1 de Febrero de 2018

ASUNTO ECONÓMICO|Las preferencias reveladas

La revelación de cualquier aspecto puede realizarse de manera explícita o implícita, deductiva o inductiva, pero siempre se tienen indicios o indicadores de aquello que se desea, piensa o siente.

Entender aquello que se plantea implica comprender el contexto en el cual se desenvuelven los actores de una sociedad, ejemplo de ello es saber cómo los modelos buscan adaptarse a los cambios impulsados por esa misma sociedad, o dicho de otra manera, las sociedades mediante su accionar se asocian en grupos de presión para buscar adaptar el funcionamiento de las instituciones a sus requerimientos.

A nivel social el primer modelo organizado y conocido en la búsqueda de la superación personal es el modelo academicista signado por la era filosófica donde la comprensión del mundo pertenecía a aquellos cuyas ideas se consideraban preponderantes, luego de ello e impulsado por la revolución industrial ocurre el surgimiento de un modelo tecnicista con estructura mucho más rígida y ajustada en gran manera a la visión capitalista de la sociedad, posteriormente la corriente humanista otorgando derechos y destacando fortalezas a esa masa trabajadora fundamental en el modelo anterior, y más allá de eso surge el modelo socio – productivo que contrario al tecnicismo establece las bases de lo que aún hoy se conoce como socialismo.

De lo anterior se puede asegurar que cada modelo en sí mismo constituye y crea su propio modelo educativo, ya que la educación siempre busca ideologizar, cosa está que formalmente se realiza mediante el establecimiento de los diseños curriculares, es decir se realiza de manera explícita.

Ahora bien ¿Que sucede cuando un modelo desea ideologizar de manera implícita? ¿Cuáles son las señales de tal cosa?

La respuesta a lo anterior se puede evidenciar en la conducta de los entes, es decir cada institución demuestra lo que desea mediante su accionar, esto debe ser respaldado por el uso de los recursos disponibles, especialmente los financieros; es por esto que cuando se diseña la estructura presupuestaria de una nación esta nos da a entender que se desea realizar o a donde apuntan las prioridades.

En el caso venezolano el presupuesto aprobado para el año 2018 (sin considerar los mecanismos utilizados) se distribuyen en: 72 % a la inversión social, el 22,5 % a la educación pública y el 5,5 % al sector de la salud; pero ¿Qué puede indicar lo anterior?

Considerando la distribución y a la vista de los acontecimientos en meses recientes (recordemos que esto fue anunciado a finales de Noviembre del 2017) colocaremos solo un ejemplo, el cual es lo anunciado para el presente año respecto a diversas entregas de distintos bonos mediante asignación directa a los beneficiarios, lo que se incluye dentro de la categoría “inversión social” y si consideramos que toda inversión debe originar beneficios (ganancia o retorno) cabe preguntarse ¿Cuáles serán estos? y a menos que tenga alguna explicación lógica, se trata de una medida más representativa del modelo Keynesiano cacareadamente criticado por su naturaleza capitalista.

Se conoce también que una característica común para los países desarrollados es la importancia adosada a sus respectivos sistemas educativos, por lo cual destinar menos de una cuarta parte del presupuesto para tales fines indica el nivel de importancia que tiene tal variable dentro del modelo actual, cosa que puede tener explicación en varias cosas, pues puede ser que se conoce la gran cantidad de jóvenes en edad de escolarización que han emigrado del país, o los niveles de deserción escolar, o que simplemente pasa a segundo plano; eso sin considerar montos de recursos adeudados de ejercicios anteriores.

Finalmente al considerar el porcentaje destinado a la salud se podría resumir en una sola frase… intente mantenerse lo más sano posible.

Entonces, el “sistema” nos enseña de manera implícita lo que se pretende implementar, que sería algo como: invertir parasitariamente en actividades con poco o nulo retorno, cosa lógica debido a que la preparación formal queda en segundo plano, y procurando que nadie se enferme.

¿Triste? ¿Agradable? ¿Lógico? ¿Razonable? Quien sabe, pero recuerde que solo las sociedades organizadas poseen la capacidad de impulsar los cambios que requieren.

 

Aníbal Araque|@econ_araque|Economista|Perito|Asesor

economia-integral@hotmail.com

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

Tags: , , , , ,

advert
Peliculas Gratis Directorio web Gratis Musica online gratis