7 de Septiembre de 2017

ASUNTO ECONÓMICO|La Venezuela fisiócrata

“La tierra es la fuente o materia donde toda riqueza se produce…” La frase anterior es un fragmento determinante del Ensayo sobre la naturaleza del comercio escrito por Ricardo Cantillón quien en esta oportunidad es pieza fundamental para lo que se piensa tratar.

Cantillón nació y creció en pleno auge de la corriente mercantilista, su obra destaca dada la dinámica social imperante para la época pues en medio de ella tuvo el “atrevimiento” de oponerse al orden de pensamiento existente, cosa que expresó en la obra inicialmente mencionada.

Buena parte de ella representa lo que se conoce como Fisiocratismo, corriente marcada por varios aspectos, destacando la NO intervención del Estado en las actividades económicas, la preminencia de la agricultura, y finalmente dejar que el intercambio económico signado solo por las ventajas competitivas y comparativas de cada nación.

Nuevamente trataremos de contrastar lo anterior con la realidad existente en Venezuela, dada la ideología política marcada por un discurso económico nunca antes visto en el país y donde se busca comprender (así sea por descarte) el accionar que este ámbito se viene experimentando.

Los fisiócratas (en oposición a concepción mercantilista) concebían la agricultura como el eje principal de la economía nacional ya que la riqueza de la misma provenía de los recursos disponibles y no del intercambio económico, aunado a esto concebían el trabajo del agricultor como la única actividad que produce más de lo que le representa en términos de ingreso.

Ahora bien en Venezuela se viene experimentando una economía de puertos, y tal como fue expresado por el presidente de la Sociedad Venezolana para el Combate de Malezas, ingeniero Werner Gutiérrez; nuestro país paso de importar 1200 millones de dólares en alimentos para 1998, a importar 8000 millones de dólares por el mismo concepto para el año 2013, y se menciona este año ya que es el último del cual se tienen cifras más o menos completas.

Igualmente destacable es el aspecto inherente a la intervención estatal en los asuntos económicos, pues tal y como se expresó con anterioridad, los fisiócratas se oponían radicalmente a dicha práctica, sin embargo la actual gestión de Gobierno nacional mantiene control sobre el manejo de cualquier variable económica existente dentro del mercado, pasando por el monto de las transacciones bancarias, hasta la cantidad de alimentos que se consumen.

Finalmente en cuanto a la economía de puertos, Venezuela con la moneda nacional depreciada debido a inflación experimentada ofrece sus productos a precios atractivos para el mercado internacional, pero ¿Qué productos? ¿Será que se produce algo con capacidad de exportación?

Para completar el punto anterior parece necesario considerar que dados los últimos acontecimientos en al ámbito político internacional parece complicado encontrar alguna nación dispuesta a concretar negocios efectivos con Venezuela, más allá del tema petrolero, que se sabe está regulado por convenios internacionales.

En resumen, el Fisiocratismo no parece ser la respuesta al accionar económico de la actual gestión de gobierno, así que en los próximos artículos seguiremos tratando de contextualizar la realidad con la teoría existente.

 

Aníbal Araque|@econ_araque|Economista|Perito|Asesor

economia-integral@hotmail.com

¡SUSCRÍBETE! La información de alto valor estratégico es una inversión para lectores inteligentes…

Tags: , , , , , , ,

advert
Peliculas Gratis Directorio web Gratis Musica online gratis