ASUNTO ECONÓMICO|Acciones, sanciones y emociones | Verdades y Rumores | Diario Digital
27 de Julio de 2017

ASUNTO ECONÓMICO|Acciones, sanciones y emociones

Supongamos que usted vive en una sociedad tan avanzada tanto en lo moral como en lo económico, una sociedad donde el altruismo forma parte intrínseca de la misma, donde sus estándares para el intercambio de necesidades se basan en la satisfacción de su similar y no en el supuesto valor de lo que dice poseer.

Según esta última característica con total facilidad se podría prescindir del dinero pues claramente usted siendo propietario de una casa vacacional en la Isla de Margarita pudiese intercambiar una semana en la misma por un servicio de Spa y Masaje para su cónyuge, o simplemente recibir un teléfono celular de última generación como pago por una asesoría en materia crediticia, ahora bien ¿Parece lógico? ¿Cree esto probable? o más allá de eso ¿Le parece razonable?

De ser su respuesta negativa (como probablemente ocurra) usted es un simple actor económico al igual que la gran mayoría de todos los Homo Sapiens que conviven en este planeta, por eso siempre trata de sacar el máximo provecho de lo que posee al utilizar lo menos posible para la satisfacción de sus necesidades.

Dicen por ahí que toda acción produce una reacción y aunque la afirmación está más relacionada en el ámbito de la física, no escapa de lo social, pues interacción de las personas aunque de manera consciente no se sepa siempre obedece a estímulos, los cuales bien diseñados o adecuadamente aplicados pueden originar la reacción esperada.

Ubiquémonos ahora en el típico caso de dos niños jugando en el parque y en cuya interacción existe uno más fuerte o amenazante que otro, por lo tanto este último sabiendo su condición favorable aprovecha la misma y somete al primero; sin embargo a lo lejos otro niño de mayor edad observa la situación, y por ser mucho más fuerte y poderoso que cualquiera de los presentes, decide intervenir y tratar de subsanar la situación al hacer que el abusivo retroceda ¿Qué opinión le merece? ¿Abuso, injerencia, justicia? o simplemente ¿Se metió donde no debía?

Eso estimado lector es el ejemplo perfecto de un estímulo social, que para muchos puede constituir lo que en términos de relaciones internacionales se llama sanción con aprendizaje, pues la historia ha demostrado (al menos en el caso caribeño) que sancionar al parque y todo el que esté dentro de el no cambia nada, más sancionar a quienes abusan dentro del parque puede hacer la diferencia.

Lógicamente la primera reacción emocional del abusivo es resistirse, ofender y quizá hasta revelarse por un momento; pero sin embargo la fortaleza al final siempre termina imponiéndose, más aún cuando el abusivo no conoce otro lenguaje.

Como podrá darse cuenta los estímulos forman parte de la economía, la sociedad y hasta la política, incluso hasta en la naturaleza; inclusive tome en cuenta que algunas veces al observar un león rugiendo fieramente, puede ser que esté herido y no fortalecido.

Aníbal Araque|@econ_araque|Economista|Perito|Asesor

economia-integral@hotmail.com

¡SUSCRÍBETE! La información de alto valor estratégico es una inversión para lectores inteligentes…

Tags: , , , , ,

advert
Peliculas Gratis Directorio web Gratis Musica online gratis