ALFONSO HERNÁNDEZ|Un país enfermo | Verdades y Rumores | Diario Digital
4 de Mayo de 2018

ALFONSO HERNÁNDEZ|Un país enfermo

Al tratar de entender desde la Ciencia Política lo que actualmente está ocurriendo en el país, termino concluyendo que nos hemos convertido en una sociedad de cómplices, donde los ciudadanos, los medios de comunicación, los empresarios, los gremios, la iglesia entre otras organizaciones del tercer sector somos corresponsables de lo que nos ocurre, ya que en situaciones normales, en un país normal la mediocre clase política que nos gobierna ya estuviera despedida y tras la rejas,  responsables directos de las pésimas condiciones políticas, económicas y sociales de la nación, que  no tienen justificación, ni excusa argumentativa, simplemente somos un país enfermo.

En este país enfermo, los políticos se han convertido en los principales pacientes con patologías psiquiátricas, son mitómanos por naturaleza, ellos son el gran problema del país, dueños de la corrupción, del abuso del poder, de su mar de contradicciones, deambulando por callejones sin salida y llevando al despeñadero a sus seguidores, hablan de crisis, de un pueblo que pasa hambre, de sacrificios revolucionarios, mientras campanean un whisky 18 años y ostentan de sus privilegios, de sus espacios de fama y poder, sirviéndose de las arcas del Estado, mientras el pueblo muere de mengua.

Aunque somos un país, que padece una de la crisis económica más grave de América Latina, donde los niveles de desnutrición, pobreza, desabastecimiento, escasez, deserción escolar, pobres niveles de calidad de vida, aunado a los problemas del servicio eléctrico, transporte público, salud, recolección de basura, entre otra cantidad de problemas que se presentan en los tres niveles de gobierno; los presupuestos públicos no se reingenian, no se aplican reducción de costos, no se reducen las partidas suntuarias, no hay un plan rector dentro de la economía para atender la crisis, al contrario, la clase política vive en una burbuja, donde aún mantienen sus gastos para camionetas último modelo, escoltas, banquetes, viajes al extranjero y una vida de privilegios, mientras las pensiones y salarios son cada día insuficientes para poder vivir en un país enfermo.

En un país enfermo, los candidatos presidenciales aunque se presentan como adversarios, son aliados estratégicos, son parte de la pantomima para hacer creer al mundo que en Venezuela funciona la democracia, sin embargo ningún candidato levanta su voz en contra de la corrupción ya que han sido parte de ella, alguno hasta arrestado estuvo por deshonesto y a la vez predicaba la palabra de Dios; tampoco señalan la exacerbada sumisión del Estado ante el poder militar, ya que los candidatos que vienen del seno de las fuerzas armadas no pueden traicionar a su logia, son subordinados infiltrados y serán recordados como el candidato de la gallina; el caso más patético es el de un candidato presidente que promete resolver los problemas que el mismo creo y ha sido protagonista durante 20 años de la hecatombe de la nación, realmente debo afirmar que son unos políticos muy enfermos, podrían considerarse enemigos de la patria y del pueblo.

Estos políticos enfermos, son los que constantemente violan la constitución que ellos mismos crearon,  juegan con la necesidad del pueblo, pretenden conseguir votos bajo la manipulación, el miedo y el chantaje, asfixian a los ciudadanos hasta convertirlos en mendigos de las migajas que ofrece el partido de gobierno con el dinero del Estado, reparten privilegios a empresarios acomodados y cómplices del crimen, amenazan con el poder judicial y la policía política a quienes nos atrevemos a denunciarlos, se creen dueños de la nación, sin embargo debo destacar que son el cáncer de Venezuela, de un país que manejan sin decoro, sin ética, ni responsabilidad, ya que se han convertido en los reyes de la indecencia de un país enfermo.

Finalmente, la metástasis que carcome a la clase política no tiene salvación, tanto de los que se hacen llamar demócratas opositores y solo son títeres del régimen, como los que se ufanan ser revolucionarios, pero viven mejor que los banqueros millonarios, realmente esta pobre clase política no tiene salvación, terminarán como los parásitos comiéndose unos con otros. Por lo pronto está surgiendo una nueva generación que podrá atender a este país enfermo.

 

@AlfonsoZulia|Politólogo|Abogado|dialogopublico@gmail.com

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

Tags: , , , ,

advert
Peliculas Gratis Directorio web Gratis Musica online gratis