar el plan de la operación de Cerebro, desde el imperio meeesmo. Así que cuando menos lo esperaba recibí la llamada de Cerebro. Al tiro y medio arrecho, me dijo: ¡Epa Douglas!  Tu no quieres meterle conmigo un apagón a Maduro #coñoetumadre.

¡Veeerga! Cerebro y porque yo. Que te pasó con Pinky. Porque no te acompaña a conquistar  el mundo desde Venezuela. Olvídate de Pinky, Douglas,  ese anda echando chispas electromagnéticas, desde nuestra base de operaciones y esperando el santo y seña nuestro.

Y así fue que cuando Padrino López, menos lo esperaba, Cerebro y este servidor, comenzamos a poner en marcha el ataque, que jamás  imperio alguno, se había atrevido llevar a cabo contra el sistema eléctrico de un pais, en este convulsionado globo terráqueo. Eso sí, sin ser detectado y mucho menos revertido, gracias a la experticia de Pinky como  hacker, y a las bolas de Cerebro, de haberme involucrado en el apagón cibernético,  más mollejuo de toda la bolita del mundo.

Después de apartar como arroz, maleza, paja y hasta iguanas electrocutadas, por fin llegamos al corazón de esas turbinas oxidadas y convertidas casi todas en chatarra. Con el cuidado de no cortarnos y agarrar un tétano,  nos parapetamos con la complicidad de todos los trabajadores, que allí andan arrechos con el gobierno.

Primero Pinky nos hizo ver las de Caín, porque el manual para ciberataques, que le había pasao Bolton lo tenía extraviado. Por fin le envió a Cerebro  las instrucciones y como un rayo cibernético, aquel malayo ratón internauta, comenzó a desplegar todo el ciberataque, al cerebro del sistema computarizado de lo que queda del  El Guri.  Allí y encompinchao con los trabajadores,  salí yo, alicate en mano, a cortar guaya por guaya analógica hasta que comenzamos a quedar a oscuras en la misma represa y todo los alrededores.

Ya por último, a la velocidad de lo quedaba de fluido eléctrico, salimos a millón pa Caracas, a producir la segunda fase del ciberataque, ahora desde el exterior, al cerebro de conducción que queda en la capital. Aquí si se nos pusieron, las que te conté, como transformador reventao, porque esta operación estaba en manos de Pinky, y todos sabemos que ese orejudo animalito, es más agueboniao que el ministro Ernesto Villegas.

Aquí, Cerebro se la comió, porque esta segunda vía de ataque, era la vía electromagnética. Mediante dispositivos móviles, que cargaba el mal intencionado ratón en un bolso, los fue poniendo en línea con cada Estado del pais, para interrumpir y revertir cualquier proceso de recuperación eléctrica.

A mi Cerebro me dio la bola el gusto, y me dejó la responsabilidad de avisarle a Pinky, y no por boquitoki, el momento justo cuando  él, ordenaría terminar de escoñetar lo que ya había escoñetao Jesse Chacon y Motta Domínguez,  allá en el Guri. 

 

@DouglaZabala

 

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

Tags: , , , , ,

iwc replica watches rolex replica watches

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies