22 de Marzo de 2018

ASUNTO ECONÓMICO|La infraestructura ideológica

Cada día es más común observar y a veces palpar como desde ciertos flancos políticos se pretende desvincular la relación entre las acciones y sus consecuencias, es más parece bastante preocupante leer y escuchar como la situación país parece ser el resultado de la nada cuando políticamente se controla todo; y al parecer la justificación según el grupo políticamente dominante (no necesariamente la mayoría) se puede encontrar en factores externos sobre los cuales se tiene poco o ningún control.

Ante lo anterior cabe la interrogante ¿Qué nos queda? ¿En manos de quién está el país? ¿Quién controla que cosa? Pero más allá de eso, si nadie es responsable de nada ¿Cómo llegamos a este punto? Al parecer es bastante improbable rectificar algo si como sociedad parecemos no ser capaces de adosar responsabilidades… en resumen, la sociedad venezolana parece estar en un limbo donde no existe control de nada y reina la nada.

Ahora bien, supongamos que el país ideológicamente hablando se divide dicotómicamente entre dos tipos de estructuras residenciales, una es lo que se conoce como “casa-quinta” y otra (sin el más mínimo atisbo despectivo) lo que se conoce como “rancho”; la primera de ellas se cree es producto de factores bien planificados, son bastante agradables, por lo general las medidas de sus espacios para igual uso son bastante similares; y lógicamente su costo es algo elevado.

En el mismos orden de ideas se cree que la segunda categoría de las dos mencionadas es el resultado de diversos factores entre los cuales destacan dos; la falta de recursos necesarios para construir algo de mejor calidad, y la inmediatez en cuanto a la cobertura de necesidades; es decir la gran mayoría de quienes habitan tales estructuras lo hacen porque no poseen los recursos suficientes para adquirir o construir una edificación de mayor calidad, o porque la necesidad de vivienda es tan apremiante que es la única que pueden levantar en el lapso de tiempo requerido.

Al extrapolar las consideraciones anteriores a la realidad venezolana ¿Qué relación puede encontrar?

Inicialmente se puede pensar en que como sociedad hemos pasado drásticamente de vivir, habitar o coexistir en una casa-quinta, para ser mudados de manera forzada a un rancho que parece estrecharse cada vez más; todo esto soportado en un modelo ideológico que parece implementar cambios o tomar decisiones de las cuales nadie parece ser responsable.

Venezuela se ha convertido en un rancho donde al menos desde la perspectiva económica sus bases son bastante endebles siendo uno de sus principales referentes las reservas internacionales que han pasado de 16.330 millones de dólares americanos, para el 04 de enero de 2016 a 9.458 millones de dólares americanos, para el 20 de marzo de 2018.

Supongamos ahora que se desea acceder a una vivienda de mejor categoría, y para eso se piensa en adquirir una deuda (vía préstamo) ya sea para construcción o adquisición ¿Se atrevería usted a financiar la misma? ¿Qué garantías cree le daría Venezuela? Obligatoriamente se tiene que evaluar su historial crediticio, sus ingresos esperados y su solvencia económica; por lo cual parece bastante improbable dar una respuesta positiva.

Agotada la opción anterior, solo queda acceder a la vivienda esperada mediante los ingresos propios, es decir, el fruto de nuestro trabajo, pero ¿Qué actividad puedo desarrollar? ¿Será que se tiene el capital suficiente para realizar un emprendimiento? Podemos mencionar nada más a modo de referencia lo presentado por la Fundación Heritage para el año 2018 referente al Índice de Libertad Económica donde Venezuela ocupa el puesto 179 de 180 considerados, solamente superando a Corea del Norte.

Tristemente la palabra “rancho” es sinónimo de pobreza, cosa que a la luz de la realidad no es tal cosa, pero quizá la mayor pobreza, la más importante y representativa es la mental debido a que de esa difícilmente se sale, pues es el producto de una bizarra combinación de ideologización política, falta de recursos y escolarización; aquí nuevamente conviene mencionar las declaraciones ofrecidas por el presidente del Colegio de Profesores del Estado Táchira Javier Tarazona (http://otrasvoceseneducacion.org/archivos/252033) según el cual la deserción escolar ronda el 78 % y se espera que al finalizar el año 2018 superará los 580.000 estudiantes solo en el sistema público; más grave aún parece ser el hecho que en los últimos 10 años más de 1.100.000 estudiantes han abandonado el sistema educativo.

Finalmente ¿Qué pensaría usted de un jefe de familia que teniendo recursos económicos en grandes y enormes cantidades, los dilapidó llevando a su familia de una quinta a un rancho? ¿Le suena conocido? Y no solamente es eso, sino que sabiendo la situación en la cual colocó a cada integrante de su grupo familiar incurre repetitivamente en dos prácticas bastante reveladoras de su talante, la primera es tratar de pintar o maquillar cada espacio de la vivienda para dar una impresión de algo que en profundidad no es; y en segundo lugar criticar, despotricar o criminalizar a los integrantes de su familia que deseen salir de dicha vivienda a una de mejor calidad.

Conviene entonces hacer un esfuerzo extra para volver a tener las condiciones ya conocidas y asegurar que las futuras generaciones puedan habitar ideológica y socialmente en viviendas realmente dignas y con bases mucho más sólidas, que igualmente puedan soportar un crecimiento vertical sostenido y dejar atrás los vestigios de un pensamiento fracasado representado en cifras poco acordes al ideal de un mundo moderno.

 

Aníbal Araque|@econ_araque|Economista|Perito|Asesor

economia-integral@hotmail.com

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

Tags: , , , ,

advert
Peliculas Gratis Directorio web Gratis Musica online gratis