14 de Septiembre de 2017

ASUNTO ECONÓMICO|Venezuela y los clásicos

En las dos entregas anteriores se han desarrollado sendos contrastes entre las principales corrientes económicas y la evolución que en la materia ha tenido Venezuela; todo con el fin de buscar comprender la naturaleza del accionar político en cuanto a la lógica que sustentan sus decisiones.

Corrientes como el Mercantilismo o Fisiocratismo se centraban en uno o limitados aspectos de la dinámica económica, sin embargo luego de esta última y en búsqueda de dar respuesta a fenómenos no explicados hasta el momento, surge una corriente de pensamiento económico de las más escuchadas aunque no siempre comprendida; conocida como la Escuela Clásica cuya principal meta era establecer una relación entre en crecimiento económico y el desarrollo de una nación, pues desde mucho tiempo atrás se conocía que no puede existir una cosa sin la otra.

Por primera vez se introduce lo que en economía se denomina la Presentación Formal de un Modelo que constituye en presentar una idea considerada válida, en forma teórica, matemática y gráfica; las cuales deben ser congruentes.

Lo primero que debemos destacar es que el crecimiento económico generalmente se mide por el aumento en la cantidad de bienes finales producidos en una economía y medidos durante un período de tiempo constante (generalmente un año), que se conoce como el Producto Interno Bruto (PIB), donde por ejemplo se sabe que para el caso venezolano el mismo para fue de 257.983 millones de Euros para el año 2012, 171.687 millones de Euros para 2013, 162.059 millones de Euros para 2014, y 234.420 millones de Euros para el año 2015; nótese que se utiliza el Euro para tratar de ir buscando otra moneda de comparación distinta al Dólar americano, sin embargo las cifras son igualmente dramáticas indistintamente de la moneda de comparación utilizada.

Igualmente el desarrollo de un país se puede cuantificar al determinar cómo las medidas gubernamentales repercuten en el bienestar social de sus habitantes, más específicamente lo que se considera como pobreza y pobreza extrema, además del acceso a otros componentes sociales.

Dado lo anterior al contrastar la realidad venezolana, el modelo clásico tampoco parece explicar el accionar político – económico pues aunado a la conclusión que se sabe o infiere sobre la capacidad productiva del mercado, se pueden agregar dos medidas de comparación sobre el bienestar venezolano, las cuales fueron explicadas con mayor detenimiento en una oportunidad anterior; la primera no es más que se considera pobre a quien subsista diariamente con el equivalente a menos de 2 Dólares Americanos y pobreza extrema a quien lo haga lo mismo con el equivalente a menos de 1 Dólar Americano (aquí no se puede evadir la moneda de comparación pues constituye un estándar internacional).

La pobreza social también puede ser concebida como las personas que presentan carencias en dos o más de las siguientes categorías: vivienda, servicios básicos, educación, empleo y protección social; y estándar de vida.

De aquí en adelante saque usted sus propias conclusiones, que mientras tanto seguiremos tratando de entender la teoría económica que sustenta el accionar económico venezolano… si es que se puede.

 

Aníbal Araque|@econ_araque|Economista|Perito|Asesor

economia-integral@hotmail.com

¡SUSCRÍBETE! La información de alto valor estratégico es una inversión para lectores inteligentes…

Tags: , , , , , ,

advert
Peliculas Gratis Directorio web Gratis Musica online gratis