ALFONSO HERNÁNDEZ|La mayoría silenciosa | Verdades y Rumores | Diario Digital
29 de Septiembre de 2017

ALFONSO HERNÁNDEZ|La mayoría silenciosa

A solo dos semanas de  realizarse las elecciones regionales en Venezuela, el ambiente político se percibe totalmente aburrido, el guión es el mismo, gobernantes realizando promesas de cosas que han dejado de hacer durante su gestión de gobierno y candidatos a gobernar embarrados en la demagogia electoral para sumar voluntades, de ganar votos y tratar de diferenciarse de los primeros. La campaña electoral es mediocre, no hay debates, propuestas, ideas, razones que inspiren a la ciudadanía a comprometerse con un mensaje político, podría decirse que estamos ante la decadencia de la clase política.

Ante este escenario, las estrategias de los comando de campaña se ven afectadas por el factor tiempo, la desesperación se manifiesta en el mercantilismo político de los gobernantes, para animar sus estructuras electorales y en el esfuerzo que tratan de hacer los partidos políticos para despertar el voto castigo y motivar a la gente a movilizarse, sin embargo los niveles de decepción son vox populi, el venezolano común está concentrado en resolver su día a día, su necesidad alimentaria, el problema del efectivo, del transporte, de la inseguridad, es decir de su sobrevivencia, quedándole poco tiempo para política y políticos.

Las condiciones de vida del venezolano cada día es más deprimida representada en un permanente deterioro, los pobres son más pobres y la clase media se ha ido empobreciendo, de igual forma está pasando con las ofertas políticas visibles, los partidos que representan la continuidad en el poder, se han quedado sin mentiras y excusas para la poca gente que los sigue y los partidos que representan a las mismas castas políticas y económicas del pasado, carecen de ideas de vanguardia, son un punto y seguido, es decir más de lo mismo (caciquismo, nepotismo, compadrazgo) tan anémicos como los otros.

Sin embargo, vienen surgiendo otros actores políticos que a través de su irreverencia se han desmarcado la clase política tradicional, que aunque no ganarán las elecciones están rompiendo paradigmas y se están convirtiendo en candidaturas del cambio radical, distintas de los acostumbrados pactos ominosos, en donde se reparten cargos de gobierno, maletines de dinero, contratos públicos, entre otras prebendas a costa del presupuesto del Estado, para beneficiar “revolucionarios de nuevo cuño y embaucadores justicieros, opacos de lumbre mental”.

Ciertamente, los partidos que se están acordando en conversaciones y acuerdos tras bastidores con el gobierno serán los que entren al juego de la repartición de las gobernaciones durante los próximos días, sin embargo no habrá cambio alguno, ya que son la misma manada de hombres que como hienas y aves carroñeras devoran los presupuestos públicos en menoscabo de los ciudadanos, financian sus partidos políticos a costa de las arcas del Estado y utilizan los espacios de poder para el mantenimiento del sistema y de su red clientelar, de sus familias y aliados políticos, en detrimento de la institucionalidad democrática.

Y aunque el futuro pareciera ser muy gris, será un arcoíris, acompañado de un aluvión que no solo se llevará a esta clase política representante de la ineptocracia que hoy nos gobierna, también arrastrará a quienes han sido cómplices por acción u omisión de tanta mediocridad, por lo pronto los cambios serán lentos, pero el fuego avivará los nuevos liderazgos que construyen proyectos comunes con la gente, por encima de los intereses de la partidocracia, que asumen la política con decencia y dignidad, líderes irreverentes, inteligentes, creativos, defensores de sus principios, que creen en Venezuela y en sus potencialidades, que han entendido que cuando los de abajo se mueven los de arriba se caen, porque la política cambió y el país también va a cambiar.

Finalmente, nos corresponde a todos los venezolanos que apostamos por un mejor país, apoyar los líderes que construyen puentes de esperanzas, los que trabajan por devolverle el valor a la política y la ilusión a los ciudadanos, por quienes han entendido los deseos de cambio de la gente y se han desmarcado de quienes han hecho de la política un negocio, enriqueciendo a sus familiares y amigos y dilapidando la confianza y el inmenso poder que les entrego el pueblo.

¡Llegará la hora de la mayoría silenciosa!

 

@AlfonsoZulia|Politólogo|Abogado|dialogopublico@gmail.com

¡SUSCRÍBETE! La información de alto valor estratégico es una inversión para lectores inteligentes…

Tags: , , , , ,

advert
Peliculas Gratis Directorio web Gratis Musica online gratis