26 de Abril de 2018

ASUNTO ECONÓMICO|Propuestas antagónicas

A propósito de la futura (¿?) contienda electoral en Venezuela es indudable que lo referente al tema económico cobra especial relevancia, pues la situación que se experimenta cubre cualquier ámbito que se pueda considerar ya que lógicamente se requiere de recursos para satisfacer las necesidades, sin embargo dentro de nuestro territorio ese requerimiento de recursos crece a un ritmo alarmante.

En esta oportunidad vamos a considerar la propuesta quizá de mayor relevancia como lo es la llamada Dolarización, tema este que ha despertado pasiones y enfrentamientos dentro de lo que se cree es una misma tendencia política, ¿Las razones? Pasaremos a considerarlas a continuación.

Para impulsar tal propuesta se toma en consideración un principio económico como es lograr la estabilización ya que en mercados altamente inflacionarios es impensable el logro de un equilibrio así que lo primero a realizar es tratar de detener o frenar el fenómeno y a partir de ahí poder tomar los sucesivos correctivos; por esto dado que el mercado interno parece estar dolarizado de hecho en cuanto a precios y costos más no en cuanto a ingresos, dolarizar impulsaría paulatinamente la estructura de ingresos y por esto se comenzaría a trabajar en términos iguales.

Los proponentes también han establecido el uso de las reservas internacionales existentes (si es que efectivamente las hay) como medio de financiamiento, estableciendo un tipo de cambio ya determinado, y donde paradójicamente la brutal devaluación experimentada facilitaría la implementación de tal medida.

En resumen, visto desde lo anterior, es evidente el atractivo de la propuesta cosa que se potenciada debido al clima ya existente donde según el vulgo los precios y tarifas se mueven al ritmo del tipo de cambio.

Contrariamente a esto existe otra tendencia que adversa la Dolarización como una medida factible y las razones son más concretas, destacando el acceso a los recursos necesarios para lograr sustituir el Bolívar Fuerte o Soberano (o como quiera que sea) por la moneda norteamericana, para esto y como muy seguramente el órgano emisor (la Reserva federal) se oponga a financiar la aspiración venezolana, entonces será el Estado venezolano quien debería hacerlo, para esto ya existen los cálculo necesarios y en los cuales se ha prefijado un tipo de cambio que igualmente estaría por verse su origen.

Otra de las críticas está en la pérdida de autonomía del banco Central de Venezuela, pues el mismo es quien teóricamente fija la política monetaria de la nación y la economía al estar direccionada por otra moneda automáticamente deja de ser necesario su funcionamiento, a menos bajo términos actuales; por tal razón de ser necesario ajustes importantes en la política económica como por ejemplo la fijación de nuevas tasas de interés, esto sería imposible por las razones antes descritas.

Existen también ciertas limitantes como lo es la norma constitucional donde se establece el Bolívar como “la unidad monetaria de la República Bolivariana de Venezuela…” (Art. 318 CRBV) por lo tanto si es que se pretende seriamente seguir adelante, lo recomendable por este servidor sería crear o establecer la llamada libertad monetaria cosa que no es más que dejar que cada persona (natural o jurídica) decida la moneda en la cual desee tener sus reservas.

Igualmente destacable es considerar como errada la idea de acostarse teniendo Bolívares y despertarse teniendo Dólares, pues el proceso podría tomar (en el mejor de los casos) unos seis meses, ya que se deberá esperar que el flujo de Dólares ingrese al mercado vía empresa privada y su posterior distribución en el mercado.

Finalmente está en sus manos estimado lector, decidir sobre el tema y poder realizar las exigencias necesarias.

 

Aníbal Araque|@econ_araque|Economista|Perito|Asesor

economia-integral@hotmail.com

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

Tags: , , , , , , ,

advert
Peliculas Gratis Directorio web Gratis Musica online gratis