10 de Agosto de 2017

ASUNTO ECONÓMICO|Cuando la conducta habla

La economía puede ser entendida de diversas maneras, sin embargo una de las menos tratadas pero más experimentada por la sociedad es lo que la conducta de los actores económicos nos deja ver, en este caso mencionaremos varios ejemplos que sin lugar a dudas nos permitirán concluir sobre lo que para algunos constituye una falacia, para otros una gran verdad y algunos el simple resultado de una corriente de pensamiento.

Tomemos inicialmente algunos productos de la canasta básica, de los cuales desea adquirir algunos sin necesidad de realizar largas colas, entregar su cédula de identidad y sortear cualquier cantidad de obstáculos, adicionalmente se sabe que los mismos en cualquier calle o avenida del país pueden ser adquiridos con precios equivalentes de hasta 20 veces su precio de venta aprobado.

Digamos ahora que usted desea adquirir un vehículo para uso personal en las mejores condiciones posibles, preferiblemente nuevo; lo más seguro es que deba recurrir al mercado secundario o dicho en otras palabras comprar un vehículo usado.

Ahora consideremos lo que ocurre con el manejo de efectivo, si usted asiste a cualquier institución bancaria sea pública o privada y desea retirar digamos un monto relativamente alto (mayor a Bs. 300.000) probablemente le sea negado; sin embargo de manera más sencilla podrá obtener dicha cantidad o hasta más mediante uno de los llamados “avances de efectivo” claro está previo pago de un porcentaje por dicha operación, es decir deberá cancelar un “precio del dinero” o también conocido como la tasa de Interés, o dicho de manera más cruda, estará pagando un préstamo sin que deje correr ningún período de tiempo.

Consideremos entonces los efectos perniciosos que trae a la economía tales prácticas y comparémoslo con la cantidad de recursos que se requiere para tratar de detener las mismas (cosa que en la realidad nunca ocurre); seguramente nos daremos cuenta que la ineficiencia del sistema parte desde la concepción técnica, pues no se atacan los problemas desde su origen, es decir los controles son extemporáneos y sus efectos se trasladan inevitablemente aguas abajo hacia toda la sociedad.

Finalmente se puede concluir que al menos en materia económica esos correctivos extemporáneos se convierten en simples mecanismos ineficientes, pues utilizan recursos que contrario a su justificación solo agravan aquello que pretenden corregir; de igual manera y algo repetido hasta la saciedad es que en economías volátiles y altamente inflacionarias el mercado siempre se ajusta más rápido a las medidas ineficientes que pretenden corregirlo, creando estructuras e instituciones paralelas mucho más eficaces que aquellas legalmente establecidas.

Entonces cada vez que usted desee comprar algún producto de la cesta básica, cada vez que desee adquirir un carro nuevo, cada vez que desee utilizar un jabón de tocador de su preferencia, cada vez que necesite dinero en efectivo y aun siendo suyo no pueda obtenerlo en la institución bancaria que sirve de custodio, recuerde una cosa ¿Existe una verdadera Guerra Económica? La respuesta quizá pueda ser Si, pero ¿De quién es la culpa? ¿Quién tiene el poder para solventar las situaciones? ¿En manos de quién están las instituciones? He ahí el dilema que todos analizan, pero pocos se atreven a responder.

 

Aníbal Araque|@econ_araque|Economista|Perito|Asesor

economia-integral@hotmail.com

¡SUSCRÍBETE! La información de alto valor estratégico es una inversión para lectores inteligentes…

Tags: , , , ,

advert

Fatal error: Uncaught Error: Call to undefined function get_long_ad() in /var/www/html/verdadesyrumores.com/wp-content/themes/deliciousmagazine/single.php:170 Stack trace: #0 /var/www/html/verdadesyrumores.com/wp-includes/template-loader.php(74): include() #1 /var/www/html/verdadesyrumores.com/wp-blog-header.php(19): require_once('/var/www/html/v...') #2 /var/www/html/verdadesyrumores.com/index.php(17): require('/var/www/html/v...') #3 {main} thrown in /var/www/html/verdadesyrumores.com/wp-content/themes/deliciousmagazine/single.php on line 170