19 de Abril de 2018

ASUNTO ECONÓMICO|Niveles de malestar

Muy seguramente al observar la palabra malestar de manera inmediata su razonamiento lo lleva a ubicarse en el contexto de alguna patología física que puede manifestarse de distintas maneras; sin embargo al considerar el tema económico las realidades, como veremos a continuación no están tan alejadas de la idea.

El cuerpo humano es un organismo bastante complejo, en el mismo funcionan de manera cíclica e interconectados varios sistemas que deben relacionarse de manera armónica para considerar su estado general de salud como bueno o excelente, análogamente a esto conviene considerar la existencia de medicamentos de libre comercialización, mientras que otros requieren una prescripción facultativa para su venta.

Ahora bien, dentro del cuerpo humano pueden darse condiciones que ocasionen distintos tipos de malestar incluso es bien sabido que hasta las preocupaciones pueden tener repercusión en el aspecto físico del ser humano; pero en general el malestar posee distintos niveles según sea el caso.

Si consideramos cualquier país como un cuerpo, encontraremos que dentro del mismo funcionan de manera interrelacionada distintos sistemas, los que también deben estar en armonía para que se considere el bienestar de la sociedad; podemos entonces hablar del sistema judicial, educativo, sanitario, infraestructura, seguridad personal y así una serie de sistemas que se constituyen neurálgicos para la satisfacción de todo tipo de necesidades y requerimientos.

Existe dentro de la ciencia económica lo que se denomina “Socialismo de Mercado” que básicamente constituye la unión del modelo socialista con la economía de mercado ¿Le parece antisonante? ¿Ha escuchado la frase “arroz con mango”? Quizá si, quizá no; pero ya veremos

Dentro del Socialismo de Mercado existen distintos niveles, comenzando con el Modelo de Lange caracterizado por la propiedad púbica de los medios de producción (llámese cooperativismo), también tenemos el Modelo de Schweickart con la preponderancia del control obrero de los medios de producción, y finalmente el modelo de Hodgskin (con aportes de Carson) con su propuesta de aplicar una especie de reingeniería para lograr que las empresas o los medios de producción dejen de buscar objetivos económicos, para volcar sus esfuerzos a la consecución de objetivos sociales.

Es decir según el socialismo de mercado, la penetración del Estado (en la figura del Gobierno) se puede dar en distintos niveles, pero indudablemente cuando este último traspasa su función de regulador al de interventor, tendrá como resultado un malestar social que a pesar de su nivel no pierde su característica de malestar, cosa delicada y hasta inmoral cuando el llamado fuerte jurídico es quien la provoca e impulsa.

Estando ya en la situación ¿Qué puede hacer ese organismo para combatir tal malestar? Pues he aquí un dilema, ya que por un lado existen malestares que se superan solos con el paso del tiempo, mientras que otros requieren tratamiento especial o una especie de intervención con recursos no naturales o no tradicionales, exógenos o como quiera que usted desee concebirlo.

Recuerde entonces para futuras oportunidades (porque seguramente vendrán) que las propuestas de naturaleza política deben ser analizadas con detenimiento ya que de ellas depende el nivel de bienestar o malestar que experimente la sociedad.

 

Aníbal Araque|@econ_araque|Economista|Perito|Asesor

economia-integral@hotmail.com

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

Tags: , , , , ,

advert
Peliculas Gratis Directorio web Gratis Musica online gratis